Un acto de resistencia, el que mujeres escriban en lenguas originarias: Bautista

Un acto de resistencia, el que mujeres escriban en lenguas originarias: Bautista
Susana Bautista durante su ponencia, la cual estuvo enfocada en el desarrollo de la mujer en lenguas originarias ■ foto: andrés sánchez

■ Ofrece la investigadora conferencia en el Museo Zacatecano

 

Ser mujer, indígena y dedicarse a la literatura en lenguas originarias. Ellas, las exponentes de la escritura en lenguas mexicanas, “se prepararon para tomar la literatura, la escritura, como un acto de resistencia”, aseguró Susana Bautista Cruz, poeta e investigadora.

Con su participación este lunes en el patio del Museo Zacatecano, comenzó el segundo encuentro de literatura y oralidad en lenguas mexicanas y su ponencia estuvo enfocada en “el desarrollo de la mujer en lenguas originarias”.

El activismo y la ruptura empieza en sus comunidades, expuso la académica, debido a que estas escritoras pertenecen a poblaciones en las que las posibilidades de estudiar y salir para las mujeres son muy pocas.

Una vez que dan el paso de prepararse fuera de su entorno, un segundo momento de resistencia es elegir su lengua como base de la escritura. Esta decisión se toma, refirió la ponente, con dos objetivos específico: para no perder su lengua y para mantener vivo el nexo con sus raíces.

“Ellas pudieron seguir escribiendo en español y no lo hicieron porque no querían perder la lengua y (porque) era el contacto que tenían, estando fuera, con su propia cultura”.

El reconocimiento de las lenguas originarias en la Constitución, otorgándoles el mismo valor que al español, fue un paso trascendental, sostuvo, y agregó que actualmente se tienen registradas 11 familias lingüísticas, 68 agrupaciones y 364 variantes.

El panorama literario en las también llamadas lenguas mexicanas tiene un desarrollo desigual ya que las lenguas del centro, sur y sureste del país son las que tienen una mayor producción mientras que en el norte, salvo algunas excepciones como el rarámuri o tarahumara, hay incluso algunas que están en riesgo de desaparecer.

Irma Pineda, Natalia Toledo, Ruperta Bautista, Celerina Sánchez fueron algunas de las escritoras y poetas que abrieron la primera brecha; “son las pioneras, las que abrieron en su momento el camino que ha sido muy difícil, con mucha discriminación”.

No obstante, añadió que ya hay una generación de jóvenes escritoras que han seguido este sendero de la literatura en lenguas mexicanas por lo que, aunque complejo, dijo que hay producción y cada vez un mayor interés por darles espacio.

“No me verás morir; no podrás olvidarme; soy tu madre, tu padre, la vieja palabra de tu abuelo, la costumbre de los tiempos. (…) Habrá una semilla escondida entre los matorrales del camino que a la tierra ha de volver y sembrará el futuro y (…) renacerá nuestra palabra”, aseveró Bautista Cruz citando un poema de Irma Pineda, antes de concluir su intervención.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ