Históricamente el poder político se ha enfrentado a “la falta de seguridad y confianza” acudiendo a brujos: Gil Olmos

Históricamente el poder político se ha enfrentado a “la falta de seguridad y confianza” acudiendo a brujos: Gil Olmos
José Gil Olmos y Luis Medina Lizalde en la presentación de ‘Los brujos del poder 3’ que se realizó en la Cineteca de Zacatecas ■ FOTO: ALMA RÍOS

■ El periodista de la revista Proceso realiza la tercera entrega de ‘Los brujos del poder’

■ Dice que “cuando hay una crisis estructural como la que estamos viviendo, lo que más necesitamos es de dónde agarrarnos; “en estos vacíos vienen estos fenómenos o de brujos”

■ Agrega un apartado para hablar del “esoterismo de izquierda” donde aparecen AMLO, Cuauhtémoc Cárdenas y Porfirio Muñoz Ledo

■ En “los aprendices de brujo de la derecha”, destaca la historia de Marta Sahagún y su obsesión por casarse con Fox, buscando convertirse en la primera presidenta de México

 

No importa la corriente ideológica, el nivel académico ni la religión que se profese, o si el país es del primer mundo o subdesarrollado, “al final como seres humanos tenemos una deficiencia…”. Históricamente el poder político se ha enfrentado a “la falta de seguridad y confianza” acudiendo a los brujos, chamanes, hechiceros u oráculos de todo tipo.

“Cuando hay una crisis estructural como la que estamos viviendo, lo que más necesitamos es de dónde agarrarnos, un asidero, y en estos vacíos vienen estos fenómenos o de brujos o de santos”, dice José Gil Olmos.

En la tercera entrega de ‘Los brujos del poder’, el periodista de la revista Proceso recupera las dos primeras y agrega capítulos internacionales a las historias domésticas.

Hace un recuento durante el siglo 20, de políticos, algunos incluso jefes de Estado, cuyas decisiones, esas que afectaron las vidas de miles o millones de personas, fueron tomadas auxiliándose en la brujería, el espiritismo, la astrología o el vudú.

El recorrido por la historia del país narrado desde sus trasfondos esotéricos inicia con Francisco I. Madero pero aparecen también Felipe Ángeles, Plutarco Elías Calles, José López Portillo y Carlos Salinas de Gortari, entre otras figuras de la clase política de México. Y como la pieza con mayor incidencia en el libro, dijo el autor, Elba Esther Gordillo y su visita a África para vestir la piel desprendida a un león aún vivo a fin de conjurar la decisión del presidente Zedillo de sujetarla a proceso judicial.

Gil Olmos agrega un apartado para hablar del “esoterismo de izquierda” donde aparecen el presidente Andrés Manuel López Obrador, Cuauhtémoc Cárdenas y Porfirio Muñoz Ledo; y otro dedicado a “los aprendices de brujo de la derecha” donde destaca la historia de Marta Sahagún y su obsesión por casarse con Vicente Fox buscando en realidad convertirse en la primera presidenta de México.

El capítulo internacional lo integran los relatos sobre Ronald Reagan, François Miterrand, Francisco Franco, Carlos Saúl Menem, Fidel Castro y Hugo Chávez, entre otros.

José Gil Olmos estuvo en Zacatecas por iniciativa del Colegio de Licenciados en Periodismo y Ciencias de la Comunicación (Colpecc) “Francisco Zarco Mateos”, el pasado viernes 7 de junio Día de la Libertad de Expresión en México, donde se integró como parte de esta organización en calidad de miembro honorario.

Los integrantes del Colpecc, Eliezer Nahme, Tanya Marina Ortiz, Irma Menchaca, Efraín Esparza, Nancy García, Norma Galarza y Ana María Vacio rindieron protesta ante la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Zacatecas, María de la Luz Domínguez Campos.

Historia oculta de la
política mexicana
Los comentarios a Los brujos del poder 3. Nuevo compendio del ocultismo y esoterismo en la política (Penguin Random House Grupo Editorial, 2019), fueron ofrecidos por el político y columnista Luis Medina Lizalde, quien observó que detrás de todas las creencias religiosas formales que se encuentran registradas ante la Secretaría de Gobernación, subyacen otras que no encuadran con ellas y que tienen que ver con la tradición de cada pueblo y con sincretismos contemporáneos.

“Quienes son los portadores más contundentes de este virus de las creencias esotéricas del pensamiento mágico son los narcos y los políticos”.

Dijo que el tema del libro de Gil Olmos “reta a nuestra capacidad de asombro” y es un estudio pionero que convoca a los tesistas de psicología social y a los estudiosos del comportamiento humano “a que arrojen luces sobre esta zona oscura del universo de la vida pública mexicana”.

Observó también que la investigación ofrece “quizá el lado más humano de los políticos, ese conjunto de creencias íntimas que sin embargo, ha logrado trascender en la historia de nuestro país”.

“Si algo revela ‘Los brujos del poder 3’, es que los políticos también son portadores de inseguridades de la misma manera que quienes rinden culto a la Santa muerte, los participantes en los sanguinarios cárteles que suelen tener ceremonias hasta de canibalismo siempre asociadas a creencias del mundo mágico”.

Agregó que esta parte de la historia es desconocida para la mayoría de los mexicanos, porque durante muchos años se impuso una versión del laicismo que inhibió las manifestaciones religiosas de los políticos y mantuvo sus creencias mágicas en secreto, y cuando trascendían, “eran motivo de chascarrillo, mofa o deterioro de la imagen”.

Medina Lizalde dijo que “no se han saldado cuentas con ese laicismo para saber qué perdimos con su disolución”, luego que nos encontramos en una etapa donde el propio presidente de la Republica, “reivindicador de Juárez, de la separación iglesias y el Estado”, se pronunció aludiendo al concierto ofrecido en Bellas Artes al líder de la Luz del Mundo, por la flexibilización hacia las creencias religiosas.

“Una flexibilización que solo puede ser una convocatoria a la crítica, porque finalmente las leyes están más que flexibilizadas desde mi punto de vista” desde que Carlos Salinas de Gortari inició el “deshielo público en la relación entre el Estado y la Iglesia Católica” al devolverles la personalidad jurídica a las iglesias, señaló.

Esoterismo y poder político
Luego que José Gil Olmos escribiera hace casi una década la primera entrega de ‘Los brujos del poder’, el comentario en el exterior fue que el fenómeno correspondía a países de subdesarrollados, por eso en esta ocasión agrega historias como la de François Miterrand.

“Un señor” que fue presidente de Francia, de perfil socialista, que utilizó para decidir si entraba o no a la guerra del Golfo Pérsico la asesoría de una astróloga que antes había sido reina de belleza del país galo.

En ese momento dijo, al otro lado del mundo Ronald Reagan, también respaldaba sus decisiones en un grupo de astrólogos que le proveía su esposa Nancy.

Esto último lo refiere el secretario de Estado norteamericano de aquel periodo en un libro donde relata la existencia de un calendario con días marcados por colores para guiar al impulsor junto con Margaret Tatcher del Consenso de Washington desde el que se impuso el neoliberalismo global, para saber “si debía tomar o no decisiones”.

“Estamos hablando de este país de las trumpadas que está poniendo en vilo al mundo y de cómo sus presidentes han tomado decisiones” auxiliándose de “asesores espirituales”, dice Gil Olmos.

Como estas, el reportaje histórico Los brujos del poder 3. Nuevo compendio del ocultismo y esoterismo en la política reúne aproximadamente 42 historias recuperadas durante 30 años de carrera periodística.

Metafísica a la mexicana
Para salvar las posibles demandas por introducirse en la vida privada de los políticos y trascender lo anecdótico, es decir, el chisme, José Gil Olmos decidió sólo recuperar los casos de personajes que habían tomado “decisiones políticas, públicas o de gobierno, con base en este tipo de influencia”, y como periodista comprobar los hechos con fuentes documentales y de campo.

En el caso de Francisco I. Madero contrastó sus cartas espíritas escritas a lo largo de ocho años con su vida pública y social. “Y me voy dando cuenta cómo es que incide” en su ascenso a la Presidencia del país.

El periodista subraya el mote que aún identifica al sucesor de Porfirio Díaz, “le decían el Apóstol de la democracia, en esto ya tenía un rasgo”.
Dijo que el espiritismo tuvo una enorme influencia en la vida política de México hasta los años 50 del siglo pasado, pues era una manifestación del positivismo, corriente científica donde se sostenida que el espíritu sí existía.

José Gil Olmos encontró el libro ‘La otra ventana al mundo’, donde se consignan las sectas que sesionaban.

“Cuando vi las actas firmadas por Calles, su hermano y José Vasconcelos, una serie de personajes impresionantes de la vida política mexicana que hacían sus sesiones espiritistas dije, ¡Ay Dios mío, muchas gracias! Dicen que reportero sin suerte no es reportero”.

La creencia del anticlerical, “el que cerró las iglesias”, Plutarco Elías Calles en el espiritismo y quien fue curado de una enfermedad de la piel por el Niño Fidencio, fue corroborada también con documentos que proporcionaron sus descendientes.

Y la historia “fascinante” de Elba Esther Gordillo acudiendo a un brujo en Nigeria para salvarse de la cárcel por la mínima cantidad de 45 mil dólares y la vida de uno de sus seres queridos a cambio, se la contó el asesor político de la lideresa magisterial, Darío, quien contaba con fotografías e incluso boletos de avión para comprobarla.

En la esotérica pero también truculenta historia de México donde operan fuerzas metafísicas, o al menos eso han creído sus políticos, también está la que protagonizaron el procurador panista Antonio Lozano Gracia, el subprocurador Pablo Chapa Bezanilla y “La Paca”, Francisca Zetina.

Narra la visión mediante la que la bruja encontró en El encanto, rancho de Raúl Salinas los restos del desaparecido diputado Manuel Muñoz Rocha, a quien se involucraba con el asesinato del presidente del PRI, Francisco Ruiz Massieu, presuntamente ordenado por el hermano incómodo de Carlos Salinas de Gortari.

De su visita a Catemaco, Veracruz, centro telúrico del esoterismo en México, Gil Olmos narró cómo Fidel Herrera quería crear allí una escuela nacional de brujos, y cómo conoció a Chabelita, una bruja blanca a la que ha acudido para realizarse rituales de protección contra su acérrimo enemigo Carlos Salinas, Andrés Manuel López Obrador.

El báculo del poder
Allí también entrevistó a otro brujo en su consultorio, quien entre “yerbas, inciensos y muñequitos”, le contó el procedimiento que se sigue cuando un político, ejemplificó con Luis Medina, llega y le dice: “Yo quiero ser gobernador”.

“Mira, lo primerito que hago es escucharlos…escucho todo lo que quieren, después hago el ritual…son símbolos…y al final le doy a Luis el báculo del poder. Le estoy dando seguridad y confianza”.

Agrega José Gil Olmos que un hombre o una mujer con seguridad y confianza “puede hacer las cosas más extraordinarias que se haya imaginado, en pleno y estricto sentido”.

“Es a eso a lo que históricamente nos hemos enfrentado, a una deficiencia, por eso lo brujos tienen poder, porque llenan esa deficiencia que sobre todo los gobernantes tienen al tomar decisiones que inciden en la vida de millones de personas, tienen que tener esa confianza”.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ