■ México Lindo… y Podrido, y Zacatecas otro tanto La pederastia y la opinión de la señora

■ México Lindo… y Podrido, y Zacatecas otro tanto La pederastia y la opinión de la señora

La esposa del Gobernador – que no primera dama, ni tampoco gobernadora – se ha caracterizado por sus opiniones – sin mucho sentido que digamos – sobre diversos aspectos. Y en las últimas semanas por su prácticamente abierta campaña para ganar la simpatía de los zacatecanos pera poder contender por la candidatura en el 2021 esperamos de la mano del PRI.

No se nos olvidan las innumerables ocasiones en que cuestiono con todo al precandidato que finalmente ganaría la contienda por la presidencia de la república, ni cuando se expresó con micrófono abierto de que ella “se chingaría a cualquier otro candidato a la gubernatura”, y claro sus muchos discursos para “ayudar” sin argumentos válidos a la Iglesia Católica que ella profesa – como muchos otros – sin un pensamiento serio de por medio ni necesidad alguna de argumentar de una fe que no requiere de argumento alguno.

Y así ha hablado del Aborto – que para que les quede claro a muchos NADIE, PRACTICAMENTE NADIE HABLA A FAVOR DEL ABORTO, ni la gente de extrema izquierda, así que por favor no se refieran a opiniones como la mía en particular como personas que hablan a favor del aborto, de lo que se trata es de la DESPENALIZACION DEL MISMO, que les quede claro – o de temas como la despenalización de las drogas – en contra claro – sin tener mucha idea de lo que está hablando.

Me gustaría algún día discutir tranquilamente con ella frente a este y otros temas – pero quien soy yo sino un simple ciudadano y ella la esposa del gobernador – pero su pronunciamiento de hace apenas una semana con respecto a la declaración del Sr. Obispo de que la pederastia también existía aquí en su diócesis, fue algo así como de intentar defender lo indefendible.

Y que se tome en cuenta que hablo como cualquier otro católico, su respuesta me recuerda cuando hace ya algunas décadas hablaba con amigos fans de Marcial Maciel y los Legionarios de Cristo de las evidencias cada día más tangibles de sus alteraciones de la personalidad, de su adicción a la cocaína de los casos de pederastia de los que él era responsable entre otras linduras, me contestaban visceralmente alterados cerrando oídos a toda argumentación sobre alguien que para ellos era si no un Dios si un Profeta, un Ángel sobre la tierra.

Existen otras personas, desde mi punto de vista católicos extremistas que se niegan ni siquiera a escuchar cualquier argumentación en cuanto a los temas de la agenda progresista, la despenalización del aborto, el matrimonio entre personas del mismo sexo – y su derecho a adoptar y conformar una familia – y la despenalización del aborto, es decir que muestran una intolerancia extrema a escuchar cualquier argumentación al respecto, y hablo no solo de gente – hombres y mujeres – con bajo nivel de información sino incluso de personas “cultas” que han ocupado posiciones importantes en el quehacer cotidiano de nuestro estado.

En cuanto al asunto de la pederastia y otras situaciones de tipo sexual, La Señora contesta que el problema existe también en otras iglesias donde es incluso mayor – MAL DE MUCHOS CONSUELO DE … como rezaría el dicho – y ahí tendríamos que decir que su respuesta es equivocada en extremo, aunque el problema existe en cualquier institución sea gubernamental o religiosa, las otras iglesias cristianas, protestantes o de las que se quiera han desde hace mucho abierto el asunto sexual y permitido que sus ministros tengan pareja sin meterse demasiado con el asunto sexual, y la iglesia católica no ha querido – o no ha podido hacerlo –

Este gravísimo problema que el Papa Francisco ha extendido no solo a la pederastia sino el abuso sexual en contra de las monjas o el de la homosexualidad, es claramente secundario a la regla del CELIBATO que no fue establecida por Jesus sino por la Iglesia misma y sus cúpulas siglos después de su muerte

Pero este serio problema es casi exclusivo de la Iglesia Católica donde ha alcanzado un nivel demasiado importante y que no se controlara si no se discute también el asunto del celibato. – que la iglesia católica maneja en forma casi exclusiva –

Recientemente un escritor importante saco a la luz un libro documentado con entrevistas de sacerdotes católicos desde los niveles más bajos hasta los más altos de la estructura vaticana concluyendo que la homosexualidad dentro de la Iglesia Católica entre los sacerdotes va de entre un 50 a un 80%, y no quiero saber si esas cifras son reales o no pero es un problema que también tiene que ver con el asunto que ahora nos ocupa.

Pero de ninguna forma podemos ignorar los hechos ya demostrados con cifras y números contundentes, por ejemplo que en la diócesis de Filadelfia – que es más o menos pequeña – se documentaron 3 mil casos de sacerdotes pederastas, y que están abiertas 300 mil demandas por abusos de los sacerdotes solamente en este estado de la Unión Americana.

Los expertos hablan de cifras de hasta un millón de niños abusados solo en los Estados Unidos, cifras que solo son comparables con la de otros países como Irlanda, Alemania o en Chile y ya no se diga en nuestro país con personajes nefastos como Marcial Maciel y sus protectores como el arzobispo de la ciudad de México Rivera Carrera.

La lista de culpables se sigue extendiendo hasta llegar al mismo Papa Juan Pablo II que guardo silencio cuando sabía perfectamente lo que pasaba por estas tierras, lo mismo Ratzinger que intento ponerle un freno y solo logro aislar a Marcial y así podríamos seguir hablando al respecto.

La Iglesia Católica la conformamos todos los católicos, no solo los sacerdotes o las cúpulas vaticanas sino todos los que profesamos esta fe, por lo tanto como una propiedad intrínseca del ser humano, la iglesia como el hombre somos falibles y podemos caer en el error, solo que tenemos que reconocerlo y arrepentirnos sinceramente de lo que nos ha alejado del camino correcto, pero ocultar el problema o decir que existen otros que pecan mas no es el camino a seguir.

La reunión reciente del Vaticano para corregir el problema es un buen primer paso, un buen primer intento pero no es suficiente se requiere más, la iglesia en México ha dado los pasos indicados desde el Vaticano y algunos pasos más a motu proprio, – bravo – pero hay mucho más que hacer, aunque lo primero es reconocer el problema Y LO SEGUNDO es no solo decirlo en los medios SINO REPORTAR A LA LEY A LOS SACERDOTES QUE HAYAN DELINQUIDO por que no se nos olvide, las palabras se las lleva el viento. ■

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ