La Reforma al Sistema de Ahorro para el Retiro, favorece a las AFORES, no a los trabajadores

La Reforma al Sistema de Ahorro para el Retiro, favorece a las AFORES, no a los trabajadores

El lunes 29 de abril, la Cámara de Diputados, con la mayoría de Morena, aprobó el Dictamen de dichas Reformas presentadas por la SHCP en el ms de enero pasado, que vienen a desregular y flexibilizar el manejo de los fondos para el retiro por parte de las Administradoras de los Fondos para el Retiro (AFORES). Se termina con la regulación que existía, donde el 50% de dichos fondos se canalizaba a deuda pública, otro porcentaje al mercado de capitales nacional, otro mayor a los mercados financieros internacionales, y otro porcentaje a comprar deuda del sector privado. Las nuevas Reformas, dan libertad a las AFORES, con la aprobación de Banxico y la SHCP para invertir los recursos en los mercados financieros internacionales, buscando el máximo rendimiento, para supuestamente así mejorar las pensiones de los trabajadores. Se coloca al sector financiero internacional como la mejor opción para canalizar dichos recursos.

Los recursos financieros que las AFORES manejan, equivalen al 15 % del PIB, y en vez de canalizarse a impulsar la inversión en PEMEX, a la CFE y al sector productivo nacional y a la generación de empleo, la Cámara de Diputados aprobó dar amplios poderes a las AFORES, como a la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (CONSAR), con la aprobación de Banxico y la SHCP, que siempre han actuado a favor del sector financiero, para que busquen el mayor rendimiento para esos recursos. No ha habido preocupación, ni la hay por parte de los que manejan dichos recursos, ni por parte de los diputados de Morena, del Partido Verde y del PES que aprobaron dicho Dictamen, para impulsar un Proyecto de Nacional a favor del desarrollo industrial, del sector agrícola, del empleo formal, sino que privilegian la canalización de esos recursos a favor de los mercados de capitales internacionales. Cuando tales mercados crecen, los que han ganado han sido las AFORES, no los trabajadores, y cuando caen dichos mercados, los que pierden son los trabajadores, no las AFORES. Éstas traen ganancias de más de 30 % anual y en cambio en la crisis de 2008-2009, como en 2018, los fondos de pensión tuvieron pérdidas. La mayoría de las economías desarrolladas se desaceleran y ello aumentará la vulnerabilidad de los mercados de capitales, por lo que sufrirán pérdidas los fondos de pensión y con ello se reducirán más las percepciones por jubilación. Con el sistema de cuentas individuales que predomina desde 1997, los trabajadores al jubilarse, alcanzarán a lo máximo alrededor del 25 % de su último salario, evidenciando el fracaso de las cuentas individuales de capitalización para mejorar las pensiones. Además, dichas Reformas contemplan doble comisión en el manejo de las cuentas individuales, por lo que menos percibirá el trabajador al jubilarse. La mayoría de los trabajadores, de alcanzar a cotizar durante las 1,250 semanas requeridas para obtener la jubilación, lograrán un salario mínimo. De las 62.3 millones de cuentas individuales, solo alrededor de 20 millones son activas. Es decir, la mayoría ya no sigue cotizando pues quedó desempleado y pasó a la informalidad, por lo que no alcanzará cotizar por 1250 semanas y no será sujeto a jubilación alguna. Y de ello, nada dice el Dictamen de las Reformas al Sistema de Ahorro para el Retiro. Su preocupación es la de favorecer a la AFORES, para que sigan especulando y lucrando con los fondos de los trabajadores, y no contempla como aumentar el empleo nacional para que haya mayor número de cotizantes al sistema de fondo de pensiones para que alcancen una jubilación a la edad del retiro del mercado laboral. Los diputados del Partido del Trabajo se opusieron a dicho Dictamen y antepusieron su Iniciativa que presentaron a inicios de noviembre del año pasado, que plantea la desaparición de las AFORES, y que sea el gobierno el que maneje los fondos de pensión, a favor de los sectores estratégicos nacionales, como del sector industrial y agrícola y del empleo formal, pero tal Iniciativa no ha avanzado, porque el sector financiero y las AFORES, se han opuesto, y los funcionarios públicos y el partido mayoritario, se han subordinado a las demandas de este sector. De hecho hay conflicto de intereses, pues funcionarios de la SHCP y de la CONSAR, han sido dirigentes de la Asociación Nacional de las AFORE.

No se pude seguir legislando a favor del sector financiero, que ha sido disfuncional a la dinámica económica nacional. Las políticas a favor de lo financiero, tales como altas tasas de interés, austeridad fiscal, desregulación de dicho sector, han actuado en detrimento del sector productivo, lo han sobre endeudado y descapitalizado, lo que ha frenado el crecimiento económico, la generación de empleo formal y han acentuado la desigualdad de la riqueza en el país. La mayor parte de la población votó el 1º. de julio de 2018 por cambio de rumbo, no solo contra la corrupción, sino contra la política económica neoliberal, que sigue predominando a favor del sector financiero, y en contra de las demandas nacionales de empleo, crecimiento y distribución del ingreso. ■

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ