La entidad ocupa el quinto lugar nacional por cada 100 mil habitantes en feminicidios

La entidad ocupa el quinto lugar nacional por cada 100 mil habitantes en feminicidios
Emilia Pesci, Raymundo Cárdenas, Carlos Galaviz y Lizbeth Márquez, en el programa de Radio Zacatecas, Sound Politicón Foto: Miguel Ángel Núñez

No bastan las reformas y las leyes, sino que se evidencie la violencia de género: Pesci
Las mujeres migrantes son más vulnerables ante las agresiones que callan: Márquez

 

La manera en que los varones desde el conservadurismo pueden reconocer las desigualdades entre hombres y mujeres que se expresan en diferentes modalidades de violencia, es remitirse a las estadísticas, expuso Emilia Pesci Martínez, directora del Instituto Municipal de las Mujeres Zacatecanas para la Igualdad (Inmuzai) del ayuntamiento de Zacatecas 2018-2021; mientras que Lizbeth Márquez, diputada migrante por el PRI a la 63 Legislatura ha encontrado que concientizarlos sobre esta problemática pasa por “ponerlos en los zapatos de sus hijas”.

El tema fue puesto ayer sobre la mesa de debate acompañado de algunas de las cifras que expresan la violencia contra las mujeres en Zacatecas y México, para que las invitadas a Sound Politicón, programa de Radio Zacatecas que conducen en contraste ideológico el director de este medio, Raymundo Cárdenas Vargas, y el columnista, Carlos Galaviz, expusieran sus opiniones al respecto.

Los datos incluyeron el registro tan solo el año anterior, de 9 mil 742 casos de violencia en contra las mujeres, en sus diferentes variantes, y el que la entidad ocupa el quinto lugar nacional por cada 100 mil habitantes en feminicidios.

Emilia Pesci trajo a colación ante el reto de evidenciar la desigualdad de género y sus violencias a los varones, una frase de Angela Davis, “el feminismo es la idea radical de que las mujeres somos personas”.

Puso a consideración en un contraste histórico en la condición de la mujer en México, los 60 años que apenas se cuentan, en que las féminas consiguieron su derecho al voto y por tanto a ser consideradas “ciudadanas”.

Dijo sobre las muertes en las que las víctimas lo son por haber nacido mujeres, que “nos enfrenta” como sociedad al reto más grande, el de la cultura.

Por ello consideró que no bastan las reformas y las leyes sino que se evidencien estas violencias en todos los ámbitos.

Sobre otra manifestación de la violencia de género, el embarazo adolescente, y su vínculo con el tema del derecho al aborto, expuso que México ocupa el primer lugar en incidencia en Latinoamérica, “tenemos niñas de 10 años pariendo”.

Y observó, “y nadie me va a decir que una niña de esa edad tiene la capacidad emocional y mental“ para tomar la decisión de convertirse en madre, más cuando estos embarazos se dan como producto de relaciones sexuales con hombres de 20, 30 o más años, o “si el padre no se conoce”.

Antes, Pesci Martínez había fijado su postura sobre el tema señalando que ninguna mujer desea encontrarse ante la situación de abortar, pero que es necesario que se legisle desde el Estado laico y se aborde el tema como un problema de salud pública.

Desde su experiencia como mujer migrante, acompañante de otras en los Estados Unidos que se han visto involucradas en contextos de violencia de género, Lizbeth Márquez, compartió la opinión del cónsul general de México en Chicago.

“Si la violencia fuera una enfermedad, ya sería un problema de salud pública, sería una epidemia”.

Las mujeres migrantes, dijo, se encuentran en una situación aún más vulnerable pues ante las agresiones callan y se paralizan ante la policía norteamericana sin denunciar por miedo de ser deportadas.

Consideró que si bien los casos extremos de estas violencias de género son los feminicidios, las mujeres, sin llegar a este grado, sufren múltiples violencias por lo que es importante atacarlas antes de que ocurra la pérdida de la vida mediante políticas de prevención.

Comentó que en un primer acercamiento al problema desde el programa Mariposa, que ella creó para abordar estos casos, buscaba dirigirse a las víctimas, pero justo el miedo evitó que estas acudieran.

El replanteamiento del mismo buscó ahora acudir a los líderes de los clubes de Zacatecanos Migrantes en los Estados Unidos para capacitarlos a fin de que apoyaran a estas mujeres. Para poder lograr su colaboración les planteó el tema de la violencia hacia las mujeres enfocándolo en sus hijas, un efecto que no hubiera tenido “si les dijéramos de su esposa”, consideró.

“Vacuna a tus hijas contra la violencia doméstica”, fue la invitación.

Sobre el tema del aborto, que fue planteado por Carlos Galaviz como “aborto sí o aborto no”, Lizbeth Márquez consideró que no puede proponerse en esa dicotomía sino que es un asunto de “claroscuros”.

Y es dijo, más polémico que el matrimonio igualitario porque implica convicciones religiosas, no obstante, comentó, debe analizarse no sólo desde una postura personal sino “pensar en la realidad” en que se vive.

Ayer, también los conductores de Sound Politicón pusieron a consideración de las invitadas, a 100 días de iniciado el Gobierno de México que encabeza Andrés Manuel López Obrador, la calificación que le otorgan.

Pesci Martínez y Márquez Álvarez consideraron entre otros aspectos, temas como el combate a la corrupción, los refugios para mujeres, la defensa del territorio y la modificación del presupuesto destinado a la comunidad migrante, asignándole respectivamente, puntuaciones de 8 y 6.

Sound Politicón se transmite todos los lunes a las 21 horas; confronta argumentos en pro y en contra de la disputa que se ha manifestado en redes sociales entre “fifís” y “chairos”.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ