Que no se merme la Cuarta Transformación por culpa de ambiciosos locales

Que no se merme la Cuarta Transformación por culpa de ambiciosos locales

México está atravesando un proceso de transformación política y social importante; una trasformación que implica un cambio drástico en la forma de hacer política y en la forma de gobernar; se pretende dejar en el pasado viejas prácticas deshonrosas que beneficiaban a unos cuantos y causaban retroceso para las mayorías; estamos viviendo una transformación, en donde la política tiene que dejar de verse como un negocio; en dónde los representantes populares y servidores públicos, accedan a los cargos por su vocación al servicio; esté cambio verdadero, tan prometido y tan esperado por los ciudadanos, sin lugar a dudas está en marcha. Andrés Manuel López Obrador, ha demostrado con su discurso, pero sobre todo con los hechos, que el cambio de régimen va en serio; la austeridad, la cero tolerancia a la corrupción, tener como prioridad a los sectores más necesitados y la honestidad, son algunos de los distintivos de estos primeros meses del nuevo gobierno. Sin embargo, hay quienes aún no alcanzan a comprender que esto no se trata de una simulación y se aferran a seguir siendo más de lo mismo o peor. Personajes a los que AMLO les ha dado la “confianza” y un encargo, sobre todo en el Estado de Zacatecas, se están viendo muy chiquitos ante el gran reto que significa la Cuarta Transformación.

Seguramente usted ya se enteró que el día de ayer fueron tomados por campesinos, la mayoría de los centros de acopio de frijol que hay ubicados en la entidad; el motivo de esta manifestación fue una serie de irregularidades y corrupción (como así lo afirman los campesinos) que se ha dado por quien está a cargo de dichos centros. En distintos municipios, principalmente en Sombrerete y en Nieves, las quejas de los productores son muchas y muy graves (ya que la corrupción ahora es un delito grave). Se han aprovechado de la nobleza y de la desinformación de los campesinos que con mucha esperanza acuden a los Centros de Acopio a dejar su cosecha; y es que están siendo víctimas de cobros de hasta $500 pesos por tonelada acopiada, de la venta obligatoria de costales nuevos para el grano, la cooperación forzosa de hasta mil pesos para tener en “buen” funcionamiento la báscula, entre otras; a esto súmele que a muchos productores que ya acopiaron su frijol no se les ha pagado. Los campesinos también se quejan de que hay complicidad entre los que manejan los Centros y los coyotes frijoleros, ya que consideran que son muchas trabas en la calidad de sus granos, por lo que no se los aceptan, lo cual origina que por necesidad, el productor tenga que entregarle su frijol a los coyotes de siempre a un precio muy bajo. Todo esto, sin duda, no fue lo prometido por Andrés Manuel López Obrador, quien eligió a Zacatecas por su nivel de producción, como el Estado donde anunciaría el programa de precios de garantía. Este programa, en Zacatecas, está muy lejos de la realidad, de lo contrario ayer no hubiera habido esta manifestación sincronizada en los municipios. Pero quiero dejar claro, que en mi humilde e incómoda opinión, no es culpa de Andrés Manuel López Obrador, sino de quienes se sienten dueños de la Cuarta Transformación en el Estado.

Cuando se abrieron los Centros de acopio, se celebró con bombo y platillo por parte de la cuñada de Monreal, quien es Delegada de Programas Integrales en el Estado; y quien aunque no forme parte de SEGALMEX, es hasta ahora la que anda metida ella y su familia en esos asuntos de los Acopios; la Delegada fue personalmente a los Centros de Acopio a “vigilar” que todo estuviera en óptimas condiciones y en orden para arrancar con el programa; pero al parecer la honestidad no fue algo que ella recomendara en sus visitas. Hubo protagonismo y oportunismo de varios actores “políticos” (así, entre comillas) en torno al tema; ahora, a esos mismos personajes les está tronando en la cara lo que una vez presumieron como una gestión y un logro súper extraordinario de su parte, estas mismas personas y no AMLO, son las que están permitiendo las irregularidades en el programa y la posible corrupción que denuncian los campesinos; son los que están detrás de todo conflicto de interés que pueda haber; por lo que desde las instancias Federales tendrán que revisar el asunto y darle solución.

Me van a disculpar mucho quienes les quede el saco, pero por la ambición de algunos, por la ineptitud de otros y por el caciquismo de otros más (que al final de cuentas son los mismos), la sociedad le reclama al Presidente de la República, lo que es culpa de otros. Cuando las responsabilidades no se toman en serio y en lugar de ponerse a trabajar en sus encomiendas, se dedican a promover candidatos a la gubernatura, cuando las oficinas de los programas sociales se utilizan como casa de campaña, la transformación esperada no se dará. No se puede permitir que la buena voluntad de AMLO sea mermada y puesta en duda por culpa de ambiciosos locales.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ