Petra, una tragedia griega contada por un ángel católico

Petra, una tragedia griega contada por un ángel católico
Fotograma de la película Petra, de Jaime Rosales fotos: cortesía del festival de cannes

Jaime Rosales presenta su nueva película en la Quincena de Realizadores en Cannes 2018

 

Petra, la nueva cinta del director español Jaime Rosales presentada en la Quincena de Realizadores, sección paralela a la Selección Oficial del Festival de Cannes, es una apuesta por entrar en el gusto del espectador gran público.
“Quería salir de mi cueva de comodidad. Estaba muy tranquilo ahí, medio escondido y haciendo el cine para los tres que estábamos ahí dentro. Ahora quise salir, mostrar mi cine, pero incorporando elementos menos personales y más abiertos para el gran público”, comentó Rosales en entrevista exclusiva la mañana de este 11 de mayo en la Playa de la Quincena.
Petra es una tragedia griega desfragmentada en capítulos que son brincos temporales pero avanzando información. Se trata de la búsqueda del padre, del drama del incesto, del suicidio, del asesinato, del deseo y del amor, temas universales tratados desde el dispositivo de un cine de autor. El tema del padre, opinó Rosales, fue mera coincidencia con la película de Asghar Farhadi Todos lo saben, que aborda también el asunto de la paternidad.
Rosales comenzóa escribir esta historia hace cuatro años, cuando había terminado Hermonsa juventud, que trataba temas de actualidad pero que la gente no iba a ver. En ese momento estaba leyendo libros de Patrick Modiano, vio que en sus novelas siempre hay la búsqueda de alguien y de ahí le vino esta idea. Por eso se dio tiempo para escribir esta nueva película, la cual costó un millón y medio de euros, tardó en filmarse siete semanas (mayo-junio 2017) y que apenas terminó su postproducción en abril de este año.
La cinta está actuada por Bárbara Lenni, Alex Brendemühl, Joan Botey y Marisa Paredes quienes dan vida a una familia de pasado libertino y presente partido por el odiado poder del padre, la tolerancia de la madre y el asco del hijo: Petra (Bárbara Lenni) busca a su padre porque su madre nunca se lo quiso decir, en esa búsqueda va a encontrar el amor y al padre de su hija, y la tragedia de su vida.

La cámara ángel
Al ver la película uno va sintiendo cierta tranquilidad y velocidad constante. Tono y ritmo tan apreciados y buscados explícitamente por Rosales. A pesar de la tragedia familiar no hay grandes rupturas sentimentales de los personajes, no se quiebran a llorar, a pelear, a amarse y detestarse.
El espectador es paseado por la cámara de Rosales en las habitaciones y en el campo, pero uno se tiene que preguntar ¿qué pasa, por qué vamos paseándonos en primera persona, quién es el personaje que nos presta sus ojos para ver todo, y cómo es que lo vemos y escuchamos aun que no haya nadie en las habitaciones?

Jaime Rosales, director de la película Petra

Rosales utilizó lo que llama Cámara Ángel. Un movimiento de cámara subjetiva que no pertenece a ningún personaje del cuadro sino, justamente, a un ángel omnipresente. Por eso planea por los espacios, roza las orejas y ojos, cruza las habitaciones y está en dónde no hay nadie y escucha a través de las paredes. Este recurso lo planeó desde la etapa de la escritura, porque él, al ser católico, siempre tiene la curiosidad de explicar y comprender cómo funciona esta omnipresencia de los ángeles, de la escatología católica:
“Siempre me ha obsesiono mucho, soy católico y la religiones tienen dos aspectos, uno moral –en la católica la vida de Cristo- y luego las religiones tienen una propuesta de escatología. La cristiana me cuesta más asimilarla, en la moral sí me identifico mucho. Sí creo que hay algo que nos acompaña, algo que no es de este mundo, algo espiritual. Entonces alser una tragedia griega hay los dioses, qué pasa si lo llamamos ángel, algo que no es de este mundo y que no sabemos lo que es. La idea de Ángel es una cámara subjetiva… que está ahí. Lo llamamos el ángel, la voz o la mirada del Ángel”.
La cámara Ángel presenta la dificultad de un trazo previo de los recorridos tanto de ella como de los actores. Bien que los diálogos estuvieran escritos yque la escena tuviera un contenido dramático estipulado, los actores tenían la libertad de moverse e improvisar, pero cuidando en no romper el eje con la cámara. Entonces el fotógrafo, también con algunas marcas a seguir, debía ser capaz de acercarse a ellos y conseguir el eje de acercamiento con los personajes porque éste es el recurso que permite al espectador sentir cercanía y eventualmente empatía. Así, el ángel se pone en el eje frontal de los personajes y les pasa de frente pero cuidando el contacto visual entre la cámara y el actor.

Entre el suspenso y la sorpresa,
un historia fragmentada en 7 episodios
Rosales partió la línea temporal de la película en siete partes, cada una identificada con una plaqueta que abre el episodio y da información de lo que pasará. Este recurso le sirve para crear el juego con el espectador, entre el suspenso y la sorpresa:
El suspense –comenta Rosales- se da cuando el espectador tiene más información que el personaje, y la sorpresa es al revés, el espectador tiene menos información o igual que el personaje.
Entonces las cartelas hacen avanzar la películay dan información de la historia para crear suspense. Pero no revela toda la información y así se puede crear la sorpresa. Porque el espectador anticipa el avance de la película y que vaya más rápida. Ojalá y sea de las películas que el espectador mexicano pueda ver.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ