La ciudad musical

La ciudad musical

(TERCER LUGAR DEL 6 CONCURSO DE CUENTO CORTO DE LJZ)

  

Había una vez una ciudad que para todo utilizaba la música, incluso las notas tenían nombre y apellido (pero no literalmente, sino que lo hacían contando tonos, contando notas y algo más). Pero hoy no hablaremos de clases musicales, hablaremos de la ciudad musical y de lo que pasó ahí. En esa ciudad todos los músicos eran felices, pero un día llegó un ser llamado El Ruidoso. Se llamaba así porque un ruido suena feo. Ruidoso estaba en contra de la música porque sonaba bonito, entonces un día combatió contra toda la música en el mundo hasta llegar a la ciudad musical; fue tan fuerte que ni el mejor músico lo venció. Pasaron los años y el mundo sin música ya no era el mismo, hasta que una de las generaciones que nació sin música ya estaba cansada de la falta de armonía en los sonidos, de la falta de expresarte con esa clase de arte y sin la alegría que te brinda la música. Ellos, cansados de eso, se unieron en contra del Ruidoso; primero hicieron algo simple, que era una protesta; luego notaron que nadie les prestaba atención y se fueron más al extremo, estudiando la música. Toda la generación ya nacida sin música se reunía en la vieja biblioteca (cerrada, porque ahí había libros de música). Esos jóvenes tenían miedo, pues, según la política del Ruidoso, quien tocara música sería castigado con el encarcelamiento, la ruptura de su instrumento y más. Un día de estudio normal entraron unas personas de traje negro escrito con unas palabras muy raras, ni siquiera se les entendía, y abajo de las palabras había muchas figuras aleatorias. Todos se pusieron a pensar en esos símbolos y concluyeron que ¡eran los aliados del Ruidoso! y venían a investigar si no había nada fuera de lo usual. Todos se escondieron, pero, de una manera u otra, lograron encontrar a la mayoría. Entonces, uno de ellos les dijo —con que aquí estuvieron escondidos todo este tiempo—. Luego, otro de los aliados les preguntó —¿ya son todos?— Y tan asustados que estaban, respondieron tartamudeando —ssssssí…—. Entonces los malos, desconfiados, dijeron, con una voz intimidante, —mañana vendremos a revisar, y por cierto, sus amigos se irán con El Ruidoso y el decidirá qué hacer con ellos…—. Después de ese día, todos comenzaron a buscar nuevos escondites y así fueron cayendo uno por uno, hasta que quedó un grupo muy pequeño. Los aliados del Ruidoso creyeron que ya habían acabado con esos rebeldes, pues les dieron gran escarmiento, pero ese pequeño grupo que a falta de instrumentos construyó algunos a base de objetos como cajas, botellas, ligas, madera, cuerdas, botes, etcétera, ya bien preparado musicalmente, entró a escondidas a la guarida del Ruidoso y gritó —¡Ruidoso, ya estamos cansados de en lo que has transformado al mundo!— Entonces, el ruidoso observó a los chicos y dijo —adelante, ¿qué tienen para mí? Botellas y cuerdas—, dijo con un tono burlesco. Los jóvenes comenzaron a tocar, pero no se escuchaba, pues los ruidos de Ruidoso que sonaban muy fuerte y feo provocaron que sus instrumentos salieran volando. Los jóvenes músicos, al sentir que estaban a punto de ser derrotados, comenzaron a hacer ritmos y sonidos con sus pies, manos y boca; primero comenzaron con ruidos aleatorios para engañar al Ruidoso, pero luego comenzaron a ponerles orden y armonía para molestarlo. Lo hicieron cada vez más fuerte, hasta que con tanta armonía el Ruidoso se desvaneció. Todo volvió a la normalidad en aquella ciudad y la música regresó al resto del mundo. Esos chicos se convirtieron en héroes musicales, les hicieron un monumento y sus instrumentos salieron a la venta y se hicieron muy famosos. Todos vivieron muy felices y ellos inspiraron al mundo de luchar por lo que quieres y nunca rendirte. FIN

 

 

Autora: Nitzia Mariel Sotelo Carrillo

Edad: 10 años

Primaria Francisco Villa

Guadalupe, Zacatecas

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ