Dos miradas hacia un mismo iceberg: ‘Relámpago Molido’, de Armando Salgado

Dos miradas hacia un mismo iceberg: ‘Relámpago Molido’, de Armando Salgado
Armando Salgado

La Gualdra 323 / Libros / Poesía

 

 

  1. Nuevas imágenes, nueva poesía

 

A los libros publicados anteriormente por este joven y reconocido autor michoacano, tales como: Liturgias (2011), Variaciones de una vida rota (2011), Corvus suvroc (2012), Azogue Suite (2012), Estancia de ánimas (2013), Fiebrerías (2014), Cofre de pájaro muerto (2014), Casa de adobe (2015), Hontanar (2015) y los libros de literatura infantil Leoncito Rex y Mina «o cómo vivir en un tejado sin usar sombrilla» (2016), se les une Relámpago Molido, ganador del XI certamen de poesía Ignacio Manuel Altamirano, del Estado de Guerrero, publicado por Mantis Editores y en el que los lectores de Armando Salgado encontramos una línea poética original y fresca diferente a la poesía que hoy escriben los integrantes de su generación.

El libro consta de 3 partes, en él volvemos a encontrar ese interés y pasión del poeta por reconstruir y compartirnos nuevas versiones de personajes de la música, la pintura y la literatura como Paganini, Edgar Allan Poe, Rimbaud, Van Gogh o el expedicionario inglés Shackleton quien lanzó una convocatoria a la que respondieron a 5 mil hombres, de los cuales zarparon solamente 30, quienes fueron testigos privilegiados según esta historia alucinante de imágenes terribles y entrañables que se dieron en la Antártida; en la página 30 y 32 encontramos un fragmento respectivamente:

 

SHACKLETON MEDITA. El frío es levadura de navajas.

El recuerdo de la tundra lo enviste. Desea inflar

su ceguera hasta reventar el cansancio. La niebla engulle mis

pupilas. A ciegas cree que el camino de vuelta yace al

otro lado de la piel. Se arranca las uñas y con ellas hace

una fogata. Su tacto arde. Acaricia el dorso del abandono.

En él, una fisura de esperanza resplandece.

 

LA DISTANCIA ES. No requiere anclas para asir

atisbos. Jaula de icebergs. Temporal de agujas.

Nudo incompleto en el ojo del precipicio.

 

En Lontananza en do menor —2da. sección del libro— el músico recuperado es Niccoló Paganini. En la página 50 nos enfrentamos al enigma eterno y a las preguntas originales sobre la muerte y la existencia del hombre y la naturaleza.

 

¿PODRÍAS LEER LA EDAD de un árbol? Una tercia

de patos desentrañó el agua. ¿Por qué mueren las

personas? , pregunté. Los patos tiritaron por el frío,

un halo carmesí los rodeó. Eran aves con arena en

corazón (arcadas en pupila). Aspiré la sequedad del

árbol y los anillos en el tronco (edad de aquel tronco

primitivo). El hombre extingue sus días porque lo

amasaron con agua; tarde o temprano se seca,

continuó. Los patos sofocaron la nieve al soplar

sobre sus pechos. El lago retumbó. Contar las

ramas del nido para saber las décadas del árbol.

 

Y finalmente en Teoría de los antiguos astronautas —3ra. sección del libro— los poemas en prosa de Armando nos sorprenden por su originalidad y propuesta alucinante con un control admirable del ritmo y del peso específico de cada imagen y cada palabra.

Celebro con los lectores esta obra que seguramente marcará un hito en la amplia y diversa ruta de la poesía mexicana contemporánea.

 

Morelia, Mich. / Otoño 2017

 

  1. Relámpago Molido, viaje en tres variaciones

Por Citlalli Mendoza

 

Relámpago molido, de Armando Salgado, fue ganador del XI Premio Nacional de Poesía Ignacio Manuel Altamirano en el año 2016. Su obra muestra un dominio del oficio de escribir, porque logra enlazar historias de búsquedas y claroscuros, con la presencia de un ángel. Tal ilación se hace de una manera muy pensada; de modo que aunque está hablando de personajes distintos, éstos se encuentran conectados por hilo negro y luminoso. Es un libro que muestra la mejoría y conocimiento de los recursos para escribir. Veo un escritor con un estilo sólido que se ha adentrado en un paraje donde coexisten tanto el abatimiento como las labores alimentadas por mínimos destellos de esperanza.

El texto que presentamos hoy nos hace un par de guiños desde el inicio, su epígrafe anuncia el encuentro que tendremos con un contenido sombrío, que sin embargo rescatará algunas luminiscencias. Luego vemos una rosa de los vientos, guia imprescindible en cualquier viaje.

Este ejemplar, se estructura en tres partes: Relámpago molido, Lontananza en do menor y Teoría de antiguos astronautas. Así, en las primeras dos se habla de un par de personajes. El primero, Sir Ernest Shackleton, un explorador famoso por su expedición a la Antártida; el segundo, Paganini compositor y violinista italiano de quien por su virtuosismo se decía que tenía un pacto con el diablo. Finalmente, en Teoría de antiguos astronautas aparece la figura de un ángel sombrío en distintas latitudes.

En la primer parte del libro se logra construir una atmósfera gélida que nos lleva por lugares oscuros de -28°C. Lo hace a través de un manejo fluido y efectivo de las imágenes. Al iniciar la lectura comenzamos un viaje empecinado hacía la tundra que se compone de escenas cuya riqueza visual nos recuerda obras cinematográficas como “La Condición Humana” de Masaki Kobayashi, y “La Tormenta en la Nieve”, en “Los Sueños” de Akira Kurosawa. Armando Salgado al igual que estos directores, sitúa a sus personajes tratando de superar los límites corporales, psíquicos y emocionales. impuestos por las condiciones externas.

El emprendimiento de Shackleton a través de las palabras de Salgado parece una empresa hecha desde la lobreguez del corazón humano, desde su agobio; pero a la vez, desde sus destellos, que como una bengala iluminan las noches de los naufragios.

Armando nos hace viajar al Polo Sur, y volver hasta tocar tierra. Una vez ahí comienza lontananza en do menor, sección que logra entrelazarse con la historia de Shackleton. Las narraciones se anclan a través de los claroscuros presentes en ambos personajes. Aquí su prosa incorpora imágenes de colores terrestres y elementos cinestésicos, de modo que el lector, al pasar la mirada por las páginas de este libro podrá escuchar música que intoxica lengua, manos y oídos, sentir un violín que arde en sus manos, respirar la profundidad del lago, de cien árboles; y aspirar copos de madera, como Paganini víctima de la tuberculosis. Estas sensaciones estarán guiadas por el capricho 24 de Paganini. El ritmo y metáfora de la prosa de Armando son, en cierto grado un reflejo de la obra del compositor italiano que transmite angustia y ansiedades.

Finalmente en teoría de viejos astronautas, desaparece el hombre y aparece un ángel en distintos cuadrantes, así, vemos su sombra en el noreste de Polonia, Mozambique, en el Gran Valle del rift, el mar rojo, y por último en la corriente circumpolar antártica, corriente marina que fluye de oeste a este alrededor de la Antártida, y donde se encuentra la Zona de Fractura Shackleton.[1]

 

 

 

 

 

[1] La Zona de Fractura Shackleton, falla transpresiva sinistra con orientación NO- SE, es la que acomoda el movimiento relativo entre las placas Antártica y Sudamericana en el entorno del límite ScotiaAntártica (Pelayo y Wiens, 1989; Livermore et al., 1994; Galindo Zaldívar et al., 1996; Maldonado et al., 2000). En Grosor de la corteza oceánica en dorsales de expansión y alrededores en el Paso del Drake (Antártida) a partir de inversión numérica de datos gravimétricos. E. Suriñach, E.L. Flores-Márquez , J. Galindo-Zaldívar y A. Maldonado. Geogaceta, 41 (2007), 223-226. Disponible en http://www.sociedadgeologica.es/archivos/geogacetas/Geo41/G41Art56.pdf

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ