Vamos en el camino correcto y no habrá vuelta atrás en contra de los grupos criminales: SSP

Vamos en el camino correcto y no habrá vuelta  atrás en contra de los grupos criminales: SSP

“Si a nuestro comandante nos lo mataron a la puerta de su casa fue porque la policía está trabajando”, aseguró el secretario de Seguridad Pública, Ismael Camberos Hernández.
Tanto el asesinato de Juan Ramírez Osorio el pasado fin de semana como el resto de agresiones directas en contra de los elementos de seguridad que operan en la entidad son “las reacciones de los miembros de los grupos del crimen que ven afectados sus intereses cuando los hemos detenido o asegurado con objetos prohibidos, porque los debilitamos en fuerza y también en lo económico”.
En conferencia de prensa, el funcionario señaló que derivado de estos hechos “hemos tomado ciertas medidas, ciertas órdenes, para que refuercen sus medidas de seguridad, sobre todo nuestros comandantes”.
El secretario indicó que esta situación que enfrentan como corporación, con agresiones recientes y también sufridas durante el año pasado, les obliga a reforzar su actuación para “demostrar el compromiso inquebrantable de velar por los intereses de los zacatecanos”.
En cuanto al número de ataques dirigidos en contra de las autoridades de seguridad que integran el Grupo de Coordinación Local (GCL), expuso que desde el inicio del presente gobierno ha habido cinco asesinatos: dos policías estatales, dos custodios y un elemento del Ejército Mexicano.

Añadió que hay otras cuatro personas, dos agentes de la PEP y dos trabajadores administrativos de la dependencia, que a la fecha están desaparecidos.
Camberos Hernández concluyó: “Sabemos que vamos en el camino correcto y no habrá vuelta atrás en contra de los grupos criminales porque la ley respalda nuestras acciones y la ciudadanía espera que sus policías sigan comprometidos”.

Probables, reacciones violentas por revisiones en penales
Expuso también que están preparados para cualquier consecuencia que puedan tener los aseguramientos que se han hecho en las últimas semanas al interior del Centro Regional de Reinserción Social (Cerereso) varonil de Cieneguillas y del penal de Fresnillo.
Expuso que sí cabe esta posibilidad de reacciones al exterior, derivadas de las acciones policiales dentro de estos centros, “porque en el pasado se han dado. (…) Sabemos que el sistema penitenciario es muy importante, tener un control sobre él para poder controlar la delincuencia porque, como lo vimos, desde ahí se planean muchas cosas, se dan muchas órdenes”.
Inclusive, dijo, en las últimas revisiones en las que se aseguró un arsenal de armas de fuego, una granada y objetos hechizos tanto contundentes como punzocortantes se pudo observar, tras el hallazgo también de una lona con un texto de amenaza hacia las autoridades, que también en el reclusorio “se maquilan las mantas con las que se mandan mensajes a las autoridades y a otros grupos”.
Por ello, agregó Camberos Hernández, continúan haciéndose revisiones al interior del Cerereso varonil de Cieneguillas. La última, puntualizó, se estaba llevando a cabo en el mismo momento en el que se daba la conferencia de prensa de este martes en la Secretaría de Seguridad Pública.

Expuso que por la extensión del penal deben hacerse varias inspecciones, que fijó en al menos tres, para poder abarcar las instalaciones en su totalidad.
Asimismo señaló que, aunque ya se han reforzado los filtros de entrada a la cárcel para evitar el ingreso de objetos prohibidos, existen situaciones que dificultan esta labor.
“Sí hemos reforzado los filtros que tenemos, sobre todo al exterior, pero finalmente hay muchas situaciones que a nosotros nos impiden hacer supervisiones donde ocultan este tipo de cosas. Si tenemos algún tipo de complicidad, sí se nos dificulta”, apuntó.
Expuso, en ese tenor, que ya se han hecho “movimientos de custodios” que por el trabajo de inteligencia se supo que “podían no estar cumpliendo cabalmente con su trabajo”.

En la conferencia de prensa dada este martes se informó sobre los resultados de las acciones que ha llevado a cabo en la última semana la Policía Estatal Preventiva (PEP) y, en general, los integrantes del Grupo de Coordinación Local en materia de seguridad.
En este sentido, puntualizó que en la primera semana de 2018, del primero al 8 de enero, los agentes de la PEP detuvieron a siete personas, liberaron a una más que estaba privada ilegalmente de su libertad, aseguraron dos armas de fuego, una larga y una corta, además de 30 cartuchos útiles, 548 dosis de drogas y 17 vehículos, algunos de ellos con reporte de robo y otros que estaban siendo usados en actividades presuntamente ilícitas.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ