¡Y que siga la mata – de la corrupción – dando!

¡Y que siga la mata – de la corrupción – dando!

Qué viva la impunidad

Bravo Sr. Gobernador: ha logrado su objetivo, que claro no es el de gobernar diferente ni mucho menos para todos los zacatecanos, su meta era la de proteger las espaldas de quienes le dieron el poder, principalmente la de su gran amigo MAR y sus secuaces que suman miles pero que están integrados alrededor del ya legendario “Alonso y sus 40 ladrones” que ahora podrán disfrutar de sus bienes mal habidos sin que nadie los moleste – fuera de las mentadas de cientos de miles de zacatecanos que saben perfectamente que son culpables-.

No queda duda que se requería una alternancia; porque suena como la única posibilidad de poner contra la pared a quienes cometieron mil y una tropelías, fue así como está indiciado el secretario de Salud del Estado de Durango – donde hubo alternancia – y a punto de ocupar un cómodo cuarto en la prisión local, mientras que el ex secretario de Salud de Sinaloa – donde también hubo alternancia – fue hallado culpable de malversación de fondos por el orden de los 500 millones de pesos, y seguramente pronto también dormirá en la cárcel.

Pero Zacatecas es apenas un paraíso para estos actos de corrupción, que no se diga que lo sucedido apenas en la víspera resulta un acto en contra de la Secretaría de la Función Pública local, porque nosotros mismos escribimos hace ya más de 6 meses que así sucederían las cosas, que esta secretaría – que sirve para maldita la cosa – había decidido “investigar” el caso de la enorme corrupción dentro de la Secretaría de Salud e inhabilitar a funcionarios de dicha dependencia con el único objetivo de no hacer nada ni investigar nada porque de haberlo hecho habrían encontrado las mil y una irregularidades. Es claro – para mí y para muchos – que el único objetivo era llegar a las conclusiones que se anunciaron esta semana, y es que el Tribunal de lo contencioso administrativo no encontró ninguna irregularidad y de esta forma declara libre de todo cargo al Dr. Raúl Estrada – y con  ello a su jefe Juan Alonso – con la consecuente imposibilidad a que sea investigado por ninguna autoridad federal.

En todo caso quien sí  sufre un revés es la Auditoría Superior de la Federación, quien investigó y sustentó fehacientemente las irregularidades y los montos solo para que otras instancias dedicadas a proteger a estos delincuentes de cuello blanco los exoneren tarde que temprano – y a otra cosa mariposa – ya pueden estar tranquilos muchos otros que cometieron en el pasado – o que cometen hoy en día – actos de corrupción porque siempre habrá almas caritativas que les protejan las espaldas para que puedan usar esos recursos millonarios como les venga en gana.

Zacatecas ha sido desvalijado por miembros de la clase política que hoy gozan de cabal salud y dirigiendo otras instancias como Fonatur sin que nadie les cuestione, y vaya que sus corruptelas son del nivel de las que Javier Duarte cometió en el estado de Veracruz si se les compara en base a presupuestos y otros indicativos. Allá el silencio de este personaje asegura la impunidad y la libertad con la que cuenta su esposa Karime, quien así se atreve a reclamar las propiedades incautadas para quien es el principal culpable del desastre económico y el enorme endeudamiento que tiene ahogados a los veracruzanos.

¿Qué es lo que podemos esperar aquí en Zacatecas, que salga Juan Alonso a exigir una indemnización por haber sido señalado?

No cabe duda que vivimos en un país surrealista donde un juez ordena que le sea devuelta su condición de priista emérito al ex gobernador de Coahuila,  Humberto Moreira, ex presidente de dicho partido y responsable no solo de endeudar exponencialmente a su estado, sino también de coaligarse con los Zetas quienes le entregaron –según investigación de la Escuela de Derecho de la Universidad de Texas en Austin– cantidades millonarias de dinero que fue lavado –en lo que este personaje es experto– y a cambio de lo cual les entregó el control de su estado; y estas “experties” –como les llamarían los gringos– fueron adecuadamente transferidas a nuestro estado para que aquí pasara la misma historia.

No cabe duda que tiene la razón Meade al decir que el PRI le ha dado tanto al país, como si no podríamos ubicar los casos no solo de Veracruz y Coahuila, sino de Chihuahua, Quintana Roo, Tamaulipas y Zacatecas, y claro la aprobación de la Ley de Seguridad Interior que asegura la militarización del país y justifica el fracaso de la autoridad civil para formar una policía medianamente aceptable. Esta ley fue impulsada y aprobada por el PRI y sus partidos achichincles en la Cámara de Diputados y ahora en la de Senadores y tendrá –pueden estar seguros– resultados devastadores en el futuro a corto plazo –Ayotzinapa a la potencia extrema–.

Hoy, los diputados priistas se vanaglorian de aprobar la reforma al código civil federal donde vuelve ilícito y punible cualquier comentario que se exprese en los medios o en  las redes sociales – como estas reflexiones – “que cause deshonra, descrédito o perjuicio o exponga al descredito de alguien” que viva la libertad de expresión, que se acabe al bullyng al “volvido” Sr. Peña y a sus cuates.

Y mientras el vicepresidente del Ecuador es condenado a 6 años de prisión por el asunto de Oderbrecht, y el mismo Presidente del Perú está a punto de caer por lo mismo, así como hay caído o ya se encuentran en prisión algunos mandatarios de Centroamérica, aquí Romero Duchamps se reelige por otro periodo hasta el 2024 y Emilio Lozoya disfruta de sus millones sin que nadie le moleste, porque mientras exista el PRI y sus secuaces, mientras el Sr. Peña ocupe los Pinos y Meade lo substituya, habrá quien les cuide las espaldas.

Por eso y por mucho más no nos queda más que cantar:

México Lindo… y podrido, y Zacatecas… otro tanto. ■

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ