Elementos del Ejército Mexicano llevaron a cabo el programa Soldado por un día

Elementos del Ejército Mexicano llevaron a cabo el programa Soldado por un día
La mayoría de los niños que asistieron padecen leucemia y se encuentran en fase terminal ■ FOTOS: SUSANA ZACARÍAS

■ Niños con cáncer vivieron la experiencia de pertenecer a las filas de la corporación

■ El pelotón de los infantes fue llamado Los inquebrantables por el comandante Almazán

Con el objetivo de hacer realidad el sueño de ocho menores de edad con cáncer, el 97 batallón de infantería llevó a cabo el programa Soldado por un día. Los pequeños vivieron la experiencia de pertenecer a las filas de las fuerzas castrenses durante una intensa pero emotiva jornada.

Se trata del pelotón conformado por niños desde los 7 hasta los 16 años de edad que día a día combaten una de las luchas más importantes de sus vidas: vencer el cáncer que en la mayoría de ellos es leucemia y se encuentran en fase terminal.

La convocatoria inicial fue emitida para nueve menores de edad que presentan padecimientos crónicos degenerativos, pero uno de ellos por el deterioro de la salud no pudo asistir a la invitación que se realizó a través de la asociación Amanc Zacatecas.

Antes de la ceremonia cívica, cada uno de ellos llegó a las instalaciones del cuartel militar, fueron dirigidos a un área especial donde recibieron en manos de soldados sus uniformes a su medida y con su apellido bordado al lado derecho para identificarse como soldados honorarios del 97 batallón de infantería.

Acompañados de sus familias, los menores olvidaron la lucha diaria que protagonizan contra su enfermedad y participaron activamente en el programa, que fue encabezado por Guillermo Almazán Bertotto, comandante de la Onceava Zona Militar, quien nombró al grupo de pequeños soldados como “Los Inquebrantables”.

Luego de los honores a la Bandera, se hizo el pase de lista de los nuevos soldados honorarios José Manuel Guerrero Villegas, Rosa Alejandra Loera Palacios, Amy Estrella Casas Bañuelos, Pablo Alfonso Betancourt Bañuelos, Leonardo Márquez Soto, Luis Enrique Bernales Alvarado, Giovanni Hernández Recendez y Brisa Esmeralda Lira Ambriz; posteriormente se les tomó protesta de bandera.

Según el mandato militar, cada vez que un general, jefe, oficial o individuo de tropa causa alta en el batallón, harán la protesta de bandera jurando lealtad a la patria, así fue como los jóvenes soldados se sumaron a las filas castrenses, acto seguido se realizó un disparo de salva de fusilería para celebrar la incorporación del pelotón.

Durante la presentación del programa, los castrenses precisaron que el fin del programa es mantener y fortalecer la relación que existe entre el instituto armado y la sociedad civil; además de mostrar el lado humano y sensible de quienes participan en las fuerzas armadas y dar la oportunidad a niños y jóvenes de ser parte de la vida castrense.

Luego los efectivos castrenses efectuaron un desfile en honor a los pequeños combatientes, posteriormente inició el recorrido por las instalaciones del batallón donde se les explicó la función de cada área y se atendieron los cuestionamientos de “Los Inquebrantables”, que se enfocaron mayormente en cuestionar por armamento y sitios de descanso para los soldados.

Además se presentó una exhibición de obediencia por parte de los binomios canófilos, Noyo y Noca fueron los canes de raza pastor alemán adiestrados para obedecer las órdenes militares; se les explicó a los nuevos soldados que son entrenados para que detecten la presencia de sustancias nocivas.

Almazán Bertotto detalló que es la primera ocasión que se efectúa el programa Soldado por un día en Fresnillo; en dos ocasiones se realizó en Guadalupe y una en Tlaltenango con la finalidad de recrear las actividades que cotidianamente tiene un elemento del Ejército mexicano en sus cuarteles para los pequeños con enfermedades incluso en fase terminal.

 

Aspiraciones

Una de las soldados honorarios es Brisa Esmeralda Lira Ambriz, de 16 años de edad. Le gusta practicar deportes y bailar, además es amante de los animales, en especial los perros. Ella es la mayor del pelotón y es originaria de la comunidad de Río Florido, una de las localidades más importantes de Fresnillo que se encuentra a 23 kilómetros de la cabecera municipal.

Este miércoles fue un día muy especial para Brisa y su familia. Desde temprano despertaron, no fue por una crisis a causa de su enfermedad, sino para trasladarse a la ciudad, así como la llaman, para hacer realidad uno de los sueños de la joven combatiente del cáncer, que es pertenecer a las filas del Ejército mexicano aunque sea por un día.

Desde los 14 años inició el deterioro de su salud con fiebres constantes y presencia de hematomas y sangrados, luego de una serie de análisis y estudios los médicos la diagnosticaron con leucemia linfoblástica, un tipo de cáncer de la sangre y de la médula ósea que según los especialistas en caso de no tratarse las personas tienden a empeorar de manera rápida.

La joven recuerda con tristeza y nostalgia cuando estudiaba en la secundaria de la comunidad y su sueño era ser miembro de las fuerzas militares o de lo contrario estudiar Criminología, pero por ahora tuvo que dejar de lado sus aspiraciones personales para recibir el tratamiento médico.

“He sido apoyada por un ejército maravilloso de médicos y mi familia que desde que inicié mi proceso nunca me han dejado sola”, dijo la joven soldado honoraria que fue la encargada de agradecer a los efectivos de la Sedena las atenciones a sus compañeros.

Sus sesiones de quimioterapia las compara como las batallas que el Ejército mexicano enfrenta, como es librar obstáculos que en ocasiones se ven imposibles; dice que en su familia se tienen valores como en la milicia porque en ambos escenarios sus padres como los militares anteponen sus necesidades para sus requerimientos médicos o de salud sin importar la hora, clima o lugar.

Por su parte, el comandante de la Onceava Zona Militar indicó para finalizar que “ellos nos dan un ejemplo de lo que tenemos que hacer, ellos tienen un espíritu estoico y tienen una gran abnegación sus familias pero también solidaridad, yo creo que lo mejor que nos hemos llevado todos de este día es encontrarnos con personas que están teniendo una lucha personal que para ellos representa mucho más esfuerzo que lo que cotidianamente podemos hacer otras autoridades”.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ