Zacatecas y la Cultura

Zacatecas y la Cultura

En la Bizarra Capital en cierta medida y con menores manifestaciones en los municipios se siguen dando con gran intensidad episodios culturales que trascienden más allá de lo esperado, más que nada debido a que aquellos que se empecinan en planearlos, ejecutarlos y cultivarlos le ponen un extra que, de no estar presente, llevaría a un decaimiento generalizado de los exquisitos arranques de los que contra viento y marea exponen la necedad creativa que se cultiva muchas veces sin apoyo, o con apoyos muy limitados. Por esta razón, como ejemplo, hubo varios  conciertos contemplados en el Festival Internacional de Música dedicado a Manuel M. Ponce, que deleitaron a aquellos que buscan en la música exquisita el acercamiento a lo sublime, con artistas de talla nacional e internacional en el Museo Felguérez, el Teatro Calderón, la Plaza Goytia y la Ciudadela del Arte. En la Plaza Miguel Auza se presentó el grupo de música experimental basada más que nada en el Blues Delta, música surgida en las inmediaciones del Delta del Río Mississippi, principalmente Nueva Orleans, con la asociación musical Lucy Blues dirigida magistralmente por el maestro José Cruz, sobreviviente del magnífico e histórico grupo mexicano Real de Catorce, donde los amantes del buen rock y blues se dieron cita para deleitarse con estas expresiones musicales. El proyecto de las Siete Noches en Zacatecas a cargo de la Secretaría de Turismo y el Instituto Zacatecano de Cultura (IZC) cuenta con los tradicionales conciertos de los jueves a cargo de la Banda sinfónica del Estado de Zacatecas, los conciertos de maestros y alumnos de la Academia de Artes de la UAZ, los esfuerzos teatrales del grupo Escenautas y la tradicional callejoneada y otras manifestaciones de arte en la capital y en Guadalupe, Zac. Estas expresiones se realizan principalmente por iniciativa de las instituciones públicas donde destaca el apoyo del IZC. Gran esfuerzo, sin duda, aunque desde aquí se sugiere que el mismo apoyo y difusión que se da a los grupos foráneos, le sea proporcionado a los locales. De otra forma, los bríos locales irán debilitándose hasta la desaparición de aquellos que no cuenten con creadores y líderes obstinados. Además, una de las quejas de la población y las mismas instituciones es la falta de proyección del arte y cultura locales a nivel nacional e internacional y pues como dicen en el rancho, el buen juez por su casa empieza.

Otro evento digno de destacar es el que hicieron las agrupaciones que conforman el proyecto de Rescate Animal con el Festival “Échame una patita, Croquetos”, llevado a cabo en la escalinata del Antiguo Templo de San Agustín y en la Plazuela Miguel Auza, donde además de fomentar el amor a los animalitos y la cultura del rescate y la adopción de los mismos, se conjuntó a artesanos y artistas locales que pusieron a la venta arte y gastronomía además de algunas expresiones artísticas como danza, narración, teatro, cuentos y música. Loable esfuerzo por todo lo que lleva implícito y la serie de mensajes de desarrollo humano, convivencia civilizada y cultura que nunca están de más. Enhorabuena y que este esfuerzo se siga dando con buenos resultados.

Aunque un tanto marginado y llevado fuera de los espacios sublimes del Centro Histórico se llevó a cabo con gran éxito el Festival de Rock Zacatecano los días 25 y 26 con la participación de alrededor de cuarenta grupos rockeros locales de las diferentes categorías de esta forma de expresión musical que sigue trascendiendo a pesar del estigma con que se sigue juzgando. Este acontecimiento merece un trato especial en una entrega posterior.

En fin, a pesar de tantas vicisitudes y limitaciones tanto de presupuesto como de miras, Zacatecas no morirá de hambre cultural, al menos, no pronto.

A partir de esta ocasión, esta columna hará recomendaciones de tipo cultural que tienen que ver con recomendaciones especiales para disfrutar Zacatecas y que tendrán que ver con lugares de impacto como sitios históricos, lugares para disfrutar la gastronomía local tanto de alta cocina como popular, espectáculos culturales y dónde tomarse un buen trago.

Primera sugerencia: una vuelta a pie, visitando las fuentes que hay en la ciudad y si gusta ampliar, trasládese a Guadalupe. Encontrará sitios inolvidables.

En cuanto a la gastronomía, si quiere disfrutar una comida de caché, se recomienda el Restaurant “La Cofradía” en la rinconada de la Plazuela Miguel Auza donde hay una carta variada y exquisita. Destaca un Corte de Arrachera complementado con un tinto Alfredo Roca Cabernet Sauvignon o una Ensalada de Salmón con un Blanco Pinot Grigio Delle Venezie. Puede también degustar exquisitas cervezas artesanales y de marca y una amplia carta de vinos.

Si quiere comer rico con gasto modesto en “El Sazón de la Tía”, en la Av. Juárez # 230 platillos locales exquisitos, gorditas, tacos, burritos y tortas de diferentes guisos complementados con agua fresca o refrescos.

Si quiere ver espectáculos que valgan la pena con talento local, en la Ciudadela del Arte y dentro del programa 7 Noches en Zacatecas disfrutará un concierto con el Cuarteto Nereidas el lunes a las ocho de la noche. Teatro, con el Grupo Escenautas, el miércoles a las 8:00 pm con “El Sueño del Ángel” de Carlos Solórzano y el jueves a las 8.30 con “El Oso” de Antón Chejov. En los tres casos, la entrada es gratis.

Por último, para tomarse un trago en un ambiente único, se recomienda el Bar Galería “Las Quince Letras”. Todo mundo sabe dónde está, hasta usted.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ