“Reforma hacendaria” del ISSSTE

“Reforma  hacendaria”  del ISSSTE

 

El representante de la “maestra” Gordi­llo en el Instituto de Seguridad y Ser­vi­­cios So­ciales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), Benjamín González Ro­aro, cree que la “reforma” del instituto debe ser “po­lí­ticamente sustentable, sin maquillaje y capaz de dar solución total a la problemática del fon­do de pensiones y médi­co”. Para ello, calcula, hay que “persuadir” a 220 sin­­dicatos y a “todos” los gobernadores.

Por indicaciones de Fox y esa “complejidad política”, González Roaro cede encantado la tarea a un “coordinador nacional protagónico”. ¿A quién? Por supuesto: a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP). Ella, por su parte, activó el Mexico-Technical assistance for public sector reform, ISSSTE (18/julio/2002) del Banco Mundial, cuyo “implementador” nacional es Enrique Moreno Cueto, subdirector general de Prestaciones Económicas, Sociales y Culturales del ISSSTE.

También gracias a González Roaro, ni tardo ni perezoso (como ya lo había hecho escandalosamente en julio), Alonso García Tamés –representante de la SHCP e intentar hundir con sus apocalípticas cifras a la seguridad social mexicana. Sostuvo, por ejemplo, que el “colapso financiero” de los institutos ya rebasa los 680 mil millones de dólares, ¡116 por ciento del PIB! El ISSSTE es la institución “con la situación más preocupante”, recalcó. Y, como si no fuera suficiente, remarcó que la “problemática” también alcanza a Pemex, Comisión Federal de Elec­tricidad, Luz y Fuerza del Centro y a la banca de desarrollo.
Además de la “asistencia” del Banco Mundial, a los afanes de García Tamés. El “filantrópico” BID espera que su “ayuda” amplíe la participación privada en el sector salud, la subrogación de servicios y genere ajustes de personal de acuerdo con la demanda.
¿Para qué tanta alharaca? Según González Roaro para algo “estratégico”: consumar la aforización de 2.5 millones de trabajadores. ¡Cantidad nada despreciable!, dadas las actuales comisiones y rendimientos a la baja de las Siefore.
Supervisado por García Tamés, ante diputados de la Comisión de Seguridad Social, González Roaro consideró que con un “bono de reconocimiento”, igual del ISSSTE. ¿Cómo? Dotados de “poderosas” cuentas individuales, los trabajadores actuales, así como los de nuevo ingreso, podrían cobrarlo ¡a futuro!

Para ello, los activos contarían con un “esquema de transición” por el que el Estado depositaría en forma de bono la cantidad de recursos a que tendrían derecho si cumplieran los requisitos para el retiro. ¿Cuáles? La actual edad mínima, 55 años y 15 de cotización, sería ya irrelevante, toda vez que con la “reforma hacendaria” del ISSSTE, ellos podrían jubilarse cuando hayan ahorrado lo su­ficiente para tener acceso a una pensión del doble de la mínima que el Estado garantizará a quienes cumplan 65 años de edad, aparte del monto de sus ahorros.
¡Genial!: en una economía estancada, tú, activo, empiézale a correr: el negro futuro es tuyo. Ahora tú eliges la edad de retiro. Sólo que el tamaño de tu pensión dependerá, hoy, del “bonito” a futuro, más lo que acumules a partir de la entrada en vigor de la “reforma hacendaria” y, seguro, los intereses de ambos montos.
Nosotros, como Estado, ya nos difuminamos. Pero cla­ro, si en virtud de un milagro logras ahorrar tanto como para completar una pensión del doble de la que te garantiza el Estado (salario mínimo), te puedes retirar independientemente de la edad que tengas. ¡A Cancún! Si no, tendrás que seguir laborando hasta los 65 años. Pero no te preocupes: en ese mismo momento el Estado se responsabilizará de completarte una ¡fabulosa! pensión de un salario mínimo mensual (mil 357 pesos). Efectivamente: ¡somos el gobierno del “cambio”!
¿Y para los de nuevo ingreso? La “reforma hacendaria” es igualmente ¡brillante! Empieza con las nuevas “reglas” y su fondo se integraría con la aportación de 3.5 por ciento del salario base, otro 3.5 por ciento a cargo de las dependencias, 2 por ciento del SAR y 5 por ciento del fondo de vivienda. Pero, a diferencia de los activos, González Roaro –asesorado por Ha­cienda– estima que los nuevos tendrán garantizada la pensión con base en su ahorro, el cual, a su vez, variará dependiendo del nivel salarial individual. Contando también con el “apoyo” de José Antonio González –director de Seguros y Valores de la SHCP–, el director del ISSSTE comunicó que esta reforma “integral” sólo “transparentaría” una deuda “ya existente”. Como en el caso del Seguro Social, el fondo médico de vivienda. Pero, a diferencia de los activos, González Roaro –asesorado pory sus problemas no está en su orden de prioridades.

¿Y el sindicato del ISSSTE? Como en el caso de Levy, tampoco González Roaro se ha atrevido aún a consultar a sus trabajadores, a pesar de que recibe de ellos un salario mensual de 212 mil pesos. Como en el caso de Levy, tampoco González Roaro se ha atrevido aún a consultar a sus trabajadores, a pesar de que recibe de ellos un salario mensual de 212 mil pesos.¿Los consultará? ■

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ