Premio Estatal de Periodismo “Sergio Candelas Villalba”

Premio Estatal de Periodismo “Sergio Candelas Villalba”

nstaurado en el 2016 por el entonces Gobernador, licenciado Miguel Alonso Reyes, el Premio Estatal de Periodismo “Sergio Candelas Villalba” tuvo como propósito original enaltecer el legado periodístico de este ilustre zacatecano, tras más de seis décadas de ejercicio periodístico.

Conocí a Sergio Candelas Villalba en 1973 cuando ingresé como Redactor al Departamento Editorial de la Presidencia de la República. Él redactaba los textos de las giras presidenciales del entonces Presidente Luis Echeverría Álvarez y yo escribía las notas periodísticas de los eventos realizados por el propio presidente en la Ciudad de México, material que se publicaba mensualmente en un libro llamado El Gobierno Mexicano. Cursaba yo en ese tiempo el quinto semestre de la licenciatura en Periodismo y Ciencias de la Comunicación en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM.

Enterado de su lamentable fallecimiento, víctima de un inesperado cáncer, en septiembre del 2015 en la ciudad de Aguascalientes, donde residía Sergio Candelas, y conocedor de su obra literaria y su trayectoria periodística, el Gobernador Miguel Alonso Reyes me dio indicaciones para preparar la convocatoria del Primer Certamen Estatal de Periodismo y reconocer con su nombre a este distinguido zacatecano.

Así, se llevó a cabo la Primera Edición de este Certamen, con casi 70 trabajos que participaron en los distintos géneros periodísticos y cuyos premios fueron entregados el 7 de junio de 2016, en el marco de la celebración del día de la Libertad de Expresión. Además de los galardonados también recibió un merecido reconocimiento el periodista Jorge Ibarrarán Aranda, por su trayectoria periodística.

En esta Segunda Edición los galardonados con el Premio Estatal de Periodismo fueron el periodista Carlos Alberto Navarrete Ortiz, de esta Casa Editorial, que participó con una entrevista al escritor Juan Villoro y que presentó en el programa de televisión, Acentos.

También fue galardonado el licenciado Francisco Esparza Acevedo, titular del noticiero Enlace, de Estéreo Plata, por su trabajo en radio denominado “México 68, 2 de Octubre”. Igualmente, el reportero Erik Humberto Flores Espino, con su entrevista en prensa escrita denominada “Pedro Valtierra” y publicada en el diario NTR.

Con una mención Honorífica por su trabajo El Deterioro de Prometeo” fue reconocido el reportero Raúl García Rodríguez, del diario El Sol de Zacatecas. Finalmente, por su trayectoria periodística recibieron sus galardones, la licenciada Tere Morales Duque y el fotógrafo Rogelio Martínez Gonzáles, “El Pajarito”, por 37 y 35 años de trabajo informativo, respectivamente.

Lamentablemente lo que no supieron o no lo vivieron los cuatro oradores de la ceremonia de entrega de estos premios fue que, en ese mismo patio del Palacio de Gobierno, donde se realizó la premiación, aún quedan las huellas del andar cansino del “Capi Candelas”, que sirvió al Estado de Zacatecas durante casi cuatro años con el Gobernador José Guadalupe Cervantes Corona y más de cinco años con el Gobernador Genaro Borrego Estrada como su Director de Comunicación Social. De esos más de ocho años me tocó el privilegio de trabajar, como Subdirector, la mitad de esa jornada.

En la parte alta del Palacio de Gobierno, precisamente en los barandales que dan al frente de donde se instaló el presídium de esta ceremonia, Sergio Candelas y yo acordamos la realización de cursos de capacitación para los periodistas zacatecanos, siempre tratando de lograr su propósito de contribuir a la construcción de una mejor prensa, más profesional y calificada, que por lo mismo fuera mejor vaso comunicante entre gobernantes y gobernados. Me correspondería a mi dar esas clases en la parte alta de la Oficina de Prensa Estatal.

Metido de lleno en los recuerdos, mientras los oradores destacaban la trayectoria periodística de Sergio Candelas Villalba, yo pude evocar las frías noches de Zacatecas, cuando juntos recorrimos tantas veces las baldosas del Palacio de Gobierno y las de Plaza de Armas, después de jornadas, siempre gratas, tratando de servir a los compañeros de los medios de comunicación, como debe ser siempre el espíritu y la prioridad en el trabajo de toda oficina de prensa.

De pronto me encontré en la presentación de su libro “Mitchimalli”, en la Feria del Libro de Guadalajara o en las dos presentaciones de su primer libro “Escalerillas 23, con los compañeros de esta capital y los periodistas de Fresnillo”. Igual recordé las jornadas que llenamos a teclazos en las oficinas de Palma 40, en la Ciudad de México donde redactábamos para El Gobierno Mexicano. Vi pasar frente a mí la tarde noche de la presentación de su magna obra “Los Anales de García” con la presencia de Genaro Borrego como presentador; Amalia García como Gobernadora y Miguel Alonso Reyes, entonces Diputado Local, en el patio central del edificio de Rectoría de la UAZ.

Así, mientras el Gobernador Alejandro Tello hablaba de su intención de respetar siempre la libertad de expresión y evocaba la figura de Sergio Candelas, yo me veía con él en el estudio de su casa en el fraccionamiento Pulgas Pandas, en la ciudad de Aguascalientes; en las bodas de sus dos hijos Magaly y Sergio; en el centro Médico de Occidente de Guadalajara, cuando lo operaron de un quiste sebáceo o en los muchos desayunos que ambos sostuvimos con una docena de amigos periodistas que cada martes nos reuníamos en Aguascalientes.

Se cumplió satisfactoriamente con esta segunda edición del Premio Estatal de Periodismo Sergio Candelas Villalba. Aplaudí con entusiasmo a cada uno de los galardonados, pero también celebré que sin pensarlo si quiera el evento fuera ocasión para evocar a mi querido amigo y jefe, y revivir su permanente intención de contribuir al ejercicio de un mejor periodismo en Zacatecas. En gran medida fue una contribución efectiva porque, ni duda cabe, y los galardonados lo demuestran, que hoy se ejerce con dignidad y talento esta bella profesión en todo Zacatecas, tierra que también fue cuna del primer periodista de América, Juan Ignacio María de Castorena Urzúa Goyeneche y Villareal, a quien Sergio y yo siempre recordamos por abrir la brecha y marcar el camino del periodismo zacatecano.

Felices momentos los que viví el pasado miércoles en esta entrega del Premio Estatal de Periodismo Sergio Candelas Villalba, gratos los recuerdos evocados.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ