A un paso de los sueños

A un paso de los sueños

Es un sueño recurrente, uno que me aleja de mi triste realidad. En ese mundo soy un centro delantero decisivo. Dos veces he alzado la copa de la Liga Premier, otras veces, me he visto levantando la charola de la Bundesliga. Sin embargo, apenas despierto, comienzo a llorar.

Cuando tenía siete años sentí carne propia el zarpazo de la guerra. Y eso que era algo que me trataba de explicar mi abuelo, señalándome cómo había perdido tal vecino un ojo, otro más, un brazo, uno más, un pie. Esa mañana salí a jugar fútbol con mis amigos cerca de la aldea en un terreno baldío, un terreno que teníamos prohibido pisar, aunque viéramos a las cabras pastar; a mí se me hizo fácil decirles a mis chicos que fuéramos, pues qué cosa podía sucedernos. De repente, al dar un saque de esquina, al tocar el balón, vino un gran destello de luz. Cuando abrí los ojos, estaba en el hospital.

A veces sueño que doy la vuelta olímpica, sosteniendo entre mis manos la copa del mundo, en tanto la gente grita mi nombre.

 

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra-315_71cm

 

 

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ