Reseña de El discurso crítico de Marx

Reseña de El discurso crítico de Marx

Mucho se habla del regreso de la derecha como vertiente política que recuerda, por algunas de sus cualidades de exclusión y violentas de Estado, a los regímenes totalitarios de la entre guerra durante la primera mitad del siglo XX, y a las dictaduras latinoamericanas de la segunda mitad del mismo siglo. La revisión conduce, como casos evidentes y vigentes, a la denominada era Trump en Estados Unidos o al presidencialismo turco. Así, el actual momento político y social que se vive no sólo en México, sino en todo el mundo, nos lleva a plantearnos preguntas como las que el editor de la segunda edición de El discurso crítico de Marx, David Moreno Soto, expone en el prólogo del libro: ¿cuál es la relevancia de releer los tres tomos de El capital?, así también, ¿cuál es la importancia de releer a Marx desde la lectura de Bolívar Echeverría?

Bolívar Echeverría (1941-2010), filósofo, escritor e investigador de origen ecuatoriano formado entre Alemania y México, fue precursor de importantes revistas culturales en América Latina y Europa, así como, fundador del seminario, La modernidad: versiones y dimensiones en la Universidad Nacional Autónoma de México, donde se desempeñó como profesor, investigador y formó a generaciones de académicos incitando, en sus seminarios abarrotados en la facultad de economía y posteriormente de filosofía, una revisión crítica de Marx y el marxismo mismo. La lectura de Bolívar Echeverría versa fundamentalmente en la sistematización del proceso del trabajo, esencial para entender la obra de Marx, pero guiando al lector para prestar atención al desarrollo de dicho concepto en los terrenos de la política y la cultura, es decir, una crítica construida a partir del concepto nodal, valor de uso. Lo que implicó un escrutinio a la cultura política de izquierda. Es a la vez, una crítica a la dogmatización del estalinismo que en los años setenta, cuando el autor dilucidó en sus apuntes la renovación del marxismo, el ambiente de la guerra fría bipolarizaba al mundo, y lo forzaba a inscribirse al comunismo o al anticomunismo, teñido por la dicotomía, socialismo versus capitalismo.

Bolívar Echeverría presenta una arquitectura crítica de El capital, y despliega, igualmente, la tríada: comunismo, izquierda y marxismo, que desde los años de la primera entrega de El discurso crítico de Marx (1986) planteaba que su renacimiento o desaparición gozaban de la misma posibilidad de ejecutarse. Argumenta que bajo el nombre de Marx existen diferentes visiones y tradiciones que al día de hoy conocemos como “marxismos” las cuales llegan a pocos puntos de encuentro con los postulados originales y que solo comulgan a partir de un retal de enunciados, extraídos a conveniencia, que resultan limitados para una lectura completa.

La segunda edición de El discurso crítico de Marx está constituida en los primeros dos capítulos por cavilaciones acerca del materialismo de Marx y la solidez de su disertación. En seguida, hay una revisión exhaustiva y sistemática de El capital, que ocupa los siguientes cinco ensayos del libro, posteriormente se plantean las ramificaciones de la teoría de Marx. Hasta aquí, los cambios no son exagerados respecto a la primera edición, pero sí se procuraron movimientos estructurales y se solventaron algunas erratas. Sin embargo, lo que hace interesante esta revisión es que se incluyen materiales nuevos, como notas sobre el salario o la circulación capitalista.

La relectura de Marx implica un arduo trabajo de interpretación, no sólo del texto, también de la realidad social, inmediata y global. Es decir, El capital es capaz de responder preguntas de nuestra situación en tanto se ponga en práctica. Hay que entender que las teorías acabadas no existen, y que en todo caso el discurso de Marx es abierto. En la presentación de la segunda edición de este libro, que se efectuó en la librería del Fondo de Cultura Económica, Rosario Castellanos, Diana Fuentes sostenía que en sus seminarios, Bolívar Echeverría apuntaba que, “Marx era el gran desconocido.” Un desconocido al que Echeverría logró acercarse y, además, demostró que en su obra reside un diseño donde se construyen la vida social y la modernidad, que Marx discute con la contemporaneidad.

Marx es terriblemente necesario para entender el presente, el capitalismo, la acumulación de la riqueza, el valor de cambio, el proceso de trabajo, las izquierdas pasadas y actuales, y el retorno de la derecha como proceso político cultural. Procesos a los que Bolívar Echeverría dedicó gran parte de su trabajo intelectual. Este texto recuerda a una de sus clases del seminario El capital en la Universidad Nacional Autónoma de México, repleto de explicaciones y diagramas que ejemplifican los planteamientos económicos y filosóficos. El lector da cuentas del amplio conocimiento de Bolívar Echeverría acerca de Marx, y de su singular paciencia y facilidad para instruir a los lectores como lo hizo con sin número de estudiantes. El discurso crítico de Marx no es un manual para llegar a Marx, es una lectura que ejemplifica y da posibilidades al lector para repensar los postulados de El capital, es un libro que debe ser leído, reeditado y renovado conforma pase el tiempo.

 

1 El Fondo de Cultura Económica recientemente reeditó los tres tomos del El capital, la edición es la revisión de Wenceslao Roces (1897-1992), quién años atrás tradujo los tomos al español.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ