No hay que arrear ganado flaco…

No hay que arrear ganado flaco…

■ Punto & Aparte

El proceso de elección y en este caso, de la reelección de Cuauhtémoc Rayas Escobedo en la dirigencia estatal de la unión ganadera regional de Zacatecas, trae a colación anteriores relevos en esta organización “apolítica”; recordarán ustedes a los ex presidentes Ignacio Morales Martínez, Rubén López Pro, Antonio de la Torre López, Rafael Mier Pérez y Silverio López Magallanes, el más sonado de los relevos por el fondo y la forma en que se llevó a cabo, en el sexenio de Ricardo Monreal Ávila.

Rayas Escobedo, con un inicio en la administración en la UGRZ un tanto lento y tibio, poco a poco se fueron acomodando las calabazas y sin discursos, ni presencia en los medios, logró con trabajo conciliar al gremio ganadero y al concluir las elecciones, claramente lo dijo: soy un ganadero, no soy político…invito a los representantes de los gobiernos federal y estatal a trabajar juntos, unidos, por el sector ganadero, referencia directa a Fito Bonilla y Roberto Luévano Silva, de que mucho se comenta que ya pronto se va. Temo, como lo llaman los ganaderos, habló de los proyectos que se tienen ya establecidos para impulsar la reactivación del subsector pecuario, trae plan de trabajo el de Saín Alto.

Y hablando de mujeres y traiciones, retomo el punto aquél de la mecanización y modernización del campo, recientemente abordado por el compañero y amigo Fito Bonilla; no es posible hablar tan así a la ligera sobre este tema, cuando cada año en temporadas determinadas, la erosión (eólica e hídrica), causan destrozos en las capas de tierra productivas, porque la fuerza de la naturaleza es enorme y arrastra con agua o aire, muchas toneladas de tierra. Ya no es bueno hablar y hablar por el simple hecho de hablar, ¿no cree usted?

Estamos en tiempos difíciles, porque si usted analiza declaraciones de personajes que “pululan” en el mundo de la política, por ejemplo, el chavo de Río Grande que es diputado y que ya pretende entrar a los equipos de las grandes ligas, él solito se echa la soga al cuello, él solito se engancha, dicen en el rancho de Pancho Escobedo, o en el de Pepe Haro de la Torre, porque téngalo usted por seguro que ya ha de haber adquirido por ahí algún ranchito para las carnes asadas, como el nochistlense Benjamín Medrano Quesada, que se anda reventando las venas con el caso de Omar Carrera, al que le tendrán que pagar, quieran o no, más de un millón de pesos y todo por caprichitos del diputado avecindado en El Mineral.

Hay mucho que decir, sobre todo en materia de seguridad pública, de aplicación de la justicia y de lealtades, porque en lo que queda de los partidos, hay cada día más y más simulación y más traiciones, y, concretamente en lo que a seguridad respecta, debe usted de ponerse a pensar en que cada día los grupos delictivos están llegando a las cabeceras municipales y tal parece que lo hacen para llamar a cuentas a los policías municipales. Dicen por ahí que las tierras zacatecanas ya están infestadas de malosos, ya ve como es la raza. Hablan de limpieza a fondo y hablan de grupos armados hasta los dientes, así que si en estos días de abril y algunos del mes de las flores se topa con acelerados, no les haga caso, usted siga su camino y váyase a su casa. Digo, es un mero consejo úes.

El apoyo a las actividades del campo, (vuelvo al tema), es necesario porque del campo nacen los alimentos, los productos que se utilizan para la agroindustria, para el desarrollo de todas esas actividades que son empleadas por los políticos en discursos vanos, que no entienden del tema. Del campo depende el desarrollo de las demás actividades, como la educación, la salud, la industria, el empleo, el turismo y la seguridad porque si no hubiera corrupción e impunidad, el progreso de un pueblo, de un municipio, de un estado y de una nación tan rica como México, sería diferente al que ahora vemos.

Los pueblos mineros, solo como un botón de muestra, no seguirían viviendo en la pobreza o presionados y hostigados por los dueños de las empresas mineras, está el caso reciente de La Colorada, comunidad de Chalchihuites, en donde el desalojo y la agresión, aunada a la violación de los derechos humanos se hizo más que notoria. Zacatecas, como principal productora de plata y oro, debería de tener un ritmo de vida diferente, uno que otro pueblo pobre, ¡pero no tantos carajo!

Y eso de la volatilidad del suelo, debe de atenderse de inmediato, ahí están los estudiosos de la universidad autónoma de Zacatecas, una institución que no ha sido valorada por los gobiernos, sólo grilla, solo entuertos y negocios turbios; Zacatecas se merece niveles mayores de crecimiento y se merece también gobernantes conscientes y conocedores, aunque sea poquito, de los temas fundamentales, porque no pueden andar regando su ignorancia, como tantos otros lo hacen con el apellido, por las calles, callejones, plazuelas y municipios del territorio zacatecano.

Y antes de concluir, aprovecho para enviar un saludo a dos amigos, Cuauhtémoc Rayas Escobedo y Mara Muñoz Galván, firmes en su lucha y en sus convicciones.

Hasta aquí mi comentario, nos veremos en la próxima entrega… ■

 

[email protected]

 

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ