Por el relanzamiento del Centro Histórico

Por el relanzamiento del Centro Histórico

En mi responsabilidad como coordinador de delegados de la SEDATU he tenido la posibilidad de conocer la totalidad de los centros de las capitales de los Estados, todos, con sus particularidades y bellezas características de acuerdo con su región e historia; ninguno tan bonito como el Centro Histórico de mi Zacatecas.

En lo general puedo decir que se pueden clasificar en dos grandes grupos: aquellos que han sido reactivados económicamente, a través de una estrategia pública o privada y donde es evidente cómo a cualquier hora del día tienen una intensa actividad. Otros donde se aprecia la ausencia de una estrategia al respecto y, salvo por la actividad de los comercios locales o las oficinas gubernamentales ahí ubicadas,  hay poca o nula actividad.

Una de las ventajas que tiene el Centro Histórico de mi Zacatecas es que está inscrita en la Lista del Patrimonio Mundial de Centros Históricos desde el 11 de diciembre de 1993, título conferido por la Unesco, nombramiento que se otorga a ciudades o centros históricos considerados de valor excepcional. Lo interesante de esto es que, según datos de este organismo, México es uno de los 162 países que hasta la fecha se han adherido a la Convención del Patrimonio Mundial, además de ser la tercera nación con el mayor número de ciudades inscritas ya que actualmente cuenta con diez; tan sólo seis menos que Italia y cinco que España.

Mantener “vivo” un Centro Histórico es una tarea complicada porque, por un lado, se debe respetar su arquitectura original,  y por otro lado generar las condiciones arquitectónicas y de obra pública que permitan impulsar la actividad económica.

Son dos las estrategias fundamentales que se deben implementar en un Centro Histórico a fin de mantenerlo vivo. Por un lado, la reactivación económica y, por otro, la redensificación poblacional. En el primer caso, las autoridades deben cuidar que las actividades que se promuevan sean armónicas o complementarias a la vocación del Centro Histórico, es decir, por ejemplo no sólo se trata de saturar el espacio con antros y bares porque a la larga se presentarán más daños que beneficios, sino de generar desarrollo armónico, sustentable y sostenible. Existen en el país experiencias importantes en las que se reactivó la economía con restaurantes que ofrecen una variedad de comida típica o tradicional y que incluyen un esquema temático que llama la atención de locales y turistas; a su vez, cafés y/o cafeterías especializados o de tipo gourmet que han permitido un fortalecimiento de la actividad económica y del turismo.

Otra acción que ha resultado exitosa tiene que ver con el tema de la industria cultural. No sólo a través de galerías que expongan obras de artistas locales, nacionales e internacionales, sino también con actividades como seminarios, talleres y cursos de arte que permitan que los estudiantes, artistas y, en su caso, compradores del estado y el mundo se instalen por temporadas o largos plazos en el Centro Histórico. En este rubro, adicionalmente en mi Zacatecas tenemos una ventaja al  ser sede del Centro Regional de la Unesco, particularidad que nos da la posibilidad de tener ser un centro de eventos, foros y actividades permanentes relacionadas con este organismo. De igual modo contamos con la gran ventaja de tener artistas de gran renombre nacional e internacional como es en vida el Mtro. Manuel Felguerez y Juan Manuel de la Rosa, o los ya fallecidos Pedro Coronel  y  Francisco Goytia

En materia de redensificación, lo fundamental es generar un acuerdo con los responsables del Centro Histórico y las autoridades municipales para cuidar la arquitectura pero, a su vez, facilitar permisos para obras de remodelación y, en algunos casos, de construcción generando una sinergia para la promoción de financiamientos y créditos a fin de que los propietarios de estas zonas puedan reactivar muchos de los espacios que permanecen en el abandono.

Haber sacado las oficinas gubernamentales del Centro Histórico fue, sin duda, una buena decisión, el reto ahora es impedir que esta parte tan importante de nuestra ciudad muera. Como zacatecano que, por razones laborales y de superación personal y académica me ha tocado estar fuera de mi estado, me fue muy grato acudir en recientes días a la plazuela Miguel Auza y constatar la importante vida y actividad económica que se ha reactivado a través de la cultura y de la gran e interesante oferta de restaurantes y cafés.

Estamos en el momento adecuado para repensar el rumbo que se le quiere dar a este Centro Histórico. La coyuntura favorece ya que contamos con una presidenta municipal de visión y capacidad amplia y, a su vez, con la experiencia acumulada de los vecinos de esta zona a fin de generar estrategias puntuales para estos espacios. ■

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ