Anticorrupción y Parlamento Abierto: la oportunidad

Anticorrupción y Parlamento Abierto: la oportunidad

Zacatecas ha logrado ya la reforma constitucional que da origen al Sistema Estatal Anticorrupción, y comienza el proceso de redacción de las leyes secundarias que darán cauce a los procedimientos, que las instituciones locales, articuladas, habrán de implementar para prevenir, combatir y castigar los actos de corrupción, tanto de los servidores públicos como de los particulares que se vean involucrados en los mismos, sean personas físicas o jurídicas (individuos o empresas).

No olvidemos que el diseño generado en el ámbito federal, en clave gobernanza, tiene como uno de sus principales elementos, tanto de legitimación como estratégico, la participación ciudadana, en un Comité, mismo que encabezará la coordinación del Sistema Nacional Anticorrupción. Sin embargo, no hay que obviar que no es solo en la implementación del este de nuevo complejo institucional que el elemento cívico debe integrarse, sino desde el momento mismo en que comience el debate y conformación de propuestas legislativas para la próxima promulgación de las leyes secundarias que habrán de conformar dicho Sistema Local.

Para contar con la participación ciudadana habrá que partir de la realidad de decepción, desconfianza e incluso coraje colectivo que tiene la sociedad frente a la clase política y las instituciones, por lo que los Legisladores locales tienen frente a sí la oportunidad de demostrar su voluntad política y utilizar sus recursos (tanto materiales como humanos) en incentivar que distintos grupos de la sociedad civil, así como personas en lo individual, se acerquen a sus representantes y expresen sus inquietudes, dudas, propuestas, cometarios, observaciones, reclamos y en fin todo lo que, en uso de un derecho que pareciera nos ha sido limitado, puedan y deseen expresar.

Frente a lo que hoy pareciera ser el fracaso de la democracia, a través del cuestionamiento que viven las instituciones, los representantes populares, pueden ejercer, con voluntad, la estrategia de la gobernanza, abriéndose a la ciudadanía con los riesgos inherentes a su cómoda dinámica de escuchar el eco de los entornos en los que parecen enclaustrados.

El Parlamento Abierto ofrece la posibilidad de que, a través de la conversación pública, se retome el diálogo y, si es exitoso, la confianza entre “ciudadanos” y “políticos” (haciendo abuso de ambos términos, cual es costumbre hoy en día).

Lo anterior contribuirá a que la sociedad, invitada, convencida, motivada y participante, analice con seriedad los posibles alcances que tendrá la estrategia del Sistema Estatal Anticorrupción y no sufra una decepción similar a la que tuvo en la primera transición, en esta segunda transición política, en términos de Mauricio Merino.

En este sentido, cabe caer en la prevención del Doctor Merino: los hechos siempre serán más complejos que los planes. Así pues, los Sistemas Anticorrupción, tienen un diseño idóneo en la teoría, que habremos de convertir en realidad, con defectos, en una lógica de aciertos y errores, que solo juntos, convencidos y con voluntad, instituciones, mercado y ciudadanos, podremos salvar a fin de llegar a buen puerto, en este barco en el que, nos guste o no, vamos todos y nuestro futuro.

No está de más repetir aquí los diez principios del parlamento abierto, suscritos en la declaración del lanzamiento de la Alianza para el Parlamento Abierto, que fue firmada el 22 de septiembre de 2014: Respeto al Derecho a la Información; Promoción de la Participación Ciudadana en la Rendición de Cuentas;  Publicación y Difusión de Información parlamentaria así como de la Información presupuestal y administrativa; Transparencia en la Información sobre legisladores y servidores públicos y la  Información histórica; Presentan la información en Datos abiertos y no propietarios; Permiten la Accesibilidad y difusión; Prevención de Conflictos de interés y Legislan a favor del gobierno abierto.

Este llamado, que reconozco es reiterativo, va encaminado a no ceder frente a los retos que tenemos enfrente, sociedad y gobierno, y sobre todo, a la confianza de que es en la vía institucional y no en otra, dónde se encuentran las soluciones, justas, racionales y consistentes. ■

 

@CarlosETorres_

www.deliberemos.blogspot.mx

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ