Los motivos del odio: ¿contra-discriminación discriminante?

Los motivos del odio: ¿contra-discriminación discriminante?

La campaña pasada a la presidencia de los Estados Unidos de América el candidato que al final obtuvo el triunfo, generó una atmósfera turbia por sus mensajes de odio en contra de los mexicanos. Lo cual provocó que en varios lugares de la Unión Americana los latinos estén sufriendo hostilidad. Y los grupos de la ultraderecha, incluyendo las demenciales manifestaciones de connotados miembros del Klan de la supremacía blanca, aplaudieran las políticas del señor Trump. Esos menajes generan una expectativa negra para los migrantes y de enorme angustia para sus familias aquí en México. Algunos pretendieron disminuir la ansiedad prediciendo que las promesas de masivas deportaciones y de la construcción de un muro no se iban a cumplir, que sólo habían sido estrategias de campaña. Sin embargo, antes de arribar a la presidencia, el señor Donald está cumpliendo varias de sus promesas, como el caso de las empresas que iban a estar en Nuevo León y ahora se van a estacionar en territorio norteamericano por intervención directa de este personaje. Otro ejemplo es el rechazo al TTP, el cual, posiblemente se extinga por el cumplimiento de Trump de su promesa de eliminar dichos tratados o acuerdos comerciales. Así las cosas, las expectativas son negativas. La situación de zozobra en que viven los mexicanos que tienen familiares migrantes, podemos calificarla de objeto de violencia. En una palabra: la xenofobia es violencia y sus incitadores son promotores de la misma. Con ello, después del triunfo de Trump se puso el ambiente muy explosivo.

En este contexto una diputada zacatecana justificó la política xenofóbica del presidente electo de EU en la mismísima tribuna de la Legislatura local. La reacción de las redes fue furibunda: indignación y enojo generalizado. La reacción de indignación se debió a escuchar a una representante popular zacatecana, de un estado migrante, justificar las políticas de violencia en contra de los migrantes, acusándolos de ser causantes de sus desgracias. Y el enojo por obvias razones. De tal manera, que las palabras de la diputada del PES cayeron como una agresión y resultaron altamente ofensivas a la población zacatecana. La cual reaccionó de forma vehemente y hasta iracunda. Las redes emitían chispas.

Es justo en este contexto en el cual se leían mensajes de inconformidad, desautorización y hasta de virulentos insultos. Reacción entendible por lo que acabamos de describir arriba. Sin embargo, hubo epítetos que hicieron referencia a su condición de género, los cuales fueron rechazados de inmediato por las organizaciones feministas que, afirmaron, no se puede expresar una indignación haciendo uso de expresiones que suponían otros tipos de discriminación, como las de género. Epítetos misóginos. Entendemos que es muy difícil guardar los equilibrios en una situación de tensión por todos aquellos que se sienten agredidos (en este caso lo somos casi todos), pero debemos cuidarnos de no incurrir en actos discriminatorios o de agresiones innecesarias, porque de hacerlo, es como caer justo en lo que se critica: ejercer el motivo que se rechaza. En esa circunstancia la espiral de violencia será incontenible. En fin, se ve que la nube negra llega en enero y no hay planes para guarecernos.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ