Los políticos del futuro

Los políticos del futuro

“…Cambios radicales se están produciendo en lo que las

sociedades democráticas enseñan a los jóvenes,

y estos cambios no han sido bien pensados.

Ansiosas de lucro nacional, las naciones y sus sistemas

de educación, están descartando descuidadamente habilidades

que son necesarias para mantener vivas las democracias.

Si esta tendencia continúa, las naciones de todo el mundo

pronto estarán produciendo generaciones

de máquinas útiles, en lugar de ciudadanos completos

 que puedan pensar por sí mismos,

criticar la tradición y entender el significado

de los sufrimientos y logros de otra persona…”

Martha Nussbaum

En lo personal, visualizo a la política como una gran alberca en cuya superficie se encuentra una gruesa capa fosilizada que no permite emerger a las generaciones presentes y por lo visto, tampoco a las futuras. En el contexto nacional, los candidatos que históricamente han perdido contiendas electorales, se encuentran empecinados en ganar el próximo proceso, provocando que nuevas personalidades y con propuestas novedosas se queden en el subsuelo sin posibilidad siquiera de aspirar a alguna posición importante. Así las cosas, considero fundamental que se promueva la formación de nuevos actores políticos en todos los órdenes incluyendo el universitario, pues sin duda, será en este último espacio el lugar de donde emergerá en su mayoría, la clase política del futuro inmediato, lo malo, es que estamos enseñando o permitiendo, una forma de hacer política muy nefasta con matices de intolerancia, ignorancia y antidemocracia. Debo reconocer que existen jóvenes de una sola pieza, leales, sinceros, solidarios, inteligentes, propositivos y directos, dignos de llevar las riendas de una escuela, un municipio, un estado o del mismo país, sin embargo, el lado oscuro del poder, ha contaminado a un sector de jóvenes que han hecho del golpeteo, el acoso, la traición, la amenaza y la violencia, el modus operandi para lograr beneficios personales, de carácter académico o monetario, sentando las bases de una clase política más miserable de la que tenemos actualmente, pues, en donde debe prevalecer la justicia, la observancia de la norma, los valores, la ética y el respeto a los derechos humanos, encontramos conductas tan mezquinas que nos dan idea de los escenarios futuros en los que tendremos que coexistir inebitablemente. Ni a usted, ni a nadie nos conviene fabricar o dejar que se construyan políticos que no permiten el diálogo, que se cierran a conocer otras propuestas, que persiguen y destruyen incipientes manifestaciones de incomodidad u oposición, que aprovechan las sombras de la manada para tirar el golpe y ocultar la mano, que por la espalda clavan el puñal y de frente te saludan con un abrazo fraterno. ¿Qué nos espera como sociedad si cultivamos en la próxima generación de políticos las semillas de la de la antidemocracia y los antivalores? ¿Qué país heredamos a nuestros hijos cuando estamos clonando delincuentes desde las escuelas para que se inserten profesionalmente a desarticular el estado de derecho? ¿Qué le decimos a nuestros jóvenes cuando advierten que ni la capacidad ni la inteligencia son los mejores vehículos para transitar al éxito? Estas reflexiones y otras, deben mantenernos alerta ante los casos en los que las conductas que espero sean aisladas, manifiesten agresiones ante las distintas formas de pensar ya que nuestra sociedad, está harta de ver escenerios violentos por todas partes; impregnémos paz y razón a los procesos electorales, dejemos que los candidatos ganen con propuestas, que hablen, que debatan, no les firmemos un cheque en blanco, dejemos que suden la camiseta y que se ganen los puestos con sudor y poder de convencimiento. A nadie conviene crear divas del poder ni adentro ni afuera de la universidad o reyes y reinas que se creen dueños y señores del país, del estado y de las instituciones educativas, no más reyes soles a los que luego no sabemos como bajar, no divinicemos ni hagamos eternos a los simples mortales, no construyamos delincuentes que en un futuro puedan cercenarnos en partes, no encumbremos al estiércol porque nos manchamos todos. Finalmente, dejo para los oscuros del sistema las reflexiones de Aristóteles expuestas en su obra La Política, “Quien por su inteligencia es capaz de previsión, es por naturaleza gobernante y por naturaleza señor, al paso de que quien es capaz con su cuerpo de ejecutar aquellas providencias, es súbdito y esclavo por naturaleza” ¿Cuál es tu naturaleza? ■

 

*Coordinador de la Organización Monitor Ambiental Ciudadano

[email protected]

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ