Sobre transparencia y rendición de cuentas (4). Las participaciones pendientes

Sobre transparencia y rendición de cuentas (4). Las participaciones pendientes

La semana pasada se llevó a cabo en Zacatecas el Primer Encuentro Nacional de Transparencia en Seguridad Social, organizado en conjunto por el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado de Zacatecas y la Comisión Estatal de Acceso a la Información Pública, con la colaboración de la Auditoría Superior del Estado, la Secretaría de la Función Pública y el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales, así como de las Legislaturas local y Federal, y aunque la iniciativa tenía como destinatarios principales a los servidores públicos encargados del tema, la convocatoria se hizo de manera pública, abierta e incluyente, por este y otros medios.

Sin embargo la participación de la ciudadanía, instituciones académicas y organizaciones civiles fue escasa. Lo que a su vez deja en clara evidencia el desinterés de dos sectores importantísimos en la conquista y ejercicio del derecho a la información.

A nivel nacional, habrá que recordarlo, fue el grupo Oaxaca, un interesante colectivo de ciudadanos, los que promovieron y lograron a inicios del primer sexenio de la alternancia, que se hicieran las primeras reformas sustanciales en el tema de la transparencia y el derecho de acceso a la información pública.

En Zacatecas sin embargo aún nos falta camino para recorrer en ese sentido. Pareciera que la asignatura pendiente más importante en el uso y aprovechamiento de la herramienta de control público, que es el derecho de acceso a la información, es la participación de la ciudadanía demostrando su interés y empuje para lograr apropiarse de este derecho.

Urgen voces de la sociedad civil que participen en el debate de este importante tema, así como la promoción de la cultura de la información como un elemento ideal para la toma de decisiones y la exigencia de una rendición de cuentas eficaz. Es indispensable que las organizaciones ciudadanas entiendan la importancia que tiene el derecho a la información para nuestra vida política y social.

Por ejemplo, Zacatecas tiene el reto, cada día más urgente, de homologar su legislación en la materia, pues, recordemos, el plazo vence en el mes de mayo, y de no realizar las adecuaciones pertinentes, simplemente nuestra Ley local quedará rebasada por las obligaciones y dinámicas jurídicas que impone la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública. No ha habido voces de la academia, ni de la sociedad civil que expresen su preocupación por el contenido de la misma de manera sobresaliente, participación que sí ha tenido ese mismo sector en el ámbito nacional, como se ha visto en la iniciativa de Ley General de Responsabilidades Administrativas, que hemos antes comentado aquí, conocida como Ley del tres de tres.

Tampoco ha sucedido esto con académicos que se pronuncien en investigaciones serias y análisis teóricos del estado de la cuestión en Zacatecas, ni en la modificación del índice de materias en licenciaturas como Derecho, o su inclusión en el programa de Derecho Constitucional, menos aún en alguna especialidad o Diplomado al respecto.

Este desentendimiento de la sociedad civil así como de la academia ha llevado a que el tema sea preponderantemente abarcado por el sector gubernamental o público, con pocas incursiones en un control efectivo de parte de la ciudadanía, a través de la utilización de este instrumento para la rendición de cuentas con un enfoque de participación ciudadana.

Salvo la incursión esporádica de los medios de comunicación, este tema, en Zacatecas, se ha vuelto uno cuasi exclusivo de los servidores públicos y actores políticos, lo que a su vez lo ha viciado en parte. Y es que, aunque existe el uso común de solicitudes por parte de estudiantes para determinadas investigaciones de carácter académico, su enfoque descansa en temas cuyo enfoque no termina de sistematizarse a fin de que, como sucede en otros asuntos, se vincule con medios de comunicación, instituciones académicas, políticas y gubernamentales, configurando con ello un proceso que provoque un modelo de gobernanza en la rendición de cuentas, a través de la transparencia.

Vayamos pues por esto: una cultura de rendición de cuentas a partir del uso del derecho de acceso a la información pública, como instrumento en un ejercicio que involucre a las instituciones públicas, la iniciativa privada y las organizaciones civiles, como elementos indispensables de la democracia participativa efectiva y moderna. ■

 

@CarlosETorres_

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ