Sin sorpresas programa del 30 Festival Cultural 2016: experta
Photo Credit To Laura Gemma Flores García, docente e investigadora en la Universidad Autónoma de Zacatecas ■ FOTO: ERNESTO MORENO

Sin sorpresas programa del 30 Festival Cultural 2016: experta

■ La oferta no tiene una propuesta distinta e incluyente que cubra expectativas y lleve a la reflexión, comenta

■ Autoridades deben considerar reunir comités que analicen y discutan opciones, considera

Respecto al programa general del 30 Festival Cultural Zacatecas 2016, el Instituto Zacatecano de Cultura cumple dos cometidos, ejercer un presupuesto y elevar el discurso propagandístico de un partido en el poder, expuso Laura Gemma Flores García, por lo que agregó, “entonces a mí no me sorprende. Realmente las programaciones de los festivales nunca me han sorprendido porque no creo que tengamos mucho que esperar de una propuesta oficial”.

La académica abundó al señalar que la oferta desde el IZC responde a una política de Estado que busca llamar la atención del público de masas manejando una cultura hegemónica que no tiene una propuesta distinta para hacerlo pensar sino solo, “para situarlo en una zona de confort, de percepción pasiva”.

Lo que sí es sorprendente, agregó la docente e investigadora en la Universidad Autónoma de Zacatecas donde es líder del Cuerpo Académico Teoría, Historia e Interpretación del Arte, “es que se manejen dobles discursos y que se diga que quieren llegar a diversos públicos, que quieren cubrir ciertas expectativas para la ciudadanía zacatecana. Eso me parece totalmente falso”.

La ex subdirectora de Investigación del Patrimonio del Instituto de Zacatecano de Cultura observó desde su experiencia al interior del organismo, que año con año son las personas cercanas, o que gozan de la simpatía del director, quienes obtienen un espacio para presentarse en el Festival, y que aquellas “que han trabajado durante años y tienen propuestas originales, creativas y que rompen esquemas a los que estamos acostumbrados a consumir, no son tomadas en cuenta”.

La también ex directora de la Casa Municipal de Cultura expuso asimismo la existencia de “mafias” que desde la capital del país definen catálogos de artistas “que tienes que traer contigo”, por lo que propuso que debe ser el papel de las autoridades de la entidad, “el salirse” de esas propuestas dictaminadas desde el centro de la República o un partido político.

Esto no sucede agregó, porque dichas autoridades “están ocupados en otros asuntos, no sé de qué envergadura”. No obstante señaló como su obligación buscar alternativas programáticas de consumo cultural distinto, “porque para eso les pagan los ciudadanos zacatecanos”.

El consumo cultural dijo convencida, puede transformar la conciencia de las personas, su capacidad de mirar y percibir el mundo, pero si la oferta es “acartonada” lo que se obtiene son consumidores pasivos que repiten los mismos patrones.

De manera personal y a modo de ejemplo, dijo, ha dejado de asistir a exposiciones porque ya sabe que siempre se presenta lo mismo.

Es en otras entidades federativas o fuera del país, dijo, donde pueden encontrarse propuestas nuevas, y en su caso personal, el inscribirse además en el contexto académico la ha vuelto más crítica, por lo que expuso, “ya no consumes tan fácilmente eso que te están dando”.

En torno a si el Festival Cultural Zacatecas sigue cumpliendo con la función de acercar al público local propuestas a las que no tendría acceso de otra manera -como fue en algún momento uno de sus objetivos-,  dijo, “¿qué ganas? si te están dando lo que puedes ver en la televisión, tú bajas el canal de Youtube y ya tienes al cantante fulano o perengano, que te quieren traer”.

“Creo que lo que el Instituto quiere vender es esa emoción del contagio colectivo que se da al estar en presencia de un espectáculo. Eso es manejar a las masas y manipular a las masas. Eso sí tenemos que decir, que mucha gente viene porque aquí los espectáculos son gratuitos”, expuso.

En cita a la teoría de Pierre Bordieu acerca de la distinción, el gusto y el consumo cultural, dijo que es cierto que ofrece un sentido de pertenencia e identidad con los otros la participación de la euforia colectiva ante un espectáculo, pero ante la accesibilidad de esta misma oferta a través de los medios de comunicación, la programación del FCZ  “no tiene ningún mérito, es decir, nada más estás tirando el dinero”.

La función pública debe tomarse la molestia de crear un comité que luego del análisis y discusión de cada una de las propuestas para integrarse al festival,  se encargue, previa revisión por disciplinas, de la selección de los eventos del programa, como se hace en otros eventos del mismo tipo.

“Tienen reuniones de trabajo y entonces se decide, pero no por votación sino por consenso”, expuso, y no como propuso se estaría haciendo en el caso local, “al contentillo del director”, algo que se evidencia porque los mejores lugares para observar los espectáculos, “hay un grupo de amigos y personas que están gozando del evento y toda la cosa, mientras que la demás gente no puede entrar y se queda afuera”.

La integrante de la Unidad Académica de Humanidades de la UAZ fue crítica también respecto de la concentración de los eventos programados en la capital del estado, pues aunque se anuncie la dispersión de los mismos en 25 municipios, ante la comparación de las 57 demarcaciones existentes, sigue siendo inequitativa la distribución de los productos de consumo cultural, dijo, e incluso hay algunos de ellos que son mayormente atendidos en este sentido por otros estados colindantes con Zacatecas.

Observó entonces respecto de la “administración de la cultura” en Zacatecas, que se remite a una de espacios y eventos, cuando lo que se requiere es la investigación, rescate, recuperación, gestión y capacitación de las expresiones culturales de todos los zacatecanos, algo que no se está haciendo.

Subrayó por último, de la presentación del programa general del último FCZ que organiza la presenta administración y con el que se cumplen 30 años de este evento, la omisión de propuestas dirigidas al sector infantil de la población, pues dijo, “no olvidemos que para crear públicos” que puedan a través del arte y la cultura, reelaborar su percepción de la realidad, “tendríamos que empezar a cultivarla desde pequeños”. Una mayor atención permitirá, expuso, que se transforme su conciencia pero también la demanda de bienes culturales cuando sean adultos.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ