Presos, empresarios y migrantes, temas de Francisco en Juárez

Presos, empresarios y migrantes, temas de Francisco en Juárez
Imagen en un calle de Juárez durante la visita papal. Foto Afp/ Gabriel Bouys

Ciudad Juárez. Presos, empresarios y migrantes. Si la gira de Francisco se define por los temas que eligió en cada lugar, los tres anteriores son los de esta ciudad fronteriza, que hasta hace poco fue la más peligrosa del mundo.

El peligro sigue, aunque se haya logrado bajar los índices de homicidio y delitos patrimoniales (secuestros y extorsión, sobretodo).

Bajar es la palabra exacta. Juárez no es el infierno 2008-2011, la época del esplendor de la “calderonista guerra” contra el narcotráfico.

Muchos de los soldados de esa guerra se reúnen hoy con el Papa. Los derrotados que terminaron en la cárcel. Treinta presos, hombres y mujeres son premiados por su buena conducta cuando se les permite saludar personalmente al Papa (fondo musical: una extraña selección que incluye un tango y ‘Bésame mucho’).

En una prisión que ha padecido masacres similares a la reciente de Topo Chico -aunque con menor número de víctimas- el obispo de Roma dice a los internos que creer que la seguridad y el orden se logra solamente encarcelando es un “engaño social”.

El mensaje aborda la fallida reinserción, el arrepentiemiento, e invita a los presos a luchar “desde acá dentro por revertir las situaciones que generan mas exclusiones”.

“Trabajen para que esa sociedad que usa y tira no siga cobrando más victimas”, dice antes de salir a su siguiente acto y apenas unas horas de su partida de México.

El Paso del Norte recibe a Francisco paralizado. No hay clases, muchas oficinas y fábricas cierran sus puertas. Soldados, policías de todas las coorporaciones y vigilantes del gobernador (así se presentan) resguardan todos los puntos del recorrido.

Desde muy temprano para hacer vallas a lo largo de 42 kilómetros, la gente tarda en llegar, entre otras cosas porque las familias deben caminar enormes trechos para acercarse a las avenidas del recorrido papal.

Las inmediaciones del gimnasio donde se realiza el encuentro del mundo del trabajo -que bien pudo llamarse con el mundo empresarial dada la escasa presencia de obreros- reúnen al mayor número de juarenses.

En el encuentro con empresarios y trabajadores, la activista Lucha Castro, defensora de los derechos de las mujeres, puede entregar en propia mano a Francisco dos cartas: una que le envian los miembros de El Barzón que llegaron a la ciudad a bordo de tractores y otra de niños con familiares desaparecidos.

La escasa afluencia en las calles explica, entre otras cosas, porque los 270 mil asistentes a la misa han sido citados con muchas horas de anticipación.

Muy cerca del lugar donde el Papa se reúne con empresarios -la católica union social de mexicanos lleva la batuta- han sido borradas las cruces negras sobre fondo rosa que pintaron ahí las madres de muchachas asesinadas. Los gobiernos de Chihuahua y Juárez no quieren que el Papa viera esas inofensivas muertras de protesta y les mandaron echar encima pintura roja.

“Como si el Papa no supiera. Qué presidente tan deshonesto”, dice Esther Prieto, natural de Madera, con 32 años de residencia en Maquilatitlán.

“¿Cómo piensan que pueden ocultar eso?”, se pregutna a su lado, Adela Barrón, una mujer madura que de niña fue casi “esclava” de los Legionarios de Cristo, que dejó un tiempo la grey católica y volvió porque “le juro, señor, que yo tengo contacto directo con la Virgen”.

A las 3 de la tarde, (hora del centro), el escenario de la misa papal luce abarrotado pese a que afuera todavía hay largas filas de personas que esperan ingresar.

El sitio, conocido como El Punto, está a la vera del Río Bravo y a unos pasos del curce a EU, conocido como Fuente Libre. Es una gran explanada polvorienta. Salvo en la primera zona, reservada para los vip, no hay sillas ni sombra. Las entradas se atascan porque muchos se quedan parados ahí, el único lugar donde hay algunos árboles.

Mientras esperan, muchos de los asistentes lanzan Vivas a Francisco a Ciudad Juárez, y siguen en sus cantos a un grupo de monjas argentinas que se receta todo el repertorio de Provida. Al escucharlas, se entiende porque otras denominaciones religiosas vencen al catolicismo al menos en el terreno musical.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ