“Involuntariamente el rock hizo de mis hijos personas de bien”: Juan Cortez
Photo Credit To Para Juan Cortez y sus hijos el rock ha influido de manera positiva en sus vidas, aunque se le ha relacionado con el sexo y el consumo de drogas ■ FOTOS: BENNY CONTRERAS

“Involuntariamente el rock hizo de mis hijos personas de bien”: Juan Cortez

■ Este género musical les llevó a explotar su talento artístico y los alejó de las adicciones

■ Tocar con su padre le impedía tomar cerveza y decir groserías, pero se sentía seguro: Daniel

Para Juan Cortez la música influyó en su vida de forma positiva, y aunque se ha estigmatizado al rock como un género que involucra el sexo y el consumo de drogas, esta corriente ha impulsado a sus hijos José de Jesús y Daniel a explotar su talento musical y a alejarse de adicciones. Con ellos formó la banda Pena de Muerte, donde toca el bajo.

“Involuntariamente, los acerqué a la música; logré que no pensarán en salir a drogarse o emborracharse. En vez de eso se dedican a pensar en crear nuevas canciones, y sin querer los liberé de esas cosas porque aman la música. Mi hija la mayor ahora está en la sinfónica juvenil nacional, y son personas de bien gracias a la música”, dice orgulloso Juan.

El músico también se dedica a hacer trabajos de tablaroca y de ahí su sobrenombre de Tablarocker. Cuenta que la idea de conformar la banda surgió porque su hijo Daniel buscaba integrarse a grupos como guitarrista. Juan había formado con sus hermanos la banda Flojo, tocando rock urbano, aunque tocaron sólo un par de años juntos y se desintegraron.

En otras bandas rechazaron a Daniel porque era joven y consideraban que no tenía experiencia, y para que no se desmotivara, Juan le propuso formar una banda, lo cual al principio no creyó su hijo; consideró que no hablaba en serio por la diferencia de edad que había con su padre.

Sus hijos José de Jesús y Daniel, baterista y guitarra y voz, respectivamente, aceptaron la propuesta, y comenzaron a ensayar tocando covers de bandas como Judas Priest y Deep Purple. Pero desde pequeños escuchaban a grupos como Luzbel, Ángeles del Infierno, Transmetal,  Ted Nugent, Iron Maiden y Lamb of god, bandas que les gustaban al padre.

El primer nombre del grupo era Profecía Oscura, aunque con el tiempo cambió a Pena de Muerte, que significa esa condena que hace la sociedad a la gente que piensa diferente, que no sigue las corrientes y que por tener tatuajes no tiene un buen empleo o una buena posición económica, es discriminado y condenado a muerte.

Para Daniel, era raro tocar rock con su padre, pues dice entre risas, que no podía tomar cerveza ni decir groserías, pero sentía seguridad al estar en familia. Aunque al principio tíos, primos y abuelos pensaban que no tomaría la música en serio, ahora son quienes los apoyan en sus presentaciones.

Para José de Jesús, la música de su padre le gustó desde que la escuchó de pequeño, “dije hombre, esto es lo mío, y pues a mi hermano le gustó y decidimos hacer algo para nosotros”. Sin embargo, a Daniel le aburría la música y no pensó en llegar a escribir lo que sentía y a exponerlo a través de la música, pues le interesaba estudiar física, aunque en la secundaria le llamó la atención que a sus compañeros les gustará el rock.

Fue así que le pidió a su padre que le enseñara a tocar la guitarra, pues esto atraía a su grupo de amigos, además de que también a sus compañeras les llamaba la atención que uno de sus compañeros fuera músico. Después, César Castillo, maestro de Juan, también dio clases a Daniel.

“A mi esposa no la convencía el rock, pues los roqueros tenemos fama de que andamos en la perdición, pero les dijo a los muchachos que si iban a andar conmigo les da permiso de rockear, si no, no. Hasta los vecinos nos decían que tocáramos grupero, pero lo hacemos por amor a la música, y ahora hasta nos regaña cuando desafinamos. Ahora mi esposa y mi suegra son las que están en primera fila en las tocadas”, dice el tablarocker.

El amor por la música viene de familia. El padre de Juan tocaba con un grupo de mariachis en su natal Tacoaleche; a la fecha tiene 70 años como músico, y aún sigue tocando. Sin embargo, Juan nació en la Ciudad de México, donde pasó gran parte de su niñez, regresando a Zacatecas años después.

Juan también comenzó en la música como mariachi, estudió guitarra clásica, e inició sus estudios profesionales en la Unidad Académica de Música de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), aunque su carrera quedó trunca.

La influencia musical de Juan es el heavy metal, aunque sus hijos tenían el gusto por el trash metal, teniendo como modelo al legendario grupo Pantera. Sin embargo, propusieron ponerle más velocidad a la banda y combinar este género con el groove.

Participaron posteriormente en un concurso de bandas, y lograron grabar un primer material discográfico; han tocado en el Centro de Readaptación Social de Cienguillas, en ferias del libro, así como en el Festival Cultural Zacatecas.

Han compartido escenario en Zacatecas con bandas como El Haragán y Cia, Lira’n roll, Armando Palomas, Next, Transmetal, Leprosy entre otros, y buscan llegar a tocar con bandas internacionales como Slayer.

En puerta tienen la filmación de un video para promocionar Mexican Power, ganaron el Concurso de Bandas de La Cáscara, donde, señalan, se homenajeó a todas las bandas que participaron; planean grabar un segundo disco.

La banda también promociona su material por medio de redes sociales, sobre todo en Facebook. La dirección de su página es Pena de Muertemx; en Reverbination se puede descargar su música buscando el nombre de la banda, en Soundcloud están como pena-de-muerte-mx y en Youtube aparecen como Pena de Muertemx.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ