En este lío de la Reforma Educativa ¿quiénes si y quiénes no son idóneos?

En este lío de la Reforma Educativa ¿quiénes si y quiénes no son idóneos?

En el contexto de la Reforma Educativa encontramos de todo, menos aspectos educativos, didácticos y pedagógicos; imponen una ley denominada del Servicio Profesional Docente la cual es confusa en sus planteamientos y ambigua en su interpretación, predomina la imposición, la sentencia, la amenaza, la degradación al docente y, por consecuencia, la deslegitimación. Lo azotan con preceptos legales donde le hacen saber al docente  que se encuentra condicionada su permanencia como tal; esta reforma tiene tantas leyes, reglamentos, normativas y demás, que hacen propicia la ocasión para incrementar las arbitrariedades de las autoridades tomadoras de decisiones.

Ante toda esta faena educativa, el capote se encuentra desgastado -tal vez mañana se desgarre-, se han vivido toda una serie de vericuetos donde la confusión, el desorden y el lío son el común denominador, esta situación hace pensar que no existe idoneidad desde quienes integran la Administración Educativa dado que no han tenido la capacidad de organizar ni siquiera el fantasmagórico examen de permanencia. La premisa fundamental es que los Directivos no son adecuados, apropiados ni hábiles para cumplir y hacer cumplir la normativa establecida por la Reforma Educativa; los motivos son los siguientes:

 

I

Los integrantes de la Junta de  Gobierno del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), en su afán por cumplir con las indicaciones gubernamentales se han convertido en hacedores de leyes e instrumentos de evaluación que solo responden a necesidades institucionales, no consideran las características profesionales de los docentes ni de los contextos donde estos profesionalmente se desenvuelven, han padecido amnesia, olvidándose de todo lo que implica el cumplir cabalmente con su función como académicos; son un instrumento del Sistema Educativo a grado tal que no han cumplido con la idoneidad de verdaderos académicos. Lo que es peor aún, las acciones de este instituto rompen con la lógica de la mirada de la Coordinación Nacional del Servicio Profesional Docente y de la propia Ley del Servicio Profesional Docente.

 

II

La postura del Gobierno Federal es contundente, la de actuar como enemigo del magisterio, se ha dado muestra de ello con las declaraciones de sus “flamantes funcionarios” así como por sus acciones, evoco una de ellas, la del Secretario de Educación Pública – La Jornada, 3 de noviembre de 2015- “Ofrezco a la CNTE el camino del diálogo educativo” argumentó además “Si quieren seguir otra ruta, no van a encontrar, como en el pasado un gobierno que conceda. Se van a encontrar un gobierno –y ceo que ya hay pruebas suficientes- que va a tener una gran firmeza, que va a aplicar la ley y que no se va a echar para atrás. ¿Esto es diálogo?, ¿a ello se le llama mover a México? Creo esta postura no es la adecuada para echar a andar un proyecto que de suyo debe saberse promisorio, fortalecedor, promotor de transformaciones profundas y no de un cambio pírrico y un verdadero cambio de Nación.

 

III

Desde la perspectiva educativa, se desmerece la idoneidad de quien utiliza la fuerza policiaca con la intención de provocar enfrentamientos con los maestros que han tomado conciencia sobre lo que implica el presentar un examen punitivo, examen que hasta el propio INEE ha considerado que no se encuentra debidamente elaborado; ahora comprendo por qué dice el Secretario de Educación que las evaluaciones han sido todo un éxito, ello obedece tal vez  que, a quien califica, es  a los policías. Es triste y deleznable la actitud y doble moral de quienes dirigen el sistema educativo puesto que promueven la aplicación de  programas de educación para la paz, para la solidaridad, para el respeto.

 

IV

Se presentaron actos de protesta en la mayoría de los estados donde se aplicó el examen, muchos maestros al ingresar a las sedes correspondientes, su semblante era similar al de los judíos rumbo a los vagones que los llevarían a los campos de exterminio,  ya estando dentro –del campo de exterminio-, creció su indignación dado que en muchas sedes el sistema de cómputo no funcionó, motivo por el cual se les reprogramó. Cabe aclarar también que varios maestros que sí respondieron el examen salieron sumamente molestos; explicaron que la prueba fue excesivamente larga, confusa, tramposa, agotadora, con fallas en las instrucciones, faltas de ortografía y errores de sintaxis. Estimado lector, ¿usted cree que con todas estas vicisitudes habrá idoneidad de parte de quien organiza los exámenes?

 

V

Muchos directivos de los diferentes niveles educativos han demostrado su falta de idoneidad toda vez que, como el Secretario de Educación Pública, carecen de conocimiento acerca de lo que es realmente el sistema educativo mexicano, ostentan puestos de alto nivel sin siquiera haber ejercido la docencia, se posesionan del poder en vez de posicionarse en sus funciones y legitimarse en su contexto, toman decisiones que incluso violentan las leyes establecidas, piensan por los docentes en vez de pensar con ellos, utilizan criterios de sentido común para promover la estructuración de proyectos académicos, que, lejos de fortalecer a la institución, la demeritan con resultados que dejan mucho que desear. El colmo de todo esto, se presentan acciones persecutorias en contra de los maestros que serán examinados monitoreando el nivel de participación en las plataformas virtuales, realizando llamadas telefónicas para sentenciarles de que cumplan con lo requerido dado que de no hacerlo serán suspendidos.

 

VI

Entre otros.

Ante toda esta serie de irregularidades, existen muchas propuestas y alternativas, lo único que hace falta es que no se sean omisos quienes debe escucharlas; enlistaré solo tres:

Que en las futuras reformas educativas, se consulte a los académicos expertos y se dialogue con los docentes para que sean ellos quienes considerando su experiencia, saberes y conocimientos, se trace la ruta que ha de seguirse para estructurarlas y establecerlas.

Que se implemente un sistema de formación y actualización docente y se intercale con las actividades de docencia; la propuesta sería que se trabajara de manera intensa tres semanas con los alumnos y la cuarta semana de cada mes que sea de actividades de formación y actualización para el docente.

Que las evaluaciones futuras sean consecuencia de definirlas mediante la consideración de aspectos académicos, didácticos, pedagógicos, contextuales, entre otros. ■

 

[email protected]

 

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ