Ser uno de los municipios más habitables  del país, meta del gobierno de Luévano Ruíz
Photo Credit To Roberto Luévano Ruíz, presidente de Guadalupe ■ FOTO: MIGUEL ÁNGEL NÚÑEZ

Ser uno de los municipios más habitables del país, meta del gobierno de Luévano Ruíz

■ Hoy Guadalupe es primer lugar de empleo formal en el estado; se han instalado 600 empresas

■ Tenemos una deuda manejable y finanzas sanas; incluso han incrementado los ingresos, dice

El actual gobierno municipal, encabezado por Roberto Luévano Ruíz, se ha planteado como meta lograr que Guadalupe sea uno de los lugares más habitables del país, que esté dentro de las 25 ciudades con una mejor calidad de vida. No obstante, el desafío ha sido mayúsculo.

En entrevista para este medio, el alcalde guadalupense reconoció la difícil encomienda que representa gobernar el municipio que cuenta con la mayor tasa de crecimiento poblacional en el estado, y una de las más grandes del país, pues esto implica un importante aumento de la demanda de servicios básicos.

Para situar a la demarcación en el contexto estatal, dijo, tan sólo en Guadalupe “se ejerce casi 70, 75 por ciento del total de créditos de vivienda, llámense Infonavit, Fovissste, eso nos genera que de un día a otro tengamos de 400 a 500 familias en una nueva colonia que demandan servicios públicos que hay que atender. A eso le sumamos las colonias irregulares que nos da un gran reto”.

El alcalde explicó que el primer año al frente de la administración se dedicó a “arreglar la casa, darle orden y estabilidad”; y ya en el segundo y presente año de gestión es cuando se han tenido que ver los resultados expresados en diferentes indicadores.

“Hoy Guadalupe es el primer lugar de empleo formal en el estado, es el municipio en el que se han instalado más de 600 empresas con una inversión de 300 millones de pesos. Es uno de los municipios que cuenta con el menor número de personas analfabetas en el estado, que tiene la condición de la llegada del gas natural y que trata 85 por ciento de su agua a través de la planta Osiris”.

 

Seguridad pública

Aunque el tema de la seguridad pública es un asunto que aún le preocupa al alcalde Roberto Luévano, en Guadalupe se ha atacado este flagelo por dos vías diferentes. Según el presidente municipal, por un lado se tiene una demarcación con una policía depurada, con elementos bien pagados y que no se han visto involucrados con el crimen organizado, como solía suceder en el pasado. Incluso, resaltó que “tenemos la menor cantidad de recomendaciones de Derechos Humanos en esta administración”.

Sin embargo, añadió, es preciso reconocer que todavía está pendiente el tema del robo a casa habitación, ya que en este rubro es necesario la cooperación de la ciudadanía a través de la denuncia, a fin de poder encarcelar a aquellos que cometan delitos de este tipo.

La segunda vía por la cual se ha atacado con éxito el problema de la seguridad en el municipio es el de la prevención del delito. En este año se han invertido 22 millones de pesos, dijo, en programas encaminados a prevenir acciones delictivas. Cursos de música, capacitaciones en oficios productivos y la construcción de un gran gimnasio donde se entrenan artes marciales mixtas, son sólo algunas de las tareas que se han realizado en la materia.

 

Combate a la pobreza

Para llegar a ser una de las demarcaciones más habitables del país, Luévano Ruíz es consciente de que el combate a la pobreza y marginación es fundamental. Es así que de acuerdo con las acciones que han emprendido de apuntalar la calidad de vida de los ciudadanos con mejoras en sus viviendas y en sus colonias a través de los servicios públicos, esperan que en la próxima evaluación que realice el Coneval, Guadalupe presente grandes avances.

“Hemos invertido más de 75 millones de pesos, qué hicimos, vimos qué programas estatales y federales podían incrustarse en nuestra estrategia y planeación y así lo hicimos. Nos metimos de lleno para atacar las carencias de vivienda, de servicios básicos y además lo ligamos con políticas transversales”, apuntó.

 

Infraestructura y bacheo

Una asignatura pendiente en la que aún se sigue trabajando arduamente, sostuvo el alcalde, es el del tema del bacheo, pues aunque se ha invertido tiempo y dinero en esta empresa, aún hay problemas visibles en las calles del municipio.

Empero, se han tenido avances relevantes en la infraestructura de comunidades. “Hemos hecho salones en las comunidades, pavimentado calles, hemos tratado de tener casi una acción por cada una de las comunidades, de una pavimentación, un nuevo panteón, salones de usos múltiples”.

En este apartado, aprovechó para señalar que Guadalupe no ha bajado de los primeros lugares en las evaluaciones que realiza la CEAIP en materia de transparencia. “Somos un gobierno transparente, hemos sido un municipio también que hemos entregado en tiempo y forma la cuenta pública”.

 

Finanzas y deuda pública

Hoy Guadalupe es un municipio que tiene una deuda manejable y unas finanzas sanas, que incluso ha incrementado sus ingresos a partir del impuesto predial y de ahorros en el capítulo mil, señaló Luévano Ruíz.

En impuesto predial se han recaudado cerca de 7 millones más que el año anterior, y “lo hemos hecho sin lastimar a los ciudadanos, sino más bien cobrándole a los morosos, negociando con ellos, no hemos llegado a la parte judicial”.

Asimismo, en sueldos y salarios se han podido generar ahorros por el orden de los 200 a 300 mil pesos cada quincena. “En lugar de aumentar la nómina la hemos disminuido, lo que nos permite atender cosas como el bacheo y alumbrado”, puntualizó.

En cuanto a la deuda, comentó que se recibieron aproximadamente 180 millones de pasivos, “el gran problema de Guadalupe no es la deuda sino que se gastaba más de lo que se ingresaba. En diciembre de 2013 estuvimos a punto de cerrar el changarro y decir no hay nada qué hacer, más que para poder pagar la nómina”.

Había compromisos de corto plazo que asfixiaban la liquidez, explicó, pues de cada peso sólo quedaban 10 centavos líquidos. “Hoy casi recuperamos a 85 centavos de cada peso”.  Ello a partir del empréstito que se solicitó de 180 millones de pesos para poder pagar el crédito que se tenía con Banorte y una vez hecho esto poder planificar la deuda.

Sin embargo, un pendiente latente es el adeudo con el IMSS, por lo que se espera que se llegue a una negociación que vuelva manejable la deuda con dicha institución pública. “Yo espero terminar mi gobierno el próximo año con una situación financiera estable, de no haber generado un empréstito de 180, la deuda estaría cercana a los 300 millones, sin embargo yo espero terminar el gobierno con una deuda planificada”, concluyó.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ