Construcción de parques eólicos en México, “muy acelerada”: investigador

Construcción de parques eólicos en México, “muy acelerada”: investigador

■ Corredor eólico del Istmo de Tehuantepec provoca afectaciones al medio ambiente: Lucio

Dos condiciones incentivan la transición energética a fuentes de energía renovables: el cambio climático y la transición a economías post petroleras. Esto ha provocado que desde los años 90 a la actualidad la capacidad instalada a nivel global de energía eólica haya transitado de los 7 mil a los 400 mil megawatts, dando, de mediados de aquella década y hasta 2015, “un salto gigantesco”.

México tiene en este momento una capacidad instalada de 2 mil 500 megawatts pero su potencial eólico se encuentra entre los 70 mil a los 50 mil, “nada despreciable” en referencia a la capacidad global ya señalada, expuso Carlos Lucio López.

El investigador de la Universidad de Guadalajara agregó, que la marcha en la construcción de parques eólicos en México, segundo país puntero en el tema en Latinoamérica después de Brasil, es “muy acelerada e intensiva” y habría tenido mayor aceptación si la implementación del modelo hubiera tenido otras condiciones.

En el país se paga una variación de entre 8 y 10 mil pesos por hectárea “con el parque eólico construido”. La misma empresa en Galicia, España, comparó, paga 85 mil pesos por hectárea.

“Obviamente interpretan que acá todo es más barato”, dijo en la presentación ofrecida en la mesa Conflictos socioambientales, resistencia a la desposesión y alternativas en México, conferencia que se insertó en el tercer Seminario sobre Desarrollo, Sustentabilidad y Seguridad Humana “Desarrollo, innovación y conflictos sociales: En la búsqueda de alternativas”, organizado por la Unidad Académica en Estudios del Desarrollo de la Universidad Autónoma de Zacatecas.

En discusiones con conocedores del tema, alemanes, agregó, al exponerles el caso mexicano concretamente el que se desarrolla en el corredor eólico del Istmo de Tehuantepec y que es motivo de su investigación para los casos de Unión Hidalgo y de San Dionisio del Mar, -sitios donde ha aparecido una conflictividad socioambiental-, “no creen lo que ocurre acá”.

Los parques eólicos en la zona del Istmo interrumpen el ciclo hidrológico, la capacidad de filtración del agua hacia el subsuelo, producen la salinización de su superficie e impacta en la flora y fauna.

En el país que ocupa el primer sitio mundial como generador de energía eólica, Alemania, realizan obras de infraestructura que evitan la afectación ambiental lo más posible.

“¿Cuál es la variable que permite que en México se haga todo de forma atropellada y prácticamente con las patas? Una importantísima: son pueblos indios” a quienes se les trata “con desprecio interesante”, dijo, pues 95 por ciento de las empresas que se dedica a la energía eólica son españolas. “Entonces parecería que tienen esa nostalgia de la Colonia”.

Si a nivel corporativo esa es la manera en que se abordan estos procesos, para el caso del Estado, un actor central y quien se ha comprometido mediante la firma de tratados internacionales que para el 2020, 35 por ciento de la energía del país sea generada a través de fuentes renovables, también confluyen fenómenos que involucran incluso la judicialización de los casos.

Recordó los métodos utilizados al implementarse el desarrollo regional basado en cuencas hidrológicas, para el que se establecieron cadenas de presas gigantescas.

“Por ejemplo en el 54 cuando hacen la presa Miguel Alemán, desplazaron a 25 mil chinantecos y mazatecos y en helicóptero los bajaban en el Uxpanapan, la selva, y ahí los dejaban…”.

En cinco zonas de reacomodo pusieron a las personas e incluso existía la “policía hidráulica” que llegaba a las comunidades y decía: “tienes que irte de tu casa por órdenes del Presidente”.

“Estos son los aspectos cotidianos de la formación del Estado y eso es lo que ocurre actualmente”. Relató, el pasado mayo de 2011 los propietarios tomaron sus terrenos ya arrendados a la empresa, luego de lo cual la policía federal los desalojó y los acusó de despojo, “el derecho de usufructo era de quien los había arrendado”.

En otro episodio el cabildo comunitario, la Asamblea general de comuneros, desconoció en 2012 al Presidente municipal acusándolo de corrupción al haber recibido 20 millones de pesos para cambiar el uso de suelo. El funcionario los demandó penalmente y se giraron 46 órdenes de aprehensión.

“Entonces todos los procesos tienen una fase de judicialización al principio y a cambio de desactivar las órdenes de aprehensión ellos tienen que desistir de sus reclamaciones. La otra es que la Procuraduría Agraria ayuda a falsear las actas de asamblea para que los comisariados de bienes comunales acepten las firmas”.

El corporativismo sindical también ha servido a los intereses de las empresas extranjeras para instalar sus megaproyectos de despojo.

“Muchas de las formas de ‘convencimiento’ se hacen a través del Sindicato de Albañiles de Juchitán –perteneciente a la priísta CTM- y los de la 7ª. Sección, que tienen fama de ser sicarios desde siempre…no porque ahora ya sea famosa esa actividad…”.

En Oaxaca se ubican mil 600 parques eólicos y se esperan instalar otros cinco mil. El 90 por ciento de este tipo de proyectos en el país, precisó, se ubicarán en el Istmo de Tehuantepec, “porque es uno de los lugares de mayor potencial en el mundo. Esa es una de las partes del drama del Istmo”.

Sobre los proyectos eólicos que se instalarán en Zacatecas, agregó, “lo que hay que ver es el impacto ambiental”. Por la inversión que se ha anunciado adelantó serán masivos y tendrán un impacto muy grande, “el problema de estos impactos es que se ven cuando ya la cosa está montada, antes, es una especulación”.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ