Un rockcito para todos los roles / La mujer rockera / Lourdes Villamil

Un rockcito para todos los roles / La mujer rockera / Lourdes Villamil

Más que una representante del rock femenil, es todo un personaje del rol local, seria, emotiva, responsable y soñadora, que deja clara su posición en la música, en los escenarios, en la organización. Sus puntos de vista sobre el circuito permiten ver las posibilidades de crecer en el ambiente bajo algunos criterios que permitan avanzar en los intrincados caminos del rock zacatecano: la creación de un foro que realmente difunda la cultura del rock de aquí, con una organización que no tenga los famosos “hijos pródigos del rock” que, aunque no existan como banda hace años, los incorporan a los festivales importantes. El pago de honorarios a los participantes disiparía los tokines ventajosos para empresarios que sólo dan un six de chelas a las bandas como pago por su actuación, o peor aún, el pedirles a las bandas noveles un monto económico por tocar en su evento; imperdonables estas acciones. Las bandas deberán dirimir sus diferencias en reuniones para tal fin y dejar de meter zancadillas y hablar mal de las otras agrupaciones; sería una alternativa para trabajar en cordialidad. Éstas son algunas líneas que habrá que trabajar para mejorar la escena, propone Lourdes.

En la familia no hay músicos; sin embargo, su hermana comenzó a llevar música a la casa, metal concretamente, y de allí nació su gusto por el rock, aunque a ella le gusta más el punk rock. El hecho de escuchar bandas de punk como Offspring le motivó para tomarle un sabor especial al bajo.

“Yo no tenía conocimiento de ningún instrumento y le pregunté a mi hermana ¿qué es ese sonido que se escucha tan insistente? El bajo, me contestó. Y es allí cuando siento inclinación por ese instrumento, aunque también me llamó la atención la batería”.

La idea de tocar le llegó a la edad de 15 años y no representó para ella ninguna dificultad a pesar de no tener estudios académicos sobre el instrumento; lo aprendió con los compas a través de consejos y tips acerca de las escalas, armonías y algunos secretillos. Autodidacta hasta la fecha, ha tocado diversos subgéneros; la primera banda en que incursionó fue una de punk que llevaba el nombre de Por Mientras, la cual nunca trascendió a pesar de contar con algunas piezas originales, y de allí continuó con Black Souls Death, luego con Harmut, donde ya estableció un precedente para continuar con otra banda de punk Rising Shock. También ha incursionado en el thrash, doom, viking y heavy.

Con Black Souls Death estaban “El Narigón”, en las vocales; Víctor, en la guitarra; “El Kiss”, en la batería, y Lourdes, en el bajo. Sale “El Narigón” y entra Yannil.

Con Hartmut considera que es con la banda que más a gusto se ha sentido, por la relación que se daba entre los integrantes, todos aportaban y eso motivaba para continuar adelante. Era una banda muy congruente hasta que se dio el choque de egos y la relación con la vocalista comenzó a debilitarse hasta romper, en definitiva, con la banda.

“Con Ninfa se dio la relación a raíz de que la segunda Lupita, quien tocaba el bajo, se salió, y comenzaron a buscar bajista porque tenían una tocada en San Luis Potosí. Me dijeron que si les echaba la mano y les dije que sí. Al regreso, me invitaron a seguir hasta el Día Estatal del Rock Zacatecano, que sería en cuatro meses; seguí hasta esa fecha y luego me incorporé a una banda de thrash y ya no pude seguir con ellas; fue el tiempo en que ingresó Eva. A su salida, pasó lo anterior, tenían una tocada con El Haragán y me hicieron la invitación para incorporarme en definitiva y acepté; estuve poco más de dos años. Decidí separarme porque el heavy no es lo mío; los problemas particulares con la banda no fueron motivo de la separación, sino que yo sentía que no estaba creciendo allí y que era mejor que alguna bajista que en verdad pudiera ocupar el lugar lo hiciera”.

“En mi carrera he notado que existen algunos puntos que no me gustan en el ambiente, uno de ellos es el hecho de que un baterista ejercía represión sobre mi persona, nunca aceptaba mis ideas hasta que otro opinaba lo mismo, me hacía bullying. En Ninfa no había mucha libertad para incorporar mis ideas porque la líder no tomaba mucha importancia a las innovaciones, y siento que si todas compusieran en esa banda, hubieran llegado muy lejos”.

Los planes futuros son grabar sus composiciones de punk rock, por su filosofía, la música, el ambiente. La familia siempre ha apoyado las decisiones que ha tomado, al igual que vecinos y amigos; la misma banda siempre la ha respaldado y se siente muy reconfortada porque ha habido respeto arriba y abajo del escenario.

 

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ