La uaz: que la inteligencia sirva de algo

La uaz: que la inteligencia sirva de algo

¿Por qué los profesores universitarios deciden parar sus actividades mañana si su emplazamiento a huelga está programado para el 15 de febrero? Las razones que aducen no dejan de ser preocupantes: porque hay enormes irregularidades en la asignación de sus cargas de trabajo que debieron generarse desde septiembre, por los despidos injustificados de técnicos académicos y por algunos adeudos inmediatos.

No están parando por los problemas estructurales de la institución, sino por el cumplimiento de ciertos procesos administrativos cotidianos ¡con cuatro meses de retraso! A la sociedad le interesa lo que ocurra en la Universidad, porque es el lugar donde se prepara la inteligencia que estará dirigiendo los procesos de desarrollo en el estado de Zacatecas.

La sociedad desea una UAZ fuerte, de calidad, comprometida con el progreso de su entorno y con una perspectiva de futuro que alumbre esperanza. Y es preocupante que no pueda ni siquiera administrarse, menos podrá convertirse en la piedra angular de la preparación del capital humano que requiere el estado.

La Universidad tenía 10 años continuos de no enfrantar paros y huelgas, y por el contrario, nos había acostumbrado a noticias de acreditaciones de calidad, en apertura de mayores oportunidades en los municipios y en la superación de viejos problemas internos.

Pero ahora, vale preguntarse, ¿qué ocurre?, ¿cómo es posible que en poco más de un año se haya agravado su situación al grado de que se habla de una crisis estructural? Queda claro que el subsidio a la Universidad es insuficiente, que requiere al menos, lo doble; pero también es notorio que los funcionarios gastan mucho y los profesores que sacan el trabajo real de docencia, investigación y extensión, no son valorados justamente. Que hay enormes injusticias, por ejemplo, la prima de antigüedad de un funcionario puede rebasar los 250 mil pesos, y el salario de un profesor hora-clase, puede ser de 2 mil pesos.

Sí, deben exigir más subsidio, pero deben invitar a la sociedad para saber para qué lo piden: para proyectos de investigación y encontrar soluciones a los grandes problemas del desarrollo del estado, o para engrosar burocracias opacas. La sociedad no ha sido convocada para debatir y opinar sobre el rumbo de nuestra universidad. Porque la UAZ no es sólo de los universitarios, es de Zacatecas y sus retos. Nos preocupa que se despidan profesores, eso es lo más estulto que se puede ocurrir para resolver un problema de dinero, porque con ello, nos quitan grupos de aprendizaje, y nuestros hijos pierden oportunidades; y más cuando no se toca a las burocracias.

Por lo que vemos es que estamos en las puertas de un conflicto fuerte, y su causa oscila en la incompetencia de sus dirigencias y en intenciones políticas que no son nada claras. Ojalá los universitarios logren superar esta situación y llamen a la sociedad zacatecana para hacer juntos el proyecto institucional, porque, repetimos: la UAZ no se debe a sí misma, se debe a las necesidades educativas del estado de Zacatecas.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ