Retoma Obama discusiones sobre espionaje con inteligencia y Congreso

Retoma Obama discusiones sobre espionaje con inteligencia y Congreso

Washington. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, retomó hoy tras sus vacaciones las reuniones a puertas cerradas con representantes del Congreso, la sociedad civil y la inteligencia para discutir las recomendaciones que una comisión presidencial le hizo sobre los programas de espionaje de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA).

El objetivo es analizar cuáles de las en total 46 recomendaciones se tomarán de manera inmediata y cuáles necesitan aún más estudios, una decisión que el propio Obama dijo que hará pública este enero, antes de su discurso anual sobre el estado de la Unión el día 28.

Ello le servirá además al mandatario como prueba de que ha cumplido su promesa de revisar las controvertidas prácticas de los servicios secretos cuando, en los próximos meses, reciba en la Casa Blanca a uno de los blancos de dicho espionaje, la canciller alemana Angela Merkel, quien hoy aceptó una invitación del mandatario al respecto.

Obama y su vicepresidente, Joe Biden, recibieron este miércoles en privado a la Junta de Supervisión de Privacidad y Libertades Civiles, un organismo independiente creado tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 para analizar -y garantizar- el equilibrio entre las políticas antiterroristas y el respeto a la privacidad y las libertades civiles.

Asimismo, se reunieron con miembros de la “comunidad de inteligencia” con el mismo objetivo, de acuerdo con la agenda oficial del mandatario.

Si bien de este último encuentro no transcendió ninguna información, la Junta de Supervisión de Privacidad y Libertades Civiles sí emitió tras su reunión un comunicado en el que dijo saludar la oportunidad de discutir su opinión respecto de posibles reformas de los programas de la NSA.

Además, anunció su intención de publicar su propio informe sobre la vigilancia masiva de metadatos telefónicos de la NSA este mismo mes o en febrero.

Concretamente, dijo, la idea es analizar si ese programa es legal y si “logra el equilibrio adecuado entre la seguridad nacional y la privacidad y las libertades civiles”, y en este sentido presentará sus propias recomendaciones para “reformas legislativas y de los programas”.

Tras el escándalo desatado a mediados del año pasado con las filtraciones del informante Edward Snowden sobre la masiva vigilancia de las comunicaciones por parte de la NSA, que provocó fuertes protestas domésticas e internacionales, Obama nombró a una comisión presidencial encargada de analizar los controvertidos programas de inteligencia.

El mes pasado, la comisión le entregó a Obama un total de 46 recomendaciones, entre las cuales está tomar “medidas significativas” para proteger la privacidad de los ciudadanos y que la NSA revise su programa de vigilancia a líderes de otros países.

Aunque la Casa Blanca ya publicó el informe completo, Obama dijo que anunciará este mes qué recomendaciones adopta de inmediato y cuáles considera que requieren un mayor análisis y discusión.

Su portavoz, Jay Carney, dijo hoy mismo que el mandatario sigue deliberando dichas reformas.

“Se encuentra aún en esa fase en la que está escuchando y discutiendo con una serie de actores esos temas, y aprecia mucho las opiniones y consejos que está recibiendo”, dijo en su briefing diario.

La Casa Blanca confirmó que este tipo de reuniones continuará el jueves, cuando Obama reciba a líderes del Congreso para seguir estudiando las recomendaciones.

Según el diario Político, el mandatario planea también reunirse con miembros de empresas de tecnología, versión sin embargo no confirmada aún de forma oficial. El presidente estadunidense ya se reunió en diciembre con directivos de empresas de alta tecnología como Apple, Facebook o Yahoo, quienes le pidieron que actuara de forma más “agresiva” para impulsar cambios en la NSA.

Éstos serán sin duda alguna analizados cuando la canciller alemana, Angela Merkel, visite, en una fecha próxima pero aún por concretar, a Obama en la Casa Blanca.

Merkel aceptó este mismo miércoles la invitación en este sentido que le hizo Obama cuando la llamó para desearle una “pronta recuperación” tras el reciente accidente de esquí que la tiene en muletas y para invitarla a regresar a Washington “en un momento mutuamente conveniente en los próximos meses”, reveló la Casa Blanca.

Otra mandataria personalmente afectada por el espionaje, la brasileña Dilma Rousseff, no ha revelado aún cuándo piensa realizar la visita a Washington que suspendió el pasado octubre a raíz, precisamente, de las filtraciones sobre la NSA.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ