Semarnat autoriza a minera de Carlos Slim explotación de cobre a cielo abierto en Salaverna

Semarnat autoriza a minera de Carlos Slim  explotación de cobre a cielo abierto en Salaverna

■ En esta comunidad de Mazapil aún viven 20 familias que se resisten a dejar sus casas

■ El modelo extractivista ha provocado graves afectaciones ambientales y sociales: académico

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) autorizó el proyecto de la empresa minera Tayahua, perteneciente a Grupo Frisco, propiedad de Carlos Slim, para explotar cobre a cielo abierto en la comunidad Salaverna, del municipio de Mazapil, con una vigencia de siete años.

En la Gaceta Ecológica publicada por la dependencia federal el pasado 10 de octubre, de acuerdo a los resolutivos derivados del Procedimiento de Evaluación de Impacto y Riesgo Ambiental (PEIA), se expone que fue el 3 de octubre de 2013 cuando se aprobó la explotación a tajo abierto en el terreno en el que actualmente habitan cerca de 20 familias, es decir, un aproximado de 60 personas.

Este grupo de pobladores es el que desde hace varios años ha hecho frente a los intereses de la empresa del multimillonario Slim y se ha resistido a abandonar sus viviendas.

Hasta hoy, estas familias han rechazado mudarse a un fraccionamiento construido por la compañía minera a menos de un kilómetro de la población original y que ha recibido el nombre de Nuevo Salaverna por parte de los empresarios y de las autoridades estatales.

El proyecto, identificado en el documento oficial con la clave 32ZA2013M0001, fue presentado por Minera Tayahua SA de CV el 15 de enero de 2013, y en la descripción del mismo se explica que “consiste en la explotación y beneficio de minerales de cobre de baja ley mediante la explotación de mineral a tajo abierto (…) obteniendo como producto final cobre catódico de alta pureza”.

Además, también se agrega que la propuesta “es una ampliación del proyecto Calcosita-Salaverna autorizado en 2010 y considera una superficie de 542.46 ha (hectáreas) de las cuales se requerirá el cambio de uso de suelo de terrenos forestales en 505.941157 ha”.

Según este mismo manifiesto presentado por la compañía minera, en el lugar en el que realizará el proyecto ya autorizado hay “por lo menos tres especies (de vegetación secundaria) que se encuentran en algún estado de conservación conforme a la Nom-059-Semarnat-2010”.

Después de tener conocimiento de la aprobación de la nueva explotación, la cual provocará el desalojo definitivo de las familias que aún permanecen en la comunidad Salaverna, el delegado de la población, Roberto de la Rosa, lamentó que “se aprueben proyectos sin tomar en cuenta a las comunidades que están al interior de las zonas afectadas; no se vale”.

Agregó que con este tipo de resoluciones “Semarnat y Profepa (Procuraduría Federal de Protección al Ambiente) se están convirtiendo en depredadores de los ecosistemas, no en cuidadores. Ahora sí que son el coyote de las chivas”.

Haciendo un recuento de lo acontecido a lo largo del año en relación a este caso, destaca que en todo 2013 se han estado realizando llamados, de manera reiterada, para que los vecinos que permanecen en el “viejo” Salaverna, como se le ha denominado a la comunidad, abandonen el lugar debido a que existe peligro de derrumbes, sobre todo en temporada de lluvias.

Entre los funcionarios que en repetidas ocasiones han esgrimido este argumento para solicitar el pronto desalojo de la localidad se encuentran, por ejemplo, el secretario general de Gobierno, Francisco Escobedo Villegas, y la secretaria de Economía, Patricia Salinas Alatorre.

Cabe mencionar que la actividad minera es la que ha provocado la inestabilidad del terreno a causa de las explosiones continuas, las cuales se intensifican en esta temporada decembrina por parte de la empresa Tayahua, según explicó Roberto de la Rosa, además de una manera intencional, “planeada, (…) no es algo causal”.

Y es que, añadió el delegado de la comunidad, “siempre lo hacen en diciembre porque saben que no hay gente en las dependencias y todos los que dejan son suplentes y no resuelven nada. No podemos ir a quejarnos porque no hay titulares”.

Ante lo que calificó como “ataques planeados por la empresa de Carlos Slim”, De la Rosa comentó que “hay un delito cuando la gente afecta al capitalismo y al gobierno, pero no lo hay cuando es al contrario; cuando es manejado por capitalistas en contra de los ciudadanos, que somos nosotros, ahí no hay delito, ahí no hay delincuencia, pero sí, esa es una delincuencia organizada a altos grados”.

Depredadora, minería
a cielo abierto: académico

La explotación minera a cielo abierto, como la autorizada por Semarnat a la empresa Tayahua en Salaverna, es controversial y ha sido criticada en numerosas ocasiones por expertos en el tema de minería, debido a los severos daños que provoca en materia ecológica.

En una entrevista publicada en La Jornada Zacatecas el 23 de julio de 2013, el catedrático de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), Arturo Burnes Ortiz, expuso que el también conocido como modelo extractivista ha provocado, a lo largo de los años, graves afectaciones ambientales, sociales, políticas, culturales y de salud.

Puso como ejemplo y reflejo de estas consecuencias nocivas para la entidad el caso del municipio de Noria de Ángeles donde, dijo en aquella ocasión, comenzó la megaminería en el estado en el año 1982, cuando precisamente la minera Frisco y la empresa Denver Corporation adquirieron la concesión de la mina de plata Real de Ángeles, que fue la más grande del mundo a cielo abierto.

De esta forma, también agregó en dicha la entrevista, la minería a tajo abierto ha propiciado la desnacionalización de los recursos naturales, además de que ha tenido repercusiones sociales para los posesionarios de la tierra donde están los yacimientos, y afectaciones en el medio ambiente debido a la actitud prepotente y agresiva de las mineras.

El académico Burnes Ortiz sostuvo que no está en contra de la generación de empleos y las inversiones, pero precisó que lo cuestionable del trabajo que realizan empresas como Frisco-Tayahua y Goldcorp, entre otras, es que sus explotaciones tienen un sentido depredador en el que no toman en cuenta el desarrollo del medio ambiente como aspecto principal, sino tan sólo como una variable más de sus actividades.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ