Reforma Energética, culminación de un proceso que ha desmantelado el aparato productivo del país

Reforma Energética, culminación de un proceso  que ha desmantelado el aparato productivo del país

■ Los medios de comunicación sólo difunden lo que pasa “desde arriba”, expresa docente

“Yo quiero aquí decir de manera muy clara: los mexicanos no somos un pueblo de agachados. Los agachados son quienes nos están representando en la clase política”, dijo Raúl Delgado Wise, docente e investigador en la Unidad Académica en Estudios del Desarrollo de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ).

El académico precisó acerca de la Reforma Energética, aprobada por el Senado y la Cámara de Diputados, misma que actualmente se vota en las legislaturas estatales, que es importante no se le ubique como un hecho aislado sino como la culminación de un proceso que ha desmantelado el aparato productivo del país y ahora entrega sus recursos naturales y capacidad humana y de trabajo a los poderes corporativos e imperiales de Estados Unidos.

Este propósito se ha conseguido con la colaboración de una clase política cada vez más alejada no sólo del interés nacional sino de la opinión de la mayoría del pueblo mexicano, de tal manera que “no ha querido someter al escrutinio de la gente la Reforma Energética porque seguro no la aprobaría, como no aprobaría el resto de las políticas neoliberales”, dijo.

“Este era el hueso más rudo de roer y con esto prácticamente se culmina toda una etapa de sumisión, subordinación y entrega del país”, sintetizó.

El académico, quien es a la par presidente de la Red de Migración y Desarrollo, organización con representación en los todos los países de los cinco continentes del mundo, destacó a la clase política mexicana como la más sumisa y subordinada en relación a todas las del orbe para servir a los intereses trasnacionales.

Es en México donde se ha aplicado más fielmente la política neoliberal que entre otros efectos, ha convertido al país en el mayor expulsor de mano de obra del mundo, realidad en la que se incluyen a 1.2 millones de profesionistas altamente calificados, investigadores y científicos que están desarrollando proyectos de punta en ciencia, tecnología e innovación, mismos que benefician a los Estados Unidos y se han desaprovechado en México.

Este tipo de perfiles humanos no encuentran cabida en un país maquilador, pues en las armadoras “sale sobrando la gente pensante”, expuso.

Agregó, existen también 12 millones de mexicanos en Estados Unidos que se suman a otros 30 millones de personas de origen mexicano radicadas en aquel país. De ellos destacó a  6.5 millones de indocumentados que sufren y padecen cotidianamente condiciones como el que se les pague 44 por ciento menos por su trabajo en relación a lo que recibe la fuerza laboral norteamericana.

Y en el panorama producido por el neoliberalismo  en México, apuntó,  ha colocado a poco más de 60 por ciento de su fuerza de trabajo  en la informalidad.

El otro aspecto que constituye esta realidad es la instalación de las maquiladoras, plantas de ensamble que ofrecen mano de obra barata y condiciones de paraíso fiscal a las inversiones trasnacionales.

“O sea, desmantelaron, acabaron con el aparato productivo y ahora están entregando toda nuestra riqueza en recursos naturales y en capacidad humana y capacidad de trabajo”.

México es uno de los casos más desastrosos, incluso la Comisión Económica Para América Latina y el Caribe (Cepal),  que lo ubicaba junto con Brasil entre los más desarrollados, ya lo registra en un lugar intermedio. “Ya no está entre los grandes de América Latina.  Estamos realmente mal y tenemos que quitarnos las anteojeras, abrir los ojos, movernos y actuar”, instó.

A lo que nos invita todo esto es “a que veamos la necesidad importante de enfrentar esta situación y cambiar este rumbo que nos está llevando al abismo. Tenemos que hacer un frente y ser muy claros, muy conscientes. Ver cómo tendemos puentes entre las organizaciones que sí existen, desde abajo. Vamos formando organizaciones de colonos, de todos lados, buscar medios”.

Raúl Delgado Wise  dijo que lo menos que debe creer el pueblo mexicano es que esta realidad es irreversible y por el contrario, hay que visibilizar que “no todo es tan trágico como lo estamos viendo”.

Al respecto dijo, los medios masivos de comunicación sólo difunden lo que pasa “desde arriba” pero en la base existen movimientos y organizaciones sociales que están teniendo logros que incluyen la construcción de redes internacionales.

Destacó también el caso de Zacatecas donde dijo no hay que olvidar, se registró la batalla decisiva de la Revolución Mexicana y recordó también del siglo 20, las experiencias de organización registradas con la aparición del Frente Popular de Zacatecas (FPZ) y el nacimiento en el estado del movimiento barzonista, entre otros.

En el ámbito nacional trajo a colación los logros de los zapatistas, que han construido durante años “una forma de gobierno comunitario, bien establecido y que está poniendo un ejemplo de cómo te puedes organizar sin depender del gobierno. Tienen un sistema de producción de técnicos especializados en agricultura orgánica”, citó como ejemplo.

“En lugares que en principio son de gente pobre, incluso con problemas”, comentó en general y luego sobre Zacatecas en su condición de ser el estado de mayor intensidad migratoria del país,  “sin embargo, se mueven”.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ