Nepotismo en Zacatecas

Nepotismo en Zacatecas

“Nepote” (de donde viene nepotismo) significó ‘sobrino del Papa’, porque los papas o cardenales presentaban a sus hijos como sobrinos y los colocaban en el gobierno eclesiástico. Después de que se valoró negativamente que alguien obtuviera un puesto en el gobierno por ser pariente del jefe, ‘nepotismo’ pasó a tener un campo semántico más amplio, y ahora se refiere también la práctica de colocar a personas en algún puesto de trabajo o gobierno por el hecho de tener un tipo de lealtad con el jefe en cuestión (y no sólo parientes). Con esta última significación el nepotismo se opone a merito-cracia, es decir, a obtener un puesto o un trabajo por causa de méritos y no por motivos de lealtades personales o políticas. Por tanto, un gobierno no-nepótico es aquel que tiene mecanismos transparentes de contratación, de ingreso o promoción de personal bajo mecanismos que ponen en el centro el mérito del solicitante, conocimientos, habilidades, antigüedad o algún derecho ganado.

Los supuestos de este ideal de contratación es que todas las personas de una sociedad tienen los mismos derechos de ser tomados en cuenta para ingresar a la burocracia del estado, y que a la sociedad conviene que el criterio fundamental para ocupar dichos puestos sean los méritos, porque así (creemos) tendremos servidores públicos más eficaces, lo cual tendrá como efecto un mejor servicio para todos. De no hacer lo que estos dos supuestos consignan, lo tipificamos como corrupción. Este ideal ha adquirido tal consenso que se ha convertido en ley, y los regímenes republicanos han establecido el llamado Servicio Civil de carrera o Servicio Profesional para normar los procesos de ingreso, promoción y permanencia de servidores públicos. Por tanto, la pregunta sobre el nepotismo se convierte en la pregunta por la existencia de este tipo de mecanismos en los gobiernos actuales.

¿Cómo está Zacatecas en este caso? En nuestro estado, tenemos 10 años ya con una ley de Servicio Profesional de Carrera. Y se creó un instituto de selección; sin embargo, en el estado y todos los municipios esta ley es, en realidad, letra muerta. Para mostrar lo dicho, es cosa de verificar si existen los perfiles de cada puesto en manuales de mecanismos de ingreso, y verificamos que no existen.

Incluso las instituciones donde hay mayor presión para implementar los mecanismos mencionados como la Secretaría de Educación, se constatan casos de nepotismo claro y evidente. Y las medidas de transparencia de justificación de nómina del resto de las dependencias está señalado como un pendiente (después de 10 años de publicada la ley); y en la totalidad de los municipios es algo aún desconocido.

Los ingresos por lealtades personales o políticas son parte de la cultura de la contratación normal en gran parte de nuestro aparato burocrático (con excepción del servicio exterior, el IFE y algunas comisiones de Derechos Humanos) y el ritmo de avance es muy lento. Pero si no hay una sociedad organizada que exija mecanismos meritocráticos y transparentes, las burocracias por sí mismas seguirán en la inercia del pago de favores o los abusos.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ