Turismo: avances y límites

Turismo: avances y límites

Nadie duda de la importancia que tiene el turismo en Zacatecas. Representa más de 2 por ciento del PIB estatal; 14 mil empleos directos en actividades que se relacionan con los servicios que se ofrecen a los turistas, como hospedaje, alimentación, recorridos, etcétera. Zacatecas es un destino con cierto posicionamiento en el mercado de viajes en el país y en el extranjero (sobre todo Estados Unidos), el año pasado recibimos un millón 24 mil personas que derramaron mil 68 millones de pesos; y en un año se invirtieron más de 16 millones de pesos. Como se puede ver, el turismo es una actividad importante para la economía del estado.

Se han logrado algunos avances que es importante hacer notar, como el caso del Centro de Información y Capacitación Turística del Estado, y la apertura de la Licenciatura en Turismo en la Universidad Autónoma de Zacatecas. Las cifras sobre turismo de reuniones que se aportan parecen ser optimistas, igualmente las del turismo cultural y del programa de pueblos mágicos; sin embargo, hay mucho por hacer y algunas preguntas que resolver. Las competencias de los servidores turísticos se pueden mejorar sustancialmente. Pero sobre todo se debe definir mejor la vocación turística del estado, porque son las singularidades territoriales las ventajas comparativas que pueden hacer del turismo un filón permanente de visitantes.

Cierto que los eventos programados de los diversos festivales atraen visitantes, pero aquí lo importante es ofrecer-lo-propio, no convertirnos en una ciudad-plaza, donde viene un artista de fuera que escucha un público de fuera. Se requiere, por tanto, fortalecer los rasgos identitarios propios y la producción cultural endógena. Los rasgos identitarios propios se fortalecen haciendo investigación sobre las tradiciones y vinculando dicha investigación a programas de promoción, como el caso de las tradiciones religiosas, pero también las productivas; porque es a partir de ellas que se puede tener algo propio que ofrecer, sin caer en folklorismos falsos que ofrecen sólo oropel. La promoción de la producción cultural implica que música, danza o cualquier otra expresión del arte popular, se cultiva mediante programas bien diseñados; no es producto de la mera espontaneidad. No se debe invertir en traer atractivos foráneos, sino en sembrar talentos locales, cultivarlos con esmero para cosechar permanentemente.

Si de fondo y a largo plazo se trabajan estos dos rasgos, se tendrán cada vez más los motivos para ampliar el abanico de proyectos turísticos que se puedan ofrecer. Es decir, caer en la cuenta que el turismo es una empresa subsidiaria de otras áreas del desarrollo del estado: la ambiental, la educativa y la deformación artística. Por tanto, el turismo tendrá un límite muy definido, sino se avanza en otras áreas del desarrollo endógeno.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ