Mensajes y realidades

Mensajes y realidades

Ayer, con motivo de la entrega de su tercer Informe de Gobierno a la Legislatura –trámite que fue realizado ante un Poder Legislativo devaluado–, el gobernador Alonso pronunció un mensaje en el que, más que indicadores gubernamentales específicos, defendió el conjunto de montos millonarios invertidos en materia de Seguridad, Desarrollo Social y otros rubros de importancia para la población, pero -al momento- no permiten evaluar los avances tenidos respecto al Plan Estatal de Desarrollo y a los criterios convenidos con el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo.

Sin duda los tres años transcurridos desde que cambió la administración constituyen un periodo insuficiente para remontar la situación de abandono histórico de la Federación hacia nuestra entidad, pero ese lapso sí basta para vislumbrar algunos avances o ajustes en las estrategias de desarrollo y seguridad.

En relación a esta última, es claro que se tiene una mayor infraestructura, equipo, policías capacitados, algo de inteligencia y que se trata de una problemática nacional, sin embargo la percepción y la frecuencia de los eventos violentos no han cambiado significativamente.

En materia de desarrollo social, se destaca la disminución en los índices de pobreza, lo que se dio solamente jugando con la variable de los pisos firmes; lo ideal es que esa disminución se hubiera dado mediante la creación de empleos y el crecimiento económico del estado, lo que no ha ocurrido porque se sigue apostando a la inversión extranjera directa como palanca de desarrollo. Sería deseable el análisis concreto de las empresas mineras, y de la cervecera para cambiar el paradigma.

En cuanto a la primera, cabe señalar que hace más de una década inició una etapa de crecimiento sostenido de los precios de diversos minerales, a lo que se agregaron las muy favorables condiciones legales y fiscales creadas por el salinismo para las grandes mineras nacionales y extranjeras, cuyas operaciones en Zacatecas con equipos gigantescos han hecho que la entidad ocupe el primer lugar en producción de plata y plomo, segundo en cobre y tercero en oro, mientras que la extracción de los metales preciosos señalados durante la última década en todo el país es equivalente a la de los tres siglos del México colonial. Sin embargo, su contribución a la hacienda pública federal y al fortalecimiento del mercado interno sigue siendo marginal. Por ello la importancia de que desde el Ejecutivo se impulse una reforma que cambie estas injustas condiciones para los estados mineros.

En relación a la cervecera, se debe apuntar que la venta del grupo Modelo no generó ingreso alguno a la hacienda pública nacional, mientras que en la planta instalada en Calera al momento sólo representa un cambio en los criterios administrativos que provocaron el despido de trabajadores y transportistas, haciendo más evidente la falta de compromiso de los nuevos capitalistas con los zacatecanos.

Por lo anterior, llama la atención que en todos los informes de los gobernantes de la entidad y del país se aborde el asunto de la inversión extranjera directa como si los mexicanos no fuéramos capaces de evaluar nuestras propias experiencias y de sacar las únicas conclusiones posibles: las aportaciones de las mineras por concepto de salarios dan para sobrevivir, pero son insignificantes con relación a las utilidades obtenidas por los capitalistas, y los daños ambientales y patrimoniales son incalculables; sumen la desnacionalización de la planta productiva y los servicios bancarios que no generan nueva riqueza ni empleos. México está siendo gobernado para favorecer intereses foráneos, Zacatecas, en los próximos tres años podría marcar una ruta diferente y exitosa.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ