La brecha del tratamiento de aguas en Zacatecas

La brecha del tratamiento de aguas en Zacatecas

El proyecto de la planta tratadora de Osiris, en Guadalupe, ha tenido un camino sinuoso, con interrupciones en la construcción, dudas en la transparencia del proceso y de los costos, en la efectividad de la operación y en el cumplimiento del objetivo.

Y por lo que veremos es importante que este proyecto sea exitoso. En las prioridades de la política hidráulica está el tratamiento de las aguas residuales para lograr su reutilización. De hecho, la Conagua otorga a los organismos operadores recursos extras por cada metro cúbico de agua tratada, de manera que resulte estimulante para los municipios y los gobiernos de los estados el tratamiento de sus aguas.

La falta de un adecuado tratamiento y reúso de las aguas residuales conduce a la sobre explotación del recurso, la contaminación de ecosistemas, la degradación de los suelos y a un impacto negativo sobre la seguridad alimentaria. Es vital contar con un buen sistema de reúso de aguas, para disminuir la presión sobre los mantos freáticos, lo que en el caso de Zacatecas es una urgencia. Es un tema tan importante que por ello constituye uno de los ejes estratégicos del Programa Nacional Hídrico. Y a su vez provocó la creación de una normatividad que presiona a los municipios del país a invertir en tratamiento de aguas, y garantizar que, al menos el 46 por ciento de sus aguas usadas sean tratadas; y para 2015 (como una derivación de los Objetivos del Milenio) ascender a 70 por ciento de cobertura y en 2030 alcanzar el 100 por ciento.

Los territorios que registran los mayores avances en esta tarea, son los estados del norte, especialmente Chihuahua, Nuevo León y Baja California norte, mientras que Zacatecas está entre los estados por debajo de la media nacional. Si nos comparamos con Aguascalientes los resultados son altamente contrastantes: Zacatecas tiene 68 plantas de operación y ellos 134; nosotros tratamos un metro cúbico por segundo, y ellos 3.4; y en cobertura de tratamiento Aguascalientes tiene una de 100 por ciento y Zacatecas sólo de 24 por ciento.

En este escenario, cobra especial relevancia el buen funcionamiento de la planta de Osiris, porque es la que atenderá la zona conurbada de Zacatecas-Guadalupe, la más poblada del estado. Y además, no sólo el tratamiento es importante, sino el destino del agua tratada, porque se recomienda ahora que las aguas residuales tratadas se utilicen en actividades distintas de la agricultura; en los últimos años se han publicado dos normas oficiales mexicanas vinculadas con la infiltración de agua a los acuíferos a fin de contribuir con la recarga artificial de aquellos que se encuentra sobreexplotados en el país, que es justo el caso de los acuíferos de chupaderos y Bañuelos (que son los que tocan la zona de Osiris). Esperemos que pronto se informe sobre el destino de esas aguas.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ