En mis manos

En mis  manos

La Secretaría de Desarrollo Social promotora de la Cruzada contra el hambre creó un portal en línea llamado sinhambre.gob.mx con la finalidad de integrar a la sociedad en este enorme proyecto de inclusión y derechos humanos.
Ahí se informan los eventos y las maneras en que se puede participar. Lo primero en la lista es hacer donaciones individuales de alimentos, mismos que se podrán entregar en los centros de acopio de las 32 delegaciones de la Sedesol y del programa Oportunidades, así como en las oficinas centrales del Distrito Federal. Los alimentos que se reúnan se canalizarán a través de la Asociación Mexicana de Bancos de Alimentos A.C. y la Asociación Un Kilo de Ayuda a los 400 municipios en los que se trabajará en la primera etapa.

La segunda manera de participar es realizando donaciones como empresa, que podrán ser deducibles de impuestos y la tercera, apoyando las brigadas que se desplegarán en el territorio nacional ya sea mediante la alfabetización, trabajo comunitario o levantamiento de censos casa por casa.
Es una meta de quienes trabajan en este proyecto mejorar la vida de los más necesitados y despertar en ellos una ilusión. Simbólicamente con apoyo de la Fundación Cinépolis, entre las diversas actividades que se planean realizar, se transmitirá una película para personas que difícilmente tengan acceso al cine en todas las comunidades de la Ruta Sin Hambre. Además en este mismo evento la Cruz Roja Mexicana estará presente con revisiones y transmisiones de videos de higiene, salud y seguridad alimentaria.

Es un estímulo saber que personas en el gobierno tienen esperanzas compartidas con los ciudadanos. Pero también debemos entender que mientras más informado esté el pueblo más fácil será cuestionar o vigilar las decisiones que se tomen en las esferas de arriba. Saber en medio de esta justa movilización social que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) condonó a Grupo Televisa un crédito fiscal por 3 mil 334 millones de pesos, presupuesto equivalente a lo que se recaudaría con el famoso aumento al IVA en alimentos y medicinas, mientras a los banqueros no les tocan un solo peso, debe incitarnos a estar activos y la primer herramienta es la educación. Una sociedad informada, donde su ciudadanía participe y se organice en brigadas de apoyo, es el esqueleto de una revolución pacífica.

Como padres, maestros, conserjes, doctores, electricistas, albañiles, abuelos, amigos o lo que seamos, debemos participar. También nuestros niños deben participar conociendo la situación: que la pirámide del ingreso en México tiene en su base a la clase más pobre y que debe invertirse como en otros países del mundo en donde la corrupción no ha viciado el tejido del gobierno, que sepan cómo vive mucha gente en condiciones injustas porque los gobiernos se equivocan y apoyan a los que no lo necesitan, que muchas familias se separan para buscar una vida mejor, o que muchos niños son arrancados a los brazos de le ilegalidad, entre otros son cosas que debemos enseñar en las escuelas para motivarlos a actuar para corregir la realidad cuando el futuro esté en sus manos y tomar el ejemplo de quienes se esforzaron por sacar adelante a su gente y no repetir los escenarios erróneos de quienes se olvidaron de su identidad y su país. ■

[email protected]

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ