13.8 C
Zacatecas
domingo, 5 diciembre, 2021

La llegada de turistas a Plateros, una oportunidad para reactivar la economía

Más Leídas

- Publicidad -

Por: SUSANA ZACARÍAS •

■ Después de varios meses sin ventas por la pandemia, se desencadenó una crisis financiera

- Publicidad -

■ Implementan medidas sanitarias en los comercios para prevenir otro cierre por contagios

 

La espera terminó para los comerciantes del centro turístico religioso más importante del municipio de Fresnillo, la llegada de visitantes y peregrinos a la comunidad de Plateros representa una oportunidad para los locatarios de poder recuperar la convicción del poblado y reactivar su economía que desde el inicio de la pandemia fue una de las más afectadas.

Muchos de los comerciantes de Plateros consideran como un milagro de su santo patrono, el Niño de Atocha, el que regresaran los turistas y visitantes después de varios meses que prácticamente no registraron presencia alguna y eso desencadenó una crisis económica que afectó a 90 por ciento de los pobladores, que son quienes se dedican a las ventas de los artículos religiosos y la prestación de servicios.

Desde que inició el verano, comenzó la llegada de grupos pequeños a la comunidad; los habitantes manifestaron que algunos de ellos comenzaron a llegar en camiones provenientes de otros estados de la República y aunque eran visitas rápidas, lograron despertar la esperanza de los platerenses de recuperarse tras la pandemia.

Posteriormente, y con el inicio del periodo vacacional, cerca de las instalaciones del santuario del Santo Niño y calles aledañas fue notoria la presencia de vehículos con placas de procedencia extranjera, pues eran los paisanos provenientes de la Unión Americana que decidieron viajar hasta el centro turístico, en muchos casos para agradecer que salieron bien librados de la pandemia.

Entre comerciantes coinciden en que la presencia de los paisanos al santuario de Plateros se debe a que la mayoría ya cuentan con su esquema completo de vacunación anticovid y eso les brinda confianza para reanudar los viajes a visitar a sus familiares y con ello cumplir con una de las tradiciones de visitar al Niño de Atocha.

El delegado de la comunidad, Guillermo López Moreno, destacó que ante la llegada de visitantes han iniciado una serie de pláticas con los locatarios con el objetivo de acatar las medidas preventivas para evitar contagios; de lo contrario, las autoridades de salud tomarían otras medidas como el cierre de negocios y afectarían lograr su recuperación.

“Necesitamos insistir en respetar las medidas como la sana distancia, el uso del cubrebocas y la sanitización y todo ese tipo de detalles con esta tercera ola de contagios que ha resultado más peligrosa, pero independientemente de cómo se comporte, debemos de estar prevenidos y preparados pero sobre todo protegidos del virus”, dijo el representante de la comunidad.

Reveló que durante el año pasado, con el inicio de la pandemia, la totalidad de los comerciantes resultaron afectados, desde los que venden los recuerdos y artículos alusivos al patrono de la comunidad, además de los comerciantes del área de comida del mercado, quienes tuvieron que cerrar por varios meses ante la falta de peregrinos e incuso varios de los comercios ya no volvieron a abrir sus puertas.

Ahora, con la llegada de mayor número de visitantes, la reactivación se ha dejado ver en los locales de la comunidad, ahora son cerca del 50 por ciento los que cada fin de semana ofertan sus productos y servicios, mientras que entre semana son entre el 28 y 30 por ciento los que esperan a los devotos del Santo Niño y con ello mejorar sus ingresos.

Según los datos proporcionados por la delegación, en este centro turístico son cerca de 465 personas que ejercen el comercio de manera fija y otro número importante que se dedican a la informalidad, además también son contabilizados los famosos franeleros, los guías turísticos y lavacoches que se localizan sobre las principales calles de la localidad.

López Moreno reconoció que la gran mayoría de los peregrinos acatan las medidas sanitarias, pues dentro de las peregrinaciones que han llegado, 90 por ciento de los visitantes utilizan su cubreboca y al ingresar al atrio del templo se les pide que respeten la distancia de seguridad y eviten aglomeraciones; en ocasiones los más renuentes a las medidas son los propios lugareños.

Los meses críticos para los comerciantes durante la pandemia los vivieron durante marzo, abril, mayo y junio de 2020 e incluso registraron días en los que no lograron vender un solo objeto debido a la falta de peregrinos que se resguardaron como medida preventiva de contagio y eso también provocó la difícil situación financiera.

Una de las metas en común tanto para las autoridades municipales y de la comunidad antes de la pandemia, era recuperar la afluencia de los visitantes que habían dejado de frecuentar el lugar a consecuencia de la incidencia delictiva y los homicidios dolosos ocurridos en la comunidad, pero con la presencia del virus, la meta fue más difícil.

Con estos dos factores en contra, es decir, la pandemia y la inseguridad, son varios de los platerenses los que han declarado que será extremadamente difícil lograr recuperar el tercer lugar a nivel nacional como destino turístico religioso más visitado, nombramiento que se obtuvo durante varios años y ahora se refiere que Plateros descendió hasta el séptimo puesto dentro de la categoría.

“Tenemos que ser conscientes tanto las autoridades de la comunidad como los prestadores de servicio y comerciantes y tomar las medidas necesarias para evitar contagios, de lo contrario nos puede suceder lo mismo del año pasado con el cierre de locales que fue una época muy difícil y ahora estamos a muy buen tiempo de ser conscientes y evitar que la pandemia se propague”, finalizó el delegado municipal.

- Publicidad -
- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias