Neoliberalismo, pandemia y gastos en salud

Neoliberalismo, pandemia y gastos en salud

Con la pandemia, el ISSSTE, IMSS, SSA e INSABI, han convocado a médicos generales, enfermeras y paramédicos a tomar contratos de 3 a 6 meses para trabajar durante la emergencia sanitaria, con prestaciones de ley y salarios que van de los 8 a los 9.5 mil pesos a la quincena. Ese personal puede apoyar en la saturación de los servicios de salud según sea el contagio. Es un trabajo de alto riesgo, porque se trata de entrar directo a zonas de alto contagio, como son los hospitales que atienden Covid-19.

El gasto en salud es dinero bien invertido. En la lógica del neoliberalismo, los derechos sociales sencillamente no existen. No hay derechos más que de individuos que pueden mostrar méritos; pero eso llamado “sociedad” no existe como sujeto de nada, por tanto, no puede recibir derechos. El Estado no puede destinar dinero concreto de cada una de las personas que producen riqueza, a esa abstracción llamada ‘sociedad’. Por este motivo, la razón neoliberal cree un absurdo los derechos sociales genéricos. Y los individuos que los tienen, los adquirieron por algún mérito que les generó el derecho por retribución. Porque esos ‘derechos sociales’ son financiados por otras personas a través de los impuestos. Y a nadie se le puede obligar a dar a otra persona los recursos que legítimamente ha ganado, aun cuando al que se destine el recurso esté necesitado. Para eso, están las obras de caridad y donación: si alguien lo hace voluntariamente está en su derecho de hacer uso de su dinero como quiera. Pero financiar esas ayudas por vía de impuestos equivale a obligar a una parte de los ciudadanos a darle dinero a otros, lo cual ‘es injusto’. Este es el razonamiento neoliberal. Y sobre este tipo de razonamientos en Estado Unidos tienen un sistema de salud privatizado y funcionando en base a seguros médicos particulares. Ahora con la pandemia, ahí están las consecuencias: personas mueren porque no tienen dinero para una atención que es cara.

Cuando caemos en la cuenta que estos razonamientos son, poco menos que estupideces que se originan por relaciones asimétricas de poder y sobre la base de valores del individualismo posesivo, que es más falso que las palabras de Javier Lozano y más dañino que un tifón económico. La verdad es que nos pertenecemos mutuamente, que no somos autosuficientes y sí hay una cosa llamada ‘sujeto social’. Por tanto, lo justo y lo mejor para todos es distribuir los recursos públicos en los bien llamados ‘derechos sociales’. Por ello esperamos que se incremente el dinero público en la salud de los mexicanos, que hasta ahora no ha ocurrido. Aplaudimos que se contrate más personal, pero no debe ser eventual, debe ser permanente. Y sobre todo porque los factores de riesgo son crónicos: obesidad, tabaquismo, hipertensión, diabetes, etc. Se requiere personal permanentemente. Se necesita invertir en la salud de los mexicanos en serio: no de forma eventual. Ahora mismo se gasta más en militares que en doctores. Ojalá, después de esta pandemia todo eso cambie.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ