México, primer lugar en embarazo adolescente en Latinoamérica: Inegi

México, primer lugar en embarazo adolescente en Latinoamérica: Inegi
Zacatecas se suma a las demarcaciones con mayores índices de madres adolescentes ■ FOTO: LA JORNADA ZACATECAS

■ En la entidad, niñas y jóvenes, desde los 10 a los 19 años, se convirtieron en madres

■ Lamenta madre soltera la poca información en temas sexuales que se da en el país

 

Según cifras de la Dirección General de Información en la Salud (DGIS), desde el 2018 hasta el 30 de abril del presente año, en Zacatecas 210 niñas, de entre 10 y 14 años, se han convertido en madres, de igual modo 7 mil 317 jóvenes de entre 15 y 19 años, colocando así al estado en una de las demarcaciones con mayores índices de madres adolescentes, acompañada de los estados de Guerrero y Chiapas.

Las tasas de nacimientos que se registraron en estos estados por cada mil mujeres en edad reproductiva en 2018 fueron Chiapas con 89.4; Guerrero, con 78.8, y Zacatecas con 77.4, mientras que la media del país fue de 63.5. Además, las que reportaron las tasas más bajas fueron Ciudad de México, Colima y Veracruz con 44.6, 54.8 y 54.9, respectivamente, aseguró el Instituto Nacional Estadística y Geografía (Inegi).

Según las estadísticas de natalicios de este órgano, se señala que en el país las niñas y adolescentes de entre 10 y 14 años que se convirtieron en madres reportaron que el padre tenía entre 18 y 78 años, y que México es el primer lugar en embarazo adolescente en Latinoamérica y el segundo a nivel mundial, después de EU.

Maternidad sin romantización
Alma Karen de 32 años, originaria del municipio de Jiménez del Teul, narró a La Jornada Zacatecas que pese a que nunca le ha pasado por la mente arrepentirse de haber sido madre tan joven, la maternidad ha sido un camino difícil en el que no todo es risa y alegrías como se muestra en la vida.

“Yo tenía 16 años cuando me entero que estoy embarazada, y aunque estaba muy chiquita, mi hija fue deseada y nunca me he arrepentido por tomar esa responsabilidad, pero sí tengo que reconocer que se me ha truncado un poco la vida en todo los sentidos, en el personal, amoroso, profesional y demás”, dijo.

Contó durante la entrevista que creció en una familia disfuncional de 6 integrantes en la que el padre viajaba por periodos largos a Estados Unidos y sólo lo veían por temporadas cortas, mientras que su madre educaba a base de golpes a ella y sus hermanos, “yo en específico fui muy golpeada por mi mamá y siempre me decía que porque era la que más se parecía a mi papá, me agarraba por cualquier pretexto, me pegaba con lo que se encontraba, con varas, con la mano y hasta con la cuarta con esas que les pegan a los caballos”.

Relató que a los 13 años se enamoró de un hombre 6 años mayor que ella con el que salió durante 3 años a escondidas de su familia, pues estaba segura de que su madre se opondría y reaccionaria de manera violenta si se lo contaba. Señaló que con el paso del tiempo se enteró que ella y su entonces novio eran primos lejanos “eso pasa muy seguido allá, Jiménez es muy chiquito y todos son familia de todos”.

Alma dijo que ya era tarde, pues ya tenía uno o dos meses de embarazo y destacó que en ese momento no sabía qué hacer y aunque todos en su familia le dieron la espalda nunca le pasó por la mente abortar, por lo que decidieron ella y su pareja mudarse a Zacatecas a probar suerte.

Mencionó que la maternidad ha sido una etapa difícil, porque la prioridades cambian abruptamente, ha dejado muchos sueños de lado y oportunidades que la vida le ha presentado, tanto profesionales como personales. Señaló que aunque poco a poco ha ido saliendo adelante, la vida la separó de quien creía que sería su compañero de vida.

Aseguró que en la vida profesional con mucho esfuerzo terminó la carrera de Psicología dos años después que sus compañeros de generación, que al estar sola y no tener apoyo de nadie, en varias ocasiones tuvo que llevar a su bebé de meses a las clases, que gran parte de los días del año se la pasaba haciendo rifas o vendiendo las pocas joyas de oro que tenía para poder darle de comer y satisfacer las necesidades de su hija.

“La verdad para mí la etapa de embarazo y la maternidad fue muy complicada, yo creo que por que era muy chiquita, estaba asustada, sola y aparte no sabía nada de cómo ser mamá. No tenía dinero y lo poco que salía era para la bebé. Durante el embarazo se me caía el cabello, la muelas se me pulverizaron y cuando di a luz padecí depresión post parto”, dijo.

Agregó que en lo personal sus prioridades han tenido que cambiar en todo los aspectos, ya que se tiene que adaptar a los horarios y necesidades de su hija y que se ha cerrado completamente al amor puesto que a gran parte de los hombres con los que ha salido no les agrada que tenga una hija.

Finalmente lamentó que no se brinde una educación sexual para niñas y niños, que se deje tan a la deriva a la infancia y juventud en estos temas, que no se les informe o motive por sobresalir con la educación y a buscar otros caminos.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ