¿Cómo fortalecer la economía ante la pandemia?

¿Cómo fortalecer la economía ante la pandemia?

Los impactos esperados en la economía mexicana a causa de la pandemia ocasionada por el coronavirus (COVID – 19) son alarmantes, ya que según analistas consultados por el Banco de México (Banxico), la contracción en 2020 será del 7.27 por ciento y una pérdida de aproximadamente 693 mil empleos. Entre los factores vinculados a la desaceleración se encuentran las condiciones económicas externas e internas, como un débil mercado interno así como una gran incertidumbre política. Ante este escenario, surge una gran interrogante acerca de cómo construir una economía más sólida y con capacidad de hacer frente a la crisis; en este sentido, la economía social es una opción a considerar por diversos factores.

De acuerdo con la Secretaría del Bienestar, la economía social consiste en el conjunto de acciones realizadas por empresas, cajas de ahorro y cooperativas, que buscan a través del trabajo colaborativo, una transformación social. Bajo este paradigma económico se generan relaciones de solidaridad, confianza, espíritu comunitario y participación de la sociedad en el fortalecimiento de procesos de integración productiva, además de contribuir a la disminución de desigualdades sociales. Cabe destacar que aquí la propiedad es conjunta o común, lo que incentiva la búsqueda de un equilibrio entre resultados económicos y objetivos sociales; asimismo, los beneficios de este modelo económico se ven reflejados en el territorio donde se aplique. Es aquí donde las empresas de carácter social, mejor conocidas como cooperativas, entran en juego al tener como objetivo la satisfacción de necesidades de los socios o miembros, sobre la meta de maximizar la rentabilidad de los inversionistas. De acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo (OIT) este tipo de empresas favorece una economía centrada en las personas, y son capaces de promover el cuidado del medio ambiente y un crecimiento económico justo en el territorio donde se localizan, razón por la que las cooperativas son cada vez más importantes para el desarrollo sostenible.

Ante la pandemia desatada por el COVID – 19, las cooperativas pueden ser una buena alternativa para México, donde la desigualdad social es muy alta y donde el confinamiento no es una opción para la mayoría de la población, pues el 56 por ciento de la población económicamente activa labora en la economía informal con una gran precariedad, al no contar con prestaciones sociales y viviendo al día. Según la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), el cooperativismo puede contribuir en la construcción de un mejor futuro y en la reducción de la pobreza y la marginalización, al generar empleo productivo, aumentar la competitividad, facilitar la educación ambiental, crear nuevos canales de distribución, aprovechamiento de experiencias y conocimientos locales, injerencia en decisiones estatales, satisfacción de necesidades básicas y constituir áreas protegidas. Lo anterior está vinculado tanto a la protección del medio ambiente como al bienestar de las personas, por ejemplo, la FAO refiere que el cooperativismo ha sido capaz de combatir la deforestación en las regiones boscosas al reducir la pobreza, con base en el autoempleo, la inclusión al sistema productivo de grupos marginalizados y la conciencia colectiva del cuidado del medio ambiente; lo que deriva en una mejora de sus condiciones sociales. Además, de acuerdo con la OIT, en materia de creación de empleo las cooperativas tienen un papel importante, pues al 2015 estas empresas daban trabajo a más de 100 millones de personas en el mundo. Por último, su contribución a la economía tiene un potencial considerable, según cifras el Instituto Nacional de Economía Social (INAES), en el 2014 en Finlandia las cooperativas generaron 21 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), tenían una participación de mercado del 74 por ciento en el sector de alimentos, 96 por ciento de los lácteos, 50 por ciento de los huevos y 34 por ciento de la producción forestal.

En el marco de la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible los cuales fueron asumidos por México, las cooperativas deben de tener un rol cada vez más importante en el equilibrio económico, social, ambiental y de reducción de la pobreza. El cooperativismo es compatible con la esencia de la Agenda 2030, sobre todo con el principio de “no dejar a nadie atrás”, al incorporar a nivel local las dimensiones social, ambiental y económica en la toma de decisiones, que son factores fundamentales para contar con una economía resiliente a las crisis y a su vez respetuosa con la naturaleza, lo que limitará incluso el surgimiento de nuevas pandemias.

[email protected]

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ