¡Jugar a ganar al Covid-19!

¡Jugar a ganar al Covid-19!

El anuncio de la suspensión de clases en México, pareció ser el banderazo de salida de varias crisis de carácter nacional, la económica, la sanitaria, la social, la de movilidad y la de los medios de comunicación que generan en la población miedo, preocupación y ansiedad. Una coincidencia desafortunada para el sector educativo.

Gran parte de la percepción generada en la sociedad es gracias al poder de penetración de los medios de información, a través de Internet estos influyen en el imaginario colectivo; ocupan los vacíos dejados por los gobiernos en las redes sociales y de comunicación electrónica masiva, pareciera les gusta exacerbar el miedo, la credibilidad y confianza en las instituciones gubernamentales, con noticias falsas, pseudoanálisis y relatos tendenciosos, la mayoría siguen alentando a la población mexicana a creer en mentiras, beneficiando comportamientos extremos los cuales nada ayudan al cumplimiento de normas, la primer tarea de los tres gobiernos (federal, estatal y municipal) es lograr la confianza de la sociedad, pero esta debe ser ganada.

Hoy en día, la accesibilidad a contenidos informativos, así como su inmediatez y volumen, no tiene precedente, se conoce el dato siguiente: cada día el ser humano promedio consume más noticias en la internet que, prácticamente, en los medios de prensa (radio, televisión o periódico) tradicionales.

La crisis de la pandemia del COVID 19 ha puesto al descubierto el enorme déficit de preparación en comunicación de los gobiernos en el mundo, ante una situación de incertidumbre y carga emocional excesiva, con afectaciones al razonamiento, la reflexión y la toma de decisiones personanles, sociales y familiares.

La desinformación es, en realidad, la más preocupante epidemia, en palabras de Steve Tesich,  estamos en la era de la post verdad, donde el engaño cada vez es más frecuente en el mundo, por supuesto, impulsado por los medios. “Post-truth” fue nombrada palabra del año según el Diccionario de Oxford.

Las formas tradicionales de periodismo pierden peso frente al auge de nuevos canales de comunicación como los blog personales, Youtube, la mensajería instantánea como Whatsapp, Instagram, LinkedIn y Facebook Messenger, Google, Pinterest, Snapchat o Twitter.

Nunca habíamos tenido este volumen de información, a tan fácil alcance, estamos hiperconectados, con una polarización e incapacidad de escuchar la opinión del otro, llevándonos a un estadío en el que la opinión pública no se forma, sino se deforma, con numerosas post verdades (virus de la manipulación), con demasiada información sin filtrar y generadora de caos en lugar de orden y conocimiento.

La post verdad consiste en la relativización de la veracidad, en la banalización de la objetividad de los datos y la supremacía del discurso emotivo sobre la razón, el estomago decide en lugar del cerebro.

La información formal a través de la Organización de Naciones Unidas (ONU) notifica: la crisis del COVID19 es una llamada de alerta sin precedentes.

Necesitamos hacer de la recuperación una verdadera oportunidad para construir un futuro mejor.

Con el inicio de la pandemia, a los deportistas y la sociedad en general nos surgieron muchas preguntas y pocas respuestas, por pensar globalmente y actuar localmente, la llamada glocalización.

La pandemia del COVID 19 llegó con una oleada más grande y fuerte que la de la ola verde de Cuyutlán, Colima, con información formal – científica e informal y fake news desde la ciencia.

¿Quiénes sobrevivirán a esta gran hecatombe de pérdida de vidas?

Los más preparados, los más inteligentes, los más ricos, los políticos, los asistentes a misa, los chairos o los fifís, o mis amigos los deportistas fuertes, rápidos y altos.

Lamento decirles, no será así, en el proceso de selección natural sobreviven aquellos con una mayor capacidad de adaptación, no los más fuertes o inteligentes.

Sobreviven “los más flexibles y adaptables a los cambios”, mejor dicho, de otra manera: la ignorancia mata más.

La impaciencia fue la causa de la expulsión del paraíso, la impaciencia aumenta la precipitación y, por lo tanto, el número de errores, hasta llegar a la muerte, la paciencia es amarga, pero sus frutos son dulces.

La decisión tomada ahora en lo personal y familiar modelará nuestros próximos años, igual sucederá con el accionar del gobierno.

Los problemas de hoy en el mundo, se derivan de las decisiones que hemos tomado en el pasado.

El Comité Olímpico Mexicano decidió y adopto una posición, la de concientizar con responsabilidad a sus deportistas con información y certidumbre derivada de la información científica disponible acerca del COVID 19.

Al estar el deporte y nuestro planeta paralizado o en pausa obligada, el Comité Olímpico Internacional (COI) a través de su presidente Thomas Bach actualizó su página web con una guía sobre el COVID 19, virus sin fronteras en el mundo ni límites para desplazarse en aviones, camiones, trenes, barcos y automóviles; el COI compartió la guía con consejos para prevenir la enfermedad con una carta a los deportistas olímpicos, todo está por hacer en el mundo del deporte, necesitamos regresar y cambiarlo todo.

La revista estadounidense Foreing Policy aseugura esta pandemia cambiará el mundo para siempre.

Muchas cosas de nuestra vida se van a reformatear, recordar a FROYFEL que mucho me decía que hay que dar tiempo al tiempo haciendo caminos, … en este duro camino aprendamos de lo malo y bueno que nos está sucediendo, de la misma manera que aprendemos haciendo camino al andar, con una suerte de futuro distópico.

Post scriptum:

El hoy ya no es lo que pensábamos ayer, el futuro pensado ayer, ya es pasado, se fue con la llegada del COVID 19.

¡Espero verlos mañana…!

*Miembro de la Academia Mexicana de Educación

Internal commission: Physical Education Observatory (FIEP)

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ