Terco

Terco

La Gualdra 430 / Río de palabras

 

 

Terco, dice usted que soy terco… en verdad sí lo soy, demasiado. No puedo negárselo, pero quiero que sepa que si soy así no es porque yo me lo haya propuesto, así como por voluntad propia. No, así nací: terco. Mi madre, si no estuviera en el cielo podría comprobar lo que le digo, desde que estaba en su vientre soy un terco. Muchas veces pensó que ya estaba muerto pues en mi terquedad, ya desde ese tiempo, me negaba a moverme. Cuando nací, y pensaron qué nombre ponerme, tuvo el padre que echarme agua tres veces, pues cuando querían asignarme un nombre chillaba y pataleaba como endemoniado, hasta que me pusieron el nombre correcto. También me contaba ella que nunca quería salir de la escuela hasta que no me salieran las planas de letras parejitas y sin tachones. La pobre pensó que por mi terquedad llegaría muy lejos y véame aquí detrás de este escritorio, poniendo sellos, por terco. Ya ve, usted mismo me lo ha dicho: Maldito viejo terco. Efectivamente, pero debo aclararle que desde mi punto de vista su insulto no tiene efecto; para mí la terquedad no es un defecto, porque soy terco, pero no necio. Así que a pesar de lo que piense y a pesar de lo que diga, aquí lo espero mañana con sus papeles completos, recuerde, si no los trae todos no le pondrá su sello este viejo terco.

 

 

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ