El arte de gobernar en tiempo de buitres

El arte de gobernar en tiempo de buitres

Desde el sexenio de Felipe Calderón México se encuentra en una crisis derivada de la corrupción y que sin duda ha impactado desde aquel entonces en la vida económica, social, política e institucional del país. La economía sufre altas y bajas, sumando la crisis a nivel internacional que aporta para que ésta se refleje con mayor fuerza en nuestra nación sumando la fragilidad institucional derivada de años y años de haber fortalecido la corrupción en todos los niveles y poderes de gobierno; a nivel social, ha impactado en la vida de los mexicanos, corrompiendo el tejido social y fracturando al núcleo de nuestra sociedad: la familia.

En el ámbito político ha perjudicado más de lo que nos han querido permitir ver, nuestra clase política se convirtió en la peor que ha existido en la historia del país, desde personajes obsesionados con el poder que han hecho de todo para obtenerlo como el imponer a sus familiares en otros cargos de representación o como funcionarios con tal de lograr operar con el dinero público que los mismos administran; otros actores políticos que cuya única ambición es el lograr un estatus social “mejor” a través de cargos y del dinero que de los mismos utilizan para beneficio personal; otros cuya única aportación es el del golpeteo político sin importar la inmoralidad del mismo.

Todos tipos de actores políticos fueron arrojados durante años de gobiernos neoliberales, forjados por un único interés: hacerse de algo de poder para poder lucrar con el mismo. Durante años esta clase política nos ha representado en todos los niveles, si bien no me atrevería a generalizar pues en todos los proyectos y partidos existen aún personajes valiosos, una gran mayoría se ha caracterizado por dicha forma de hacer política.

El proyecto de la cuarta transformación y la administración del Presidente López Obrador no se ha librado de la misma, desde el inicio de su movimiento han existido diferencias al interior del mismo, algunos han aguantado para evitar que dichas diferencias impactaran en el aquel encantes líder del proyecto. Hoy en día una gran cantidad de críticas al gobierno han nacido de los nombramientos a personajes cuya moral fue puesta en duda por sus antecedentes en la vida publica del país.

En la actualidad el Presidente ha demostrado todo un arte al momento de gobernar, sobre todo por ser tiempos de buitres, ha evadido la gran mayoría de los ataques desde que rindió protesta, la inexperta oposición no ha logrado encontrar un rumbo para consolidarse como tal, por el contrario han optado por convertirse en una clase política sin propuesta, sin líder y sin rumbo alguno que el atacar de toda forma posible al Presidente y a lo que representa, buscando deslegitimar sus acciones y su gobierno, sin importar caer en fake news o señalamientos violentos.

Gobernar en tiempos de buitres, resulta todo un arte, pues pese a los esfuerzos que realices para beneficiar a la gran mayoría, siempre habrá una minoría que busque atacarte sin fundamento alguno con tal de recuperar el poder perdido. Muchos ciudadanos caen en el juego de estos buitres, muchos de ellos por compartir ideología, otros por ingenuidad derivada de la desinformación y algunos otros con la misma intención de obtener apoyo electoral, sin embargo, resulta una situación muy normal en todo aquel país que se considere democrático. La pluralidad de ideas y la percepción que millones tienen de la realidad permite que algunos se agrupen de un lado y otros en otro.

Andrés Manuel López Obrador ha mostrado entender esta situación, sin embargo, se ha enfocado en gobernar y comunicar para la gran mayoría que lo respalda, para millones de mexicanos que sufren las condiciones de vida que otros gobiernos les proporcionaron, sin importarle el golpeteo político de la oposición. Su estrategia se ha basado en brindar información todos los días a la gran mayoría de mexicanos y no a los grandes medios, empresarios o actores políticos, pues si perdiera su tiempo en ello perdería la oportunidad de gobernar y sentar las bases de un cambio, distrayéndose en tratando de convencer a su oposición de que hace lo correcto, algo que no sucedería por el simple interés que dicha oposición mantiene.

El arte de gobernar en tiempos de buitres resulta complicado porque nunca se les dará gusto, basta con que los mexicanos vean el cambio y lo vivan, que los programas implementados les brinden un respiro y una oportunidad de salir adelante, que los micro y medianos empresarios reciban apoyos y permitan la existencia de sus empresas.

El tiempo brinda siempre la razón, o se la da al proyecto del cambio o a la oposición, ello dependerá de si cambia o no la realidad de los mexicanos.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ