¿Política o politiquería?

¿Política o politiquería?

Nos enfrentamos a los peores momentos de la pandemia en el país. Mientras el contagio empieza a despegarse de su extraño crecimiento cotidiano, las primeras noticias de saturación de hospitales y descontrol del virus aparecen, el gobierno federal parece empeñado en continuar, de alguna forma, en campaña, usando los medios que le alcanzan en esta estrategia, al grado tal, parece, que sí los diarios no reflejan el mensaje, el Poder Ejecutivo está dispuesto a usar al Diario Oficial de la Federación, con este fin (me refiero por supuesto al Decreto del día 23 de abril, al que el experto en derecho administrativo, José Roldán Xopa, se ha referido como “mezcla de Decreto/propuesta/retórica/anuncio de iniciativa de ley”). Mientras el país y todos sus sectores claman por medidas al tamaño del reto, el presidente y su gobierno se mantienen empecinados en su programa político

Por sentido común podría suponerse que un programa que fue ideado con otro diagnóstico, tendría hoy que modificarse o de plano, abandonarse por un programa tan amplio como lo permita el contexto, pero el liderazgo de López Obrador y nuestra muy lenta y, sí, derrotada, oposición, mantienen su atención y disposición a sacar el mayor provecho electoral de la situación, lo que a su vez está generando resultados proporcionalmente opuestos a sus esfuerzos.

Mientras el presidente y su movimiento caen en las encuestas, la tradicional oposición no se recupera, pues se mantiene en el extravío. El extraordinario político que se adaptaba a las circunstancias y se recuperaba de las grandes adversidades, que era AMLO, ha resultado ser un necio invalidado en la que promete ser la crisis más grave en lo que va del siglo en el mundo. La oposición que esperaba un momento para demostrar la necesidad de sus políticos y de la seriedad, de la experiencia, unidad y el profesionalismo como oferta política, no se pone de pie en su postración: no es alternativa a nada.

Quiénes hoy dirigen al país, sea desde el poder o la oposición, no están a la altura del reto que enfrentaremos. No nos alarmemos, antes tampoco lo estuvieron.

Sin embargo, es del todo lamentable ver, cómo mientras la economía retrocede, la preocupación y el miedo aumentan, sin que nuestros problemas constantes descansen (inseguridad, corrupción, impunidad) por un lado los simpatizantes y compañeros de proyecto del presidente (comenzando por el mismo) parecen más preocupados en reducir el impacto de su manejo de la crisis en las encuestas que en mejorar ese manejo y la comunicación que ésta haciendo del mismo. A su vez, la oposición, reducida, no atina a forjar una alianza sólida y concreta con los sectores más golpeados por los errores, incorregibles por terquedad, de la estrategia del gobierno. No hay para dónde hacerse.

No es una novedad que la politiquería es una costumbre que se ha venido a instalar como práctica inherente a nuestra vida pública, pero también es claro que, en momentos de crisis, se requiere la política aquélla que genera unidad, consensos mínimos, y no un consenso maniqueo ni una unidad incondicional. Se requiere en pocas palabras de hacer política, en el más generoso de sus conceptos: el de una pluralidad que desde el poder construye, y no obstruye; que desde la oposición observa y participa, no señala y grita. Política para gestionar la crisis y salir de ésta. Se requiere dejar atrás la politiquería, la que busca el voto o el aplauso, e ir por la política, la que construye en pluralidad.

En momentos de tanta incertidumbre y extravío, no puedo sino recordar una lección aprendida entre soberbia y derrota en mi propia experiencia pública: el primer error que comete generalmente un político es ignorar el sentido común, que, en política, es el menos común de los sentidos.

Nota: politiquear, según la real academia de la lengua, significa: 1. Intervenir o brujulear en política. 2. Tratar de política con superficialidad o ligereza. 3. Hacer política de intrigas y bajezas.

@CarlosETorres_

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ