Empecinamiento

Empecinamiento

La crisis epidémica del covid-19 es considerada como el reto más serio que ha enfrentado la ONU desde que fue fundada. Pandemia que está causando estragos en la salud en México y el mundo y que dará lugar a una crisis económica lleva a los gobiernos a enfrentarse a los desafíos de cuidar que haya menos muertos a la vez que preocuparse por el bajo crecimiento y pérdida de empleos que acarreara.

Ya en plena fase dos, en que los contagios son exponenciales y se multiplican en forma geométrica, el tan esperado mensaje con el informe trimestral que leyó el presidente el domingo de ramos por la tarde, no cubrió las expectativas que de él se esperaban. A nadie más que a sus partidarios quizás, dejó satisfechos. Se esperaba una propuesta que hiciera frente a los problemas que provocará en la economía la pandemia que comienza a agarrar vuelo. Fue más bien un discurso político en el que López Obrador luciendo un nuevo look en su peinado con el copete echado a la izquierda, lado contrario del que acostumbra, sin auditorio, luciendo como un auténtico solitario del Palacio, dijo lo que ya conocíamos, repitió las acciones que en el tiempo que tiene en el cargo ha venido aplicando: becas a niños discapacitados, a estudiantes, a personas mayores, a campesinos que plantan arbolitos y créditos con montos ínfimos casi simbólicos a pequeños comerciantes de la economía informal. Al parecer lo único novedoso fue el apoyo a los pescadores.

De ideas fijas que rayan en el dogmatismo, terco y empecinado como se define, habló de seguir adelante con sus proyectos estrellas como lo son la refinería de Dos bocas, el tren maya, el ferrocarril transistmico y el nuevo aeropuerto de Santa Lucia. Con estos proyectos se propone generar dos millones de empleos, meta que todo mundo pone en duda, AMLO sigue y se morirá con la suya. Su prioridad son los pobres. Los grandes olvidados son los mexicanos que generan la mayor parte de la riqueza y empleos. En otras palabras la parte productiva que genera impuestos con los que se subsidia al pobrerío improductivo sujeto a los lazos clientelares. Nos referimos a los pequeños y medianos empresarios que al no disponer del diferimiento de créditos y pago de impuestos tendrán problemas para pagar a sus empleados y se verán obligados a realizar despidos. Probablemente el tabasqueño al dejarlos fuera de los apoyos asistenciales estará pensando que dichos empresarios han acumulado ganancias y tienen su guardadito para sobrellevar la crisis. Con sus declaraciones da a entender que al auxiliarlos estaría propiciando un nuevo rescate, otro fobaproa. Muy fiel a su espejo diario y estilo, el sello que lo distingue es esa mezcla de optimismo y voluntarismo. De ahí su empecinamiento y terquedad de la que se enorgullece.

Lo que la sociedad civil y política esperaba escuchar del presidente era la convocatoria para un acuerdo y un pacto con la sociedad, no solo con una parte de ella, para hacer frente a la emergencia. Un plan distinto a los programas que anuncio y que fue lo mismo que ha venido haciendo desde su arribo al poder.

Lo que veremos más que un plan de reactivación económica y protección de la economía y el empleo son acciones clientelares para proteger los modestos ingresos de los sectores más vulnerables, lo que sin dejar d ser importante no es suficiente para el futuro inmediato que nos espera.

Ya veremos cómo salimos cuando termine la contingencia. Superada esta podremos saber cuál será la dimensión de las ruinas económicas y sociales que nos trajo el maldito virus incubado misteriosamente en la remota China y cuya propagación ocurre por contagio y sobre el cual aún no hay vacunas. Mientras seguiremos viviendo entre la zozobra y la incertidumbre.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ