Jimena* [primera novela de José Manuel Gómez Soto]

Jimena* [primera novela de José Manuel Gómez Soto]

La Gualdra 427 / Libros

 

 

Leí el libro de José Manuel como quien lee una correspondencia secreta, como un invasor; como el cartero que antes de entregar la carta se atreve a espiar lo que el amante le dice a la amada, es decir, lo que le inspira: todas esas palabras que nos inducen a presentir que lo que leemos no puede suceder en cualquier realidad sino en una donde reina la poesía. Advierto: no hay otra forma de acercarse al relato, el lector tendrá que adentrarse a través del acto poético. Y este acto poético consiste en confrontar una realidad —la nuestra—, contra el lenguaje que el autor maneja por medio de fotogramas. Porque más que palabras y textos hilados lingüísticamente, desciframos imágenes, colores y texturas. Este libro bien podría ser un álbum fotográfico, una galería de imágenes, pero por fortuna esta historia ha sido presentada a través de sintagmas, de nombres, de un nombre: Jimena.

No he olvidado lo que dije en la primera línea de este prólogo, que el texto es una historia de origen: “¿Alguien puede describir con precisión la sensación que se produce cuando dos pares de labios se tocan?”. He ahí el origen. Supongo que así nace, o eso nos hace creer José Manuel, el relato. Nace en cuanto dos se besan y se necesitan. En cuanto ya no es posible entenderse el uno sin el otro, explicarse. Y en cuanto recurren a distintos lenguajes: el oral, el escrito, el fotográfico, para siempre estarse reconociendo. El autor reconoce a Jimena en Jimena cuando la nombra y cuando la toca. Porque tú, lector, tendrás que darte cuenta que las palabras del escritor no son precisamente sonidos o grafías, son caricias, roces, deslizamientos del tacto, alcances de las manos. Tú, lector, tendrás que confrontar el libro como lo que es: un puzle. El rompecabezas que origina la ficción de acercarse a la literatura.

Sinceramente creo que el orden de los textos no resulta trascendental para abordar el libro y su contenido; el lector puede elegir cualquier forma de leerlo. Puede comenzar por el final o por en medio o saltar páginas; optar al azar y jugar a la ruleta rusa. Incluso, cada uno, puede hacer su propia lectura de acuerdo a los textos que haya seleccionado y que haya descartado. Reconozco que esta parte del prólogo puede o no funcionar como instructivo pero pido que no se tome así. Esta parte del prólogo es una sugerencia, una didáctica del método para descifrar lo cifrado por el autor. ¿Y qué es lo que ha cifrado?

Creo que resulta obvio desde el título, lo cifrado es Jimena. Pero más que ella (¿Qué es ella: superheroína, musa, pretexto, detalle, objeto, imagen, símbolo, sonido?), lo cifrado consiste en la experiencia de José Manuel cuando tiene que adentrarse en el mundo. Y la experiencia le dice que la forma de tener a la mujer, la forma real, será a través de recursos que no tengan relación con la presencia física: la escritura, la poesía, la fotografía, el correo. Lo más real de Jimena, de la literatura, en esta ocasión son las palabras.

Ahora, es momento de adentrarte en el texto y de perderte letra por letra, sonido por sonido.

 

 

* Libro editado por Texere.

 

 

 

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra_427

 

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ