■ El Mirador de Heródoto El Día Mundial del Teatro y su celebración desde casa

■ El Mirador de Heródoto El Día Mundial del Teatro y su celebración desde casa

No hay escasez de desafíos para ser enfrentados,
ni contradicciones a ser expuestas y status quo que subvertir.
Pakistaní Shahid Nadeem, dramaturgo.

 

Sin duda alguna, estos han sido días históricos en nuestra BUAZ debido a la pandemia; la gran ventaja es que también podemos hacer historia de una forma grata y memorable, por eso la recomendación es celebrar en casa el Día Mundial del Teatro este viernes 27 de marzo.

Esta conmemoración fue creada en 1961 por el Instituto Internacional del Teatro de la Unesco; se eligió 27 de marzo porque ese día, desde 1954, iniciaba la temporada en el Teatro de las Naciones de París. Por esta razón, cada año, y en todo el planeta, se celebra la efeméride con una jornada en la que se representan innumerables obras, para grandes y chicos.

Además, se elige a una personalidad del área para dar un mensaje sobre este arte, la cultura y la paz; el 2020 correspondió al dramaturgo Pakistaní Shahid Nadeem. A continuación citaré un fragmento.

“A veces nos decimos en broma: ‘los malos momentos son buenos para el teatro’. No hay escasez de desafíos para ser enfrentados, ni contradicciones a ser expuestas y status quo que subvertir. Mi grupo de teatro Ajoka y yo hemos estado caminando por la cuerda floja por más de 36 años. De hecho, el estar en la cuerda floja, mantener el equilibrio entre entretenimiento y educación, entre investigar y aprender del pasado y prepararse para el futuro, entre la libre expresión creativa y los enfrentamientos aventureros con la autoridad, entre el teatro socialmente crítico y teatro financieramente viable, entre llegar a las masas y estar a la vanguardia: uno puede decir que un creador de teatro tiene que saber conjurar, ser un mago”.

La historia del teatro en nuestra universidad está ligada a la historia del teatro en Zacatecas, escrita por varios investigadores; sin embargo, en esta ocasión centro los antecedentes en las apreciaciones de Antonio Rocamontes, actual responsable de la Licenciatura en Artes de la UAZ.

La actividad teatral institucional se fortaleció a principios de la década de los 70, por conducto del dramaturgo Alberto Huerta con el Taller Universitario de Teatro, luego denominado Carlos Ancira; Rocamontes explica que al principio, el maestro Huerta se identificó con el teatro del absurdo de Ionesco, aunque con el tiempo se fue entregando a la representación de obras de Samuel Beckett. En la primera mitad de los 80 el taller recibió la influencia del método de entrenamiento actoral de Jerzy Grotowsky, además de que dedicaba una parte importante de la enseñanza al análisis de textos.

En esa misma década, también participó José Baez, quien dirigía los ensayos acompañado de un látigo y el método de “El teatro pobre”. Aunque su presencia fue breve, realizó el montaje de “Ya no hay firmamento”, de Antonin Artaud, obra que representó a Zacatecas en una Muestra Nacional de Teatro en la ciudad de Monterrey.

Es en los 90 cuando nuestro compañero y fuente principal para este artículo se incorpora a la Universidad; como discípulo del finado Alejandro Santiex, el maestro Rocamontes fundó el Laboratorio de Investigaciones Teatrales (LITUAZ), agrupación que también logró representar a Zacatecas en una Muestra Nacional de Teatro.

Parte de su huella en la BUAZ ha quedado plasmada como promotor de festivales universitarios a nivel medio superior y superior; además, luego de la desaparición del Laboratorio, creó el grupo Camaleón, heredado al maestro Efraín Martínez de Luna, quien trabajó bajo el auspicio de la Universidad por varios años. También en los 90, Rocamontes fundó la Compañía Rocamontes-Morales, que dirigió a lado de Juanita Morales; fue así que creó para radio y teatro Tano el Gusano, un personaje muy querido por la comunidad zacatecana.

En los albores del siglo XXI, durante cerca de una década se trabajó intensamente desde la UAZ en la conformación de una opción académica universitaria que ofreciera Teatro, pero también áreas como artes visuales, educación artística y teoría del arte, entonces nació la Licenciatura en Artes de la UAZ. Actualmente, la UA de Artes tiene la Compañía Universitaria de Artes Escénicas, integrada por sus alumnos.

Luego de resumir esta línea del tiempo en la trayectoria de nuestra universidad, damos pie a las recomendaciones del qué hacer en este tiempo de quedarse en casa para celebrar el Día Mundial del Teatro.

No desaprovechemos la oportunidad de disfrutar alguna obra de teatro en los portales que ofrecen este servicio gratuito para facilitar el entretenimiento sin ignorar las recomendaciones sanitarias; además de YouTube, los siguientes sitios tienen varias alternativas para elegir www.espectaculosbcn.com/ver-teatro-online-y-gratis/ y www.guiadelocio.com/a-fondo/10-opciones-para-ver-obras-de-teatro-por-internet-desde-casa.

Otra propuesta es leer teatro. Vale la pena considerar grandes obras como “Romeo y Julieta”; “Sueño de una noche de verano” y “Hamlet”, de William Shakespeare; “Tartufo”, de Molière; “La casa de Bernarda Alba”, de Federico García Lorca; “Don Juan Tenorio”, de José Zorrilla; “La vida es sueño” y “El alcalde de Zalamea”, de Pedro Calderón de la Barca; “Fuente ovejuna”, de Lope de Vega; y “Tres sombreros de copa”, de Miguel Mihura. No por nada estas piezas están consideradas en varios sitios como las mejores obras de teatro de la historia.

Entonces, celebremos el Día Mundial del Teatro desde casa, nuestra escuela fundamental.

Así se observa el mundo desde el Mirador de Heródoto. ■

*Cronista de la UAZ
[email protected]
[email protected]

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ